Detección del Cáncer de Mama

Detección del Cáncer de Mama

Seattle. Las más importantes organizaciones médicas de los Estados Unidos recomiendan el uso rutinario del tamizaje anual de cáncer de mama por medio de la mamografía en mujeres mayores de cuarenta años, informó un grupo de investigadoras de las universidades de Washington, Pennsylvania y Harvard, lideradas por Joan G. Elmore, quienes realizaron un meta-análisis de todos los artículos publicados en inglés sobre este tema, comparando el valor de la mamografía –el mejor examen para detectar dicha patología- con la autoexploración, la resonancia magnética, el ultrasonido o la mamografía digital. La mamografía de tamizaje reduce la mortalidad por cáncer de seno entre un veinte y un treinta y cinco por ciento de las mujeres entre cincuenta y sesenta y nueve años y algo menos en las de la década anterior, como se confirmó en un seguimiento por catorce años. Sin embargo, un noventa y cinco por ciento de las pacientes que tienen anormalidades en la mamografía no tienen cáncer de seno, cuando se tiene en cuenta la edad de la paciente y la categoría de valoración que el radiólogo le asigna. La efectividad del examen realizado por el médico o la del auto-examen es menor. En cuanto a la autoexploración, ninguno de los ensayos clínicos ha demostrado que esta opción reduzca la mortalidad por cáncer de mama, mientras que incrementa el número de biopsias por falsas sospechas. La resonancia magnética se está estudiando para mujeres con alto riesgo de desarrollar un tumor, o para quienes la mamografía no ofrece imágenes concluyentes, pero es dudoso que su uso pueda llegar a extenderse a la población general, pues cuesta diez veces más que la mamografía tradicional. El ultrasonido por otro lado es capaz de detectar tres o cuatro tumores adicionales por cada mil mujeres de grupos de riesgo, pero tiene un mayor porcentaje de falsos positivos. Finalmente están las mamografías digitales, que permiten obtener imágenes de alta resolución que los radiólogos pueden observar, modificar o ampliar sin necesidad de dosis adicionales de radiación. Son de ayuda en el diagnóstico más no en el tamizaje, por su alto costo.

Precisamente por la menor relación costo-beneficio de la mamografía anual en las mujeres entre los cuarenta y los cincuenta años, el sistema británico de salud autoriza este procedimiento como rutina sólo a partir de los cincuenta años.

Elmore JG et al. Screening for breast cancer. JAMA.2005; 293:1245-1256.

Consulte sobre los Test Diagnósticos del Cáncer de Mama

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!