Prescripción del Tratamiento de los pacientes con hepatitis C

8. Prescripción del tratamiento

El especialista con la competencia indicada, debe definir y prescribir el esquema de tratamiento, determinando la dosis, duración y necesidad de adición de ribavirina (ver tablas 4, 5, 6 y 7), con base en el genotipo viral (si está disponible), la exposición a tratamientos previos, evidencia de cirrosis y función renal. Se debe evaluar la posible interacción con medicamentos que reciba el paciente, para lo cual se puede consultar el siguiente enlace: http://www.hep-druginteractions.org Para definir el esquema de tratamiento se debe evaluar, de forma secuencial, la indicación de cada esquema (ver tabla 4), siguiendo las líneas especificadas:

  1. SOF + velpatasvir
  2. Grasoprevir + elbasvir
  3. DCV + SOF
  4. LDV + SOF
  5. Glecaprevir + pibrentasvir
  6. PTV + OBV + r + dasabuvir
  7. SOF + velpatasvir + voxilaprevir

La prescripción del esquema se debe hacer con base en el juicio del médico tratante. No obstante, si se prescribe un esquema que no es de primera línea, se debe registrar la justificación de dicha prescripción.

En lugares donde no haya disponibilidad de los especialistas requeridos para la atención del paciente con infección crónica por el VHC, ni sea viable su remisión a instituciones con habilitación para prestar este servicio, se puede implementar la atención por telemedicina como modalidad de prestación del servicio, de acuerdo con la normatividad vigente (Resolución 1448 de 2006 o aquella que la modifique o sustituya).

El médico tratante debe brindar al paciente y sus familiares información detallada sobre la enfermedad, el tratamiento, seguimiento, posibles reacciones adversas a los medicamentos, duración de la terapia e importancia de la adherencia al tratamiento, señales de alarma para consultar por urgencias, y acciones de autocuidado.

(Lea También:Suministro del Tratamiento en la Hepatitis C)

Evaluación del riesgo de no adherencia al tratamiento

Se debe realizar una evaluación del riesgo de no adherencia al tratamiento, considerando como factores de riesgo los siguientes:

  • Primero, No disponer de un cuidador o red de apoyo.
  • Segundo, Hacer parte de una población en condición de vulnerabilidad: usuarios de sustancias psicoactivas o historia de abuso de bebidas alcohólicas, población privada de la libertad, habitantes de calle, pacientes con confección por VIH.
  • Tercero, Tener antecedente de no adherencia a otros tratamientos (p.ej. tuberculosis, VIH, hepatitis C)
  • Cuarto, Tener diagnóstico o sospecha de trastornos psiquiátricos.
  • Quinto, Tener bajos ingresos (ingreso menor que la línea de pobreza monetaria definida por el DANE1).

Los pacientes con factores de riesgo para no adherencia deben ser remitidos a trabajo social para que se realice la intervención para gestión del riesgo, que debe contemplar la inclusión de los pacientes con hepatitis C en los planes, programas y proyectos de protección social de los niveles nacional, departamental o municipal existentes, implementando estrategias de movilización social que apoyen la adherencia del paciente al tratamiento.

Todos los pacientes deben firmar un consentimiento informado antes de iniciar el tratamiento para hepatitis C.

Vía Clínica para Hepatitis C Crónica AQUÍ

Consulta de Prescripción del Tratamiento Hepatitis C

En la consulta de Prescripción del Tratamiento Hepatitis C se debe registrar en la historia clínica la siguiente información:

  • Esquema de tratamiento prescrito
  • Duración del tratamiento
  • Adición de ribavirina, si aplica
  • Justificación de la prescripción de un esquema que no es de primera línea (cuando aplique)
  • Fecha de inicio del tratamiento
  • Riesgo de no adherencia
Ver Más de Guías para Médicos, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!