Evaluación para el Inicio del Tratamiento por el Virus de la Hepatitis C

7. Evaluación para el inicio del tratamiento 

A todos los pacientes con diagnóstico de infección crónica por el virus de la hepatitis C se les debe realizar una evaluación para el inicio del tratamiento. Esta evaluación debe comenzar en la consulta donde se realiza el diagnóstico, solicitando las siguientes pruebas:

  • Cuadro hemático
  • Pruebas de función renal: BUN, creatinina
  • Pruebas de función hepática: AST, ALT, bilirrubina total y directa, fosfatasa alcalina, albúmina, PT, INR
  • ELISA anti VIH, Ags HB, anticore total HB y anti Hbs
  • Ecografía hepática
  • Pruebas de fibrosis hepática:Fibro-Test APRI FID 4 y/o Elastosonografia

En lugares donde no se cuente con la disponibilidad de servicios en capacidad de realizar las pruebas requeridas, se deberá establecer un procedimiento para la remisión de muestras o del paciente (según el caso) a instituciones con habilitación para prestar estos servicios.

Cuando no se cuente con disponibilidad de FibroScan o FibroTest, y la remisión del paciente no sea un procedimiento viable, se puede realizar la evaluación de fibrosis hepática mediante APRI o FIB4.

Luego de la solicitud de las pruebas mencionadas, el paciente debe ser remitido para consulta por un especialista en medicina interna, infectología, gastroenterología o hepatología.

En lugares donde no haya disponibilidad de los especialistas requeridos para la atención del paciente con infección crónica por el VHC, ni sea viable su remisión a instituciones con habilitación para prestar este servicio, se puede implementar la atención por telemedicina como modalidad de prestación del servicio, de acuerdo con la normatividad vigente (Resolución 1448 de 2006 o aquellas que la modifiquen o sustituyan).

(Lea También: Prescripción del Tratamiento de los pacientes con hepatitis C)

Primera consulta con el especialista

La primera consulta con el especialista tiene como objetivo realizar la evaluación para el inicio del tratamiento VHC, y debe incluir:

  • Primero, Valoración de los antecedentes del paciente y de su red de apoyo
  • Segundo, Valoración clínica del paciente
  • Tercero, Evaluación de la presencia de manifestaciones extrahepáticas
  • Cuarto, Evaluación de los resultados de las pruebas previamente solicitadas
  • Quinto, Evaluación de la necesidad de realizar una biopsia hepática
  • Sexto, Determinación del grado de fibrosis hepática
  • Séptimo, Diagnóstico de coinfección por VIH, hepatitis B o hepatitis B – delta.
  • Octavo, Valoración de comorbilidades.
  • Noveno, Evaluación de la ingesta de alcohol
  • Décimo, Reporte de los resultados de las pruebas realizadas al sistema de información de la cuenta de alto costo, incluyendo los resultados de las pruebas de tamización y diagnóstico
Vía Clínica para Hepatitis C Crónica AQUÍ

Historia clínica

En la consulta de evaluación para el inicio del tratamiento VHC se debe registrar en la historia clínica la siguiente información:

  • Primero, Antecedentes médicos como: cirrosis, enfermedad renal crónica, trasplante hepático, reinfección, coinfección con VIH, hepatitis B, hepatitis B-Delta
  • Segundo, Antecedentes de tratamientos previos para VHC: medicamentos, duración, evolución
  • Tercero, Antecedentes farmacológicos
  • Cuarto, Antecedentes toxicológicos
  • Quinto, Valoración social (red de apoyo, condiciones de vulnerabilidad)
  • Sexto, Estadificación del grado de fibrosis hepática
  • Séptimo, Identificación del genotipo (en caso de haberse realizado) y subtipo viral (este último en caso de genotipo 1)
  • Octavo, Resultados de las pruebas de laboratorio e imágenes diagnósticas realizadas
  • Noveno, Resultado de la evaluación de la ingesta de alcohol mediante el instrumento ASSIST (Alcohol, Smoking, and Substance Involvement Screening Test)

Se debe ofrecer una intervención comportamental para la reducción de consumo de alcohol en personas con una ingesta de alcohol de moderada a alta.

Los pacientes que lo requieran, deben ser remitidos a programas específicos para el manejo de coinfecciones u otras comorbilidades.

Se debe definir la necesidad de remitir al paciente a otro especialista para la prescripción del tratamiento para la hepatitis C, de acuerdo con el genotipo viral (en caso de que no haya disponibilidad de medicamentos pangenotípicos y se haya realizado esta prueba) y la presencia de cirrosis descompensada o trasplante hepático.

En la consulta de evaluación para el inicio del tratamiento VHC se debe se debe registrar la información pertinente en el sistema de información de la cuenta de alto costo, utilizando la clasificación del Código Único de Procedimientos en Salud.

El paciente tiene la responsabilidad de asistir a las consultas programadas brindando información veraz y completa que permita a los profesionales de la salud realizar el plan de cuidado de acuerdo a sus necesidades.

Ver Más de Guías para Médicos, CLICK AQUÍ

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!