Primavera Árabe

Primavera Árabe

La primavera árabe se define como el conjunto de manifestaciones y revoluciones de la población árabe en diferentes países del Medio Oriente y el Norte de África. Comenzó en el año 2.011 en Túnez y en poco tiempo se extendió a Yemen, Egipto, Siria, Libia y Bahréin.

¿El objetivo? Exigir a sus dirigentes reformas sociales y políticas que acabaran con años y años de opresión y dictaduras. Por ejemplo, en Egipto se instauró la democracia luego de que lograran derrocar a Hosni Mubarak quien llevaba casi 30 años en el poder; o en Túnez donde derrocaron al dictador Zine El Abidine Ben Ali quien llegó a estar 23 años al mando de este país africano.

A pesar de estos logros y de que varios países vieron en la Primavera Árabe la oportunidad para obtener justicia social y política; la realidad es que en la mayoría de países desató una guerra civil y una opresión más fuerte a quienes luchan por justicia y por sus derechos. (Ver También: Conflictos del Medio Oriente)

Historia de la Primavera Árabe

Se considera que la Primavera Árabe nació en la ciudad de Sidi Bouzid, en Túnez, cuando el 17 de diciembre de 2010 Mohamed Bouazizi, un vendedor ambulante de verduras se prendió fuego como protesta luego de que la policía lo despojara de su mercancía.

Ante esta situación miles de tunecinos salieron a las calles a protestar en contra del gobierno autoritario de Zine el Abidine Ben Ali, quien gobernada desde 1.987 y las malas condiciones en las que se encontraba el país.

El 4 de enero de 2.011 Mohamed murió lo que provocó que días después el presidente Ben Ali renunciara. Esta situación en Túnez inspiró a que otros países del Medio Oriente salieran a las calles a protestar por diferentes situaciones: por un gobierno democrático, por la represión, por los derechos humanos, por la falta de trabajo, por los alimentos, entre otras.

Situación y Conflicto por País

Egipto

En Egipto las primeras manifestaciones se dieron el 25 de enero de 2.011, el gobierno egipcio cortó el acceso a Internet de los ciudadanos para evitar que se organizaran las manifestaciones por este medio; lo que provocó que el 29 de enero miles de personas salieran a la calle a protestar.

Como consecuencia, el presidente Mubarak declaró que crearía un nuevo gobierno, sin embargo, las protestas continuaron y para febrero Mubarak dimitió de la presidencia.

A pesar de lograr una pequeña revolución, en la actualidad muchas personas críticas del gobierno y activistas siguen en prisión. Personas que salen a protestar o que hacen oposición política son llevadas a la cárcel y cientos han sido condenadas a pena de muerte.

Yemen

En Yemen la revolución comenzó en enero de 2.011, cuando los yemeníes manifestaron pacíficamente en contra del régimen de Ali Abdullah Saleh; sin embargo, el gobierno reprimió violentamente las manifestaciones y prometió una transición de gobierno.

Situación que no se dio y hasta el 2.012 se logró la destitución de Ali Abdullah Saleh. Una lucha de poderes entre Saleh y Abd Rabbuh Mansur al-Hadi quien lo reemplazó desató una guerra interna en este país.

La guerra civil en Yemen no solo ha provocado el desplazamiento de cientos de personas, sino un estado de crisis humanitaria. Se estima que cerca de 3mil civiles han muerto en los diferentes bombardeos y enfrentamientos.  (Ver También: Guerra Civil en Yemen)

Túnez

En Túnez una crisis económica en el 2.008 provocó una reducción de salarios y empleos, antes de eso y gracias al gobierno de Ben Ali, las clases ricas eran más ricas y concentradas, mientras que la mayoría del resto del país eran pobres.

Mohamed, un hombre de 26 años que enfrentaba una difícil situación económica se inmoló desatando las primeras manifestaciones que dieron lugar a la Primavera Árabe.

El país donde nació la Primavera Árabe tuvo una victoria al derrocar la dictadura y obtener una nueva constitución. Sin embargo, actualmente los derechos humanos se siguen violando. (Ver También: Revolución de los Jazmines)

Libia

En Libia se inspiraron en las manifestaciones de Túnez y Egipto y los ciudadanos salieron a las calles a protestar en contra del gobierno de Muamar el Gadafi. El gobierno reaccionó con violencia y opresión, pero para ese momento ya se había creado el Frente de Liberación de Libia, un grupo opositor de gobierno.

Esta situación desató una guerra civil en Libia que inició en Bengasi pero que se expandió por todo el país. Diferentes países del resto del mundo intervinieron mostrando su apoyo a los opositores, situación que agravó aún más el conflicto, pero que hicieron que Gadafi huyera de Libia. Días después lo encontraron y ejecutaron.

Al igual que en otros países la Primavera Árabe lejos de llevar un cambio positivo, dejó una guerra civil y un país dividido. A pesar de la muerte de Gadafi, las diferentes milicias opositoras se pelean por el control del país. Allí se cometen crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos graves.

Siria

En el 2.011 iniciaron las manifestaciones en Siria en contra del gobierno y principalmente del presidente Bashar al-Asad. Los manifestantes vivieron una represión violenta por parte del gobierno, razón que motivó a que parte de los civiles formaran el Ejército Libre de Siria, quienes alzados en armas se enfrentaban al gobierno.

Esta guerra civil que ya se ha extendido por más de 10 años, deja un saldo de más de 300 mil muertos y una de las peores crisis humanitarias del siglo XXI.

Una de las consecuencias más graves de la guerra en Siria es la cantidad de personas desplazadas, se considera que la mitad de la población está en condición de desplazamiento.

Bahréin

El coletazo de la Primavera Árabe llegó el 14 de febrero cuando los manifestantes salieron a pedir respeto por los derechos humanos y mayor libertad política. Inicialmente las manifestaciones fueron pacíficas hasta que, en una intervención de las autoridades, la policía mató a 4 manifestantes.

Al igual que en otros países del Medio Oriente, las autoridades detienen, encarcelan y torturan a protestantes o aquellos que ejerzan oposición política.

Consecuencias de la Primavera Árabe

La Primavera Árabe ha dejado y continúa dejando víctimas, miles de personas han muerto, muchos de ellos niñas y niños. En algunos países como Yemen y Siria el conflicto persiste por lo que todavía se presentan muertos, heridos y desplazados.

De hecho, esta situación en el Medio Oriente ha provocado una crisis de refugiados, la Acnur determinó que se trata de la mayor crisis de refugiados de todo el siglo XXI.

Y es que, tan solo en Siria, más de 12 millones de personas se han visto obligadas a abandonar su país; en Libia al menos 435 mil personas viven en condición de desplazamiento interno y unos 2.5 millones de personas que se encuentran en condición de refugiados y migrantes requieren ayuda humanitaria.

En Yemen la situación no es menor, se estima que cerca de 4 millones de personas viven en condición de desplazamiento interno; 137 mil son refugiados y al menos el 80% de la población total requiere ayuda humanitaria, pues más de 7 millones de personas están desnutridas.

Desde el año 2.011 países como Turquía, Jordania y el Líbano han dado refugio a cerca de 4 millones de personas.

Ver Más Historia Universal

Autora: Martina Ruiz