Día Mundial del Asma

Día Mundial del Asma

El tres de mayo se recuerda esta patología que afecta tantos a los adultos como a los niños, lo que resulta en una carga económica y sanitaria para los sistemas de atención en salud. El asma bronquial se define como un trastorno inflamatorio de las vías aéreas, crónico y persistente, en que intervienen varios tipos de células del sistema inmune como mastocitos, eosinófilos y linfocitos T. Se producen ataques recurrentes de sibilancias, disnea y tos, durante la noche y en la mañana. Existe una alta variabilidad en lo relacionado con factores ambientales. El origen del asma es desconocido. Hay varias hipótesis que no son excluyentes y reflejan distintas maneras de interpretar las evidencias clínicas e histopatológicas. La idea más aceptada es que la hiper-reactividad bronquial se deriva de la inflamación inducida por una reacción alérgica crónica que acompaña a la mayoría de los casos del asma.

ESTÍMULOS

específicos:
· pólenes – dermatofagoides
· caspas de animales – hongos
· tartrazina y preservativos de alimentos

inespecíficos:
· humo del tabaco, solventes y otros agentes químicos domésticos
· productos de combustión intra-domiciliaria, aire frío y ejercicio
· contaminación atmosférica, infecciones respiratorias
· medicamentos: beta-bloqueadores, anti-inflamatorios no esteroides, morfina y codeína (que causan degranulación de mastocitos)

DIAGNÓSTICO

· Historia clínica y auscultación.
· Pruebas complementarias:

Espirometría forzada: curva de volumen/ tiempo a partir de una inspiración máxima; se debe repetir la espirometría a los quince minutos de administrar salbutamol. Si el FEV1 aumenta ≥15% (y 200 ml) tras prueba de tratamiento con esteroides orales (previo igual aumento con el salbutamol) o disminuye ≥15% a los seis minutos de iniciar un ejercicio, el diagnóstico de asma es muy probable.

Medición del flujo espiratorio máximo (FEM): máximo flujo alcanzado con una espiración. La monitorización del FEM en casa es una prueba de gran valor para el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con asma. Una variación diurna ≥20% en tres días a la semana, por al menos dos semanas sugiere diagnóstico de asma.

Pruebas de laboratorio: determinación de eosinófilos en sangre y esputo (pueden estar elevados) e Ig E específica en algunos casos.

Radiografías: la de tórax habitualmente es normal en los asmáticos, pero puede descartar otras patologías; la de senos para-nasales puede mostrar sinusitis, causa común de tos prolongada y ésta es frecuente en pacientes con asma.

Pruebas alérgicas cutáneas (técnica de Prick) permiten determinar la posible sensibilización a los neumo-alérgenos más frecuentes.

El diagnóstico de asma en pediatría se basa en la clínica. En niños mayores siete años, los estudios de función pulmonar la corroboran.
· Casi todos los niños y adolescentes puede ser atendidos por médicos generales.
· Siempre debe hacerse estudio de sensibilización a neumo-alergenos; en lactantes y preescolares también a alergenos alimentarios
· El tratamiento se basa en evitar factores desencadenantes (frío, ejercicio, ácaros y pólenes), tratamiento anti-inflamatorio de fondo y medicación broncodilatadora de rescate
· Los niños, desde lactantes, deben ser entrenados en el uso de los inhaladores
· La educación es clave para promover una mayor responsabilidad familiar en el control de la enfermedad

En la mayoría de los casos pediátricos hay antecedentes familiares o personales de dermatitis atópica, rinitis alérgica o familiares con asma bronquial, lo que sugiere un gran componente de susceptibilidad genética asociado a factores ambientales que desencadenan la enfermedad.
Un 20% de los niños son asmáticos y también un 5% de los adultos. La mortalidad es de un 0,03% anual.

TRATAMIENTO

Asma leve intermitente (síntomas menos de dos veces a la semana, más de dos ataques nocturnos al mes, función pulmonar normal)
· Eliminar hábito de fumar
· Higiene ambiental
· No necesita medicamentos diarios
· Beta-2 de acción corta, según síntomas: menos de tres inhalaciones por semana (de rescate)

Asma leve persistente (Puede afectar la actividad habitual, síntomas > 2 veces/semana, nocturnos > 2 veces/ mes, función pulmonar normal, variabilidad FEM 20-30%)
· Esteroide inhalado (< 500 mcg/día)
· Beta-2 de larga duración (síntomas nocturnos)
· Antagonistas de los leucotrienos (montelukast o zafirlukast) pueden usarse en algunos casos como alternativa o en otros de manera complementaria

Asma moderada persistente (Afecta a la actividad diaria, síntomas nocturnos > 1 vez /semana, función pulmonar: FEV1 o FEM> 60 % y < 80%, variabilidad FEM >30%
· Esteroide inhalado (500-1200 mcg/día) y
· Beta-adrenérgico de larga duración
· Beta-2 de corta duración a demanda (máximo 3-4 veces/ día)

Asma grave persistente (Síntomas continuos, vida diaria muy alterada, síntomas todas las noches, función pulmonar: FEV1 o FEM< 60 %, variabilidad FEM >30%
· Esteroide inhalado (1200-4000 mcg/día)
· Beta-adrenérgico de larga duración
· Esteroide oral a la mínima dosis posible para controlar síntomas
· Teofilina retard (en algunos casos)
· Ipratropio inhalado (en ancianos)
· Un antagonista de los leucotrienos con evaluación de su efecto (respuesta favorable en 3-4 semanas de tratamiento)

Referencias

Chalhub M, Saldías F. Temas de Medicina Interna, Universidad de Chile, abril 2001.
Díaz Carlos A. Pediatra. 10/02/2003 Guías Clínicas 2003; 3 (4) https://www.respirar.org
Louro A. Asma bronquial en adultos www.fisterra.com/guias2/asma.htm
National Heart, Lung, and Blood Institute. Expert Panel Report two: guidelines for the diagnosis and management of asthma. 1997

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!