La Intervención de los Factores de Riesgo

Al evaluar los factores de riesgo se deben clasificar en factores propios del comportamiento del adolescente y factores relacionados con el entorno.

Los factores relacionados con el comportamiento se deben intervenir en forma individual o grupal una vez establecida el área de riesgo: salud mental, sexualidad, educación, nutrición, también pueden ser múltiples áreas. En todos los casos se debe ofrecer el manejo conjunto de los factores de riesgo en el nivel en que se detectan o en un nivel superior.

Las mujeres que realizan el autoexamen deben conocer el riesgo de obtener resultados falsos positivos con el consecuente riesgo de recibir tratamientos innecesarios.

Los factores relacionados con el entorno también deben ser analizados por áreas específicas:

familia, colegio, pares, etc., la intervención, igualmente, debe planearse de manera conjunta para que los actores participen en la solución y se realicen acciones coordinadas

• Tratamientos

Tratamiento médico o quirúrgico, tratamiento sicológico o combinaciones de múltiples esquemas en los casos que sean necesarios y los respectivos controles

• Remisiones o interconsultas

Se deben hacer las remisiones para valoración de agudeza visual, salud oral y las demás que se consideren necesarias, al igual que solicitar las interconsultas con los especialistas o grupos de tratamiento interdisciplinarios que sean necesarios.

Se debe aconsejar al adolescente en caso de enfermedades que ameriten un tratamiento en instituciones hospitalarias donde son atendidos adultos

• Esquema de seguimiento y control

Se debe asegurar la continuidad de las consultas de seguimiento e informar sobre las consejerías individuales y grupales.

Estimular al adolescente y su familia o cuidador para pedir una nueva cita y para asistir al servicio cada vez que lo consideren necesario.

Si el adolescente fue remitido a interconsulta o se le inició tratamiento o le solicitaron paraclínicos se debe expedir en forma inmediata la cita de control.

Información y educación

Nivel de evidencia y fuerza de la recomendación: (III C)

Las actividades de información y educación se deben iniciar en el momento en que se establezca el primer contacto con el joven o su familia, posteriormente en la sala de espera debe haber información suficiente de todos los servicios que se le pueden ofrecer al joven, debe haber revistas videos que estimulen al joven y su familia a utilizar los servicios.

Al final de la consulta, igualmente se debe entregar material de lectura y sugerencias que traten los siguientes temas:

• Crecimiento y desarrollo normal en cada etapa de la adolescencia (temprana, media y tardía).

• Autocuidado de la salud

– Hábitos saludables
– Higiene personal
– Hábitos de alimentación y nutrición
– Salud oral
– Recreación, deporte, ocio productivo

• Prevención de accidentes

• Violencia juvenil
• Salud mental
• Violencia sexual
• Sexualidad
• Prevención al uso y abuso de sustancias psicoactivas y tabaco.

Certificado médico de salud para el colegio

El certificado médico escolar debe expedirse luego de realizada la consulta médica anotada, éste debe indicar sobre el estado de normalidad de las condiciones físicas y sicológicas del adolescente o joven detectadas en la consulta.

Si presenta alteraciones en su desarrollo se deben especificar las que puedan interferir con su condición de estudiante con el fin de obtener el apoyo institucional en busca de facilitar las condiciones de infraestructura, disposición logística, administrativa y el apoyo sicosocial que optimicen las condiciones del tratamiento y permitan un adecuado desarrollo del joven en su medio escolar.

Se debe adjuntar información referente a su agudeza visual y auditiva, la salud oral y su hemoclasificación.

Consulta de control de seguimiento y asesoría a adolescentes y jóvenes

Es el conjunto de actividades realizadas por el médico o enfermera a los adolescentes y jóvenes, para hacer seguimiento a su desarrollo y ofrecer asesoría y control en los aspectos que el adolescente y joven lo requiera o en los temas que sean prioritarios de acuerdo con la edad.

Los controles o asesorías se realizarán en forma individual, siguiendo el esquema de actividades de detección temprana de alteraciones en el desarrollo previsto por edad y procedimientos (Tabla 2).

Las consultas de seguimiento o asesoría individual se deben ofrecer a adolescentes y jóvenes que así las soliciten o en quienes se detecten factores de riesgo específicos en la consulta médica o en las dinámicas grupales.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!