Variaciones Electrolíticas en Saliva Parotidea en un Grupo de Adolescentes

Dr: GERMAN A. HERNANDEZ L.*

*Profesor titular de la Universidad Nacional de Colombia.
Facuñtad de Odontología.

SUMMARY

On the basis of the well known inter-relation ship between salivary glands and the endocrine sexual system, and according to the important gonadal changes during puberty, an evaluation of the salivary electrolyte variation was made on parotid secretion samples taken from male and female adolescents, following the sexual maturation levels. Important electrolyte changes were found along the adolescence process as well as the rate of parotid salivary flow.

RESUMEN

Con base en la bien conocida relación entre glándulas salivares y el sistema endocrino gonadal, y teniendo en cuenta los cambios importantes de los niveles séricos de hormonas sexuales durante la adolescencia, se hizo una valoración cuantitativa de las variaciones electrolíticas en la saliva parotídea de adolescentes, tanto hombres como mujeres, a fin de analizar posibles variaciones a tono con los grados de maduración sexual. Se encontraron cambios importantes de algunos electrolitos durante la adolescencia lo mismo que en la velocidad del flujo salivar.

I. MARCO TEÓRICO

A. ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LAS GLÁNDULAS SALIVARES

Las glándulas salivares empiezan a aparecer filogénicamente tan sólo a la altura de los anfibios y reptiles y se hallan particularmente bien desarrolladas a partir de los mamíferos inferiores23; son glándulas merocrinas y se les clasifica como mayores v menores por su tamaño y como serosas, mucosas o mixtas según su tipo de secreción; las glándulas salivares menores se subdividen de acuerdo a su localización en labiales, bucales, glosopalatinas, del piso de la boca, linguales y palatinas.

No sobra recordar la subclasificación de las glándulas salivares mayores, a saber: parótidas, submandibulares y sublinguales.

En humanos, los componentes de las glándulas salivares mayares son los siguientes:

a. Conductos y túbulos.
b. Células secretoras.
c. Tejido conjuntivo (cápsula, tejido conjuntivo propiamente dicho y su contenido de vasos y nervios).

El item a) arriba enumerado habla de conductos y túbulos; este último término representa una innovación de quien esto escribe, por cuanto al sistema excretor de las glándulas salivares no sólo constituye un medio de transporte (lo que merece nombre de conducto) sino también en algunos segmentos le aprecian intercambios de elementos entre el fluido excretado y el tejido intersticial especialmente en lo que a electrolito y contenido de agua se refiere, lo que daría base para la denominación de túbulos en vez de conductos.

No sin razón algunos autores de antaño le asignaron funciones similares aunque no idénticas, al nefrón y al plejo coroides 20 especialmente en lo que hace relación a los “conductos” estriados de las glándulas salivares.

Las células secretoras serosas son similares en su estructura a sus homólogas del páncreas. Se ha encontrado una inusitada cantidad de RNA, la que explica su tinción basófila y que revela una gran cantidad de síntesis protéica 3.

Profesor titular de la Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Odontología.

En cuanto a flujo salivar (cantidad por unidad de tiempo) tenemos que la secreción de las glándulas salivares mayores está gobernada por el sistema neuro-vegetativo y ramas especializadas de pares craneanos.

Ya se trató el tema del gobiemo en la secreción salivar como flujo (cantidad en relación con el tiempo) con base en el sistema nervioso central y periférico. Fuera de esto se ha observado fluctuaciones en el flujo salivar de un individuo a otro según su sexo, edad y ciclo circadiano (máximo entre las 12 y las 18 horas, mínimo en la noche). Se encuentra sialorrea en caso de estimulo masticatorio, dolor, infección en la cavidad oral, alteraciones psicológicas y ciertas drogas como acetilcolina, carbacol, prostigmina, neostigmina, pilocarfina, muscarina23.

También se observa sialorrea en casos de intoxicaciones por mercurio, embarazo, algunos casos de sialadenitis, especialmente de tipo agudo, por causas congénitas (síndrome de Riley Day) y en estados epilépticos. Estas fluctuaciones fueron tenidas en cuenta en el presente estudio para evitar resultados no confiables. Sin embargo en cuanto a epilepsia se refiere, nuestra investigación tuvo en cuenta que individuos en control y sin alteraciones clínicas no presentaron diferencias con normales de su mismo grupo (etáreo o sexual) según estudios piloto que para el efecto se elaboraron; se presume por tanto que la literatura se refiere a sialorrea en epilépticos sin control ni medicación; por otra parte los fármacos que los pacientes del mencionado estudio consumían para su dis-ritmia (di-fenil-hidantoina y dicenzo-acepina) no tiene efectos secundarios sobre glándulas salivares 27; además ninguno de los pacientes presentaba reacciones que esporádicamente provocaran tales fármacos como anorexia, náuseas y vértigos.

La xerostomia se presenta en casos de parotiditis epidémica, sarcoidosis, algunas lesiones auto-inmunes (Sjogren, artritis reumatoidea), anemias y sialadenitis crónicas 23.

Existen tablas aceptables o no en la relación con valores normales del flujo salivar (sialometria); el término “aceptables o no” es del propio acuño del autor de estas líneas, pues tales tablas no especifican con qué parámetros de edad o sexo fueron elaboradas; tan sólo se tuvo en cuenta el estado de reposo glandular para la obtención de datos. A continuación se transcribe la tabla directamente desde la fuente 23.

Parótida  0.29 ml/min.
Sub-mandibular 0.48 ml/min.
Sub-lingual 0.02 ml/min. (pág. 1060)

Sin embargo la misma fuente 23 más adelante se contradice (pág. 1060) pues afirma que para la parótida los valores van desde 0.1, hasta 0.7 ml/min.

B. COMPOSICIÓN SALIVAR

La saliva consta de una mezcla de sustancias orgánicas einorgánicas. Los principales constituyentes orgánicos son proteínas (amilasas, albúminas, lisozimas, kalikreínas, inmunoglobulinas, úrea), amonio, aminoácidos, factores de grupos sanguíneos, glucosas, lactatos, citratos, algunos de los factores de la coagulación pero también factores fibrinolíticos o activadores de fibrinolisis 5.

Los componentes electrolíticos de la saliva son sodio, potasio, calcio, cloruros, bicarbonato, fosfato inorgánico, tiocinato y yoduro inorgánico; además se encuentran cantidades infitesimales de floruros y magnesio.

La composición de la misma saliva habla en favor de su función como vehículo para la excreción de elementos desechables, y de su regulación (así sea reducida) en la pérdida o retención de agua amén de otras insospechadas aún, a las que habrá de encontrársele explicación por la presencia de factores de coagulación de fininolisis, sustancias de grupos sanguíneos y otros 18.

En cuanto a la presencia de Ig en saliva no se requeriría mayor explicación si no fuese por el hecho de que existen cantidades apreciables de Gama M y Gama G además de la universal y tradicionalmente reconocida Gama A secretoria4. Estos componentes son representativos del mecanismo homeostático de la saliva en relación con la respuesta inmune en la micro-ecología oral.

Siguiendo con las funciones de la saliva encontramos que su actividad homeostática va más allá de la que es de esperar de las gamaglobulinas. En efecto, las sustancias mucoides contenidas en la saliva ejercen las siguientes acciones: lubricación de la mucosa oral, protección física e impermeabilización de la misma y autodepuración de la cavidad oral en todos sus componentes tisulares 18. La lubricación Dermite un tránsito atraumático de los alimentos; la protección física se orienta principalmente a evitar la desecación que habría de esperar por el paso del aire; la impermeabilización se encarga de regular el paso de agua ya sea per se como vehículo de sustancias en uno u otro sentido a través de la mucosa oral 18; en este ultimo aspecto, la saliva forma una unidad funcional con la superficie epitelial sea o no queratinizada y como ejemplo de esto tenemos: la fácil absorción de ciertos medicamentos como los derivados de la nitroglicerina v salida de solutos como desechos del organismo para ser expulsados (sodio o potasio ) 12. De todas maneras el mecanismo de difusión a través de la mucosa oral es mucho más rápido que a través de la piel, por lo menos en lo que a paso del agua se refiere 18.

C. ELECTROLÍTICOS SALIVARES

Se fijó como una de las funciones salivares la de excreción en manera nunca comparable en importancia pero al menos similar al nefrón; los electrolitos salivares representan un parámetro de importancia para el estado estructural y funcional de las glándulas salivares, ya que configuran uno de los exámenes mas utilizados (la sialoquímica) como estudio de laboratorio 18. Se han establecido ya los valores normales de electrolitos en saliva.

A continuación se describirán dichas cifras en lo que a saliva parótida se refiere:

En adultos los valores normales son: K = 25 meq/litro, Na 8-10 meq/litro, Cl = 18-20 meq/litro, Ca = 5.67 mgrs/100 ml PO4 = 15,5 mgrs/100 ml23. En los niños los valores son algo diferentes aunque el amplio rango de tales cifras resta confiabilidad a dichos guarismos; Na = 1-8-30 meq/litro, K = 20-30 meq/litro, Cl = 10-33 meq/litro, PO4 = 7-18 meq/litro; en relación con la glándula submaxilar valores normales son Na = 5, K = 18, Cl = 15 meq/litro 23.

La medición de electrolitos (sialoquímica) es una invaluable ayuda de diagnóstico para las glándulas salivares; los otro exámenes de apoyo son: sialometría determinación de la cantidad de saliva con o sin estimulación), sialografia, velocidad de reabsorción del medio de contraste, histopatología, citología scintigrafia y scinto-escanografía.

Los electrolitos varían según alteraciones parenquimatosas de la glándula; a continuación se fijan algunos ejemplos de ello el sodio se eleva en casos de inflamación aguda (sialademitis aguda), en episodios de síndrome de Sjorgren al igual que el Cl; en estados metábolicos anormales de las glándulas salivares (sialadenosis) se encuentran elevaciones de K como es el caso de sialodenosis; si la sialadenosis dishormonal es de tipo gonadal los valores de K son aún más elevados (60 a 80 meq/litro) de Ca suben a 7.62 meq/litro, Cl a 55.4 meq/100 cc y PO4 a 18.1/c.c; los niveles de Na en cambio se mantienen estáticos o bajan ligeramente; si la sialadenosis hormonal es de origen tiroidiano, el I se encuentra alterado 2.

Para efectos del presente estudio son relevantes los electrolitos salivares por cuanto constituyen un parámetro mesurable para evaluar el estado de determinación glándula salivar y su relación con otros órganos o sistemas, especialmente con el eje endocrino denominado hipotálamo – hipofisiario – gonadal (EHERHG).

D. PROTEÍNAS SALIVARES

La antiguamente conocida como mucina en realidad un complejo de las proteínas identificadas como: proteína aniónica rica en prolina (PRP), estaterina, glicoproteínas básicas, proteínas de doble banda, gustina o proteína fijadora de zinc, proteínas (fijadoras de calcio) y otras 9. También son proteínas salivares aquellos elementos defensivos como las gama-globulinas A.G.M. 5, la lactoferrina, la lactoperoxidasa y la lisozima 9.

Se sabe también que la estaterina (estabilizadora de ion de calcio) compromete su función en no permitir la precipitación de sales de calcio intra-ductualmente evitando así posiblemente la formación de sialolitos, pero si lo permite sobre el esmalte para el propio mantenimiento de este por adsorción del mineral sobre su superficie; el anterior fenómeno parece gozar del apoyo que la PRP aporta para favorecer el mantenimiento del esmalte, como también de las mucosas 9 31. En cambio, las glicoproteinas de doble banda tienen ingerencia en la adhesividad y agregación bacteriana en la placa dental la cual, como se sabe, es nefasta para el esmalte dental y para la mucosa gingival 9.

La alfa-amilasa persiste aún como una proteasa importante en la hidrolisis de los carbohidratos, mientras que es nueva la trascendencia de la gustina por estimular el apetito 9.

E. ENDOCRINOLOGÍA Y LA ADOLESCENCIA

Niñas y niños son diferentes de la adolescencia, pero ellos son mucho más diferentes después de la misma. Los cambios contraídos son llevados a cabo por hormonas que en esta época son reproducidas en mayor cantidad que antes. La manera como actúan estas hormonas sobre los receptores de piel, genitales cartílagos y cerebro, aún no está perfectamente descrita 38. La adolescencia consiste en cambios somáticos, psicológicos y sociales. En el aspecto somático dicho fenómeno determina aumento de la estatura, cambios en la forma y composición corporal, rápido desarrollo gonadal, de los órganos reproductivos y demás caracteres sexuales secundarios 38.

Los cambios somáticos de la adolescencia pueden resumirse en: óseos, musculares, adiposos y sexuales incluyendo en estos últimos los caracteres secundarios (pilosos y genitales) 38.

Nada más directo que la relación sistema endocrino y la adolescencia. Sin embargo no se piense que hasta en la adolescencia aparece por vez primera el EHEHG * ya que es tan sólo el despertar de lo que ocurrió en la vida fetal y que se hallaba adormecido durante la infancia. Para el efecto citemos dos autorizados científicos: “Los cambios físicos y endocrinos notables en la pubertad deben considerarse parte del continuo desarrollo entre el feto y la edad adulta” 21. “Los mecanismo: hipotalámicos reguladores, que actúan durante la vida intra uterina, pero que desaparecen en la niñez, se reactivan en la pubertad y originan aumento de la secreción de esteroides sexuales gonadales, lo que resulta en la adquisición de caracteres sexuales secundarios, y la etapa apresurada de crecimiento y la fecundidad 37. En mujeres los cambios físicos causados por los estrógenos son: desarrollo mamario, crecimiento de labios mayores y menores, transformación de la mucosa vaginal pre-puber brillante hacia un aspecto mate, aumento de la secreción de flujo vaginal y su cambio de consistencia que límpido se convierte en blanquecino inmediatamente antes de la menarquia. Asimismo, se hace presente acné, desarrollo corporal, vello y olor axilares.

EL desarrollo mamario (telarquia) generalmente representa el primer fenómeno en aparecer, sin embargo en algunas personas normales aparece primero el vello pubiano (pubarquia) 37.

En homhres, los cambios físicos causados por la testosterona son: desarrollo corporal especialmente muscular, crecimiento del pene, testículos, cambios en la voz, acné, aparición de barba y vello axilar, además de adrenarquia (vello pubiano) 38.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!