Guerra Civil en Yemen

Guerra Civil en Yemen

La guerra civil en Yemen es un conflicto armado que desde el año 2.014 se desarrolla en la República de Yemen; surgió a causa del golpe de Estado contra el presidente Al-Hadi. Este conflicto se da entre dos fuerzas radicalizadas que buscan el gobierno en este país; por un lado, se encuentran los guerreros hutíes, que son un grupo insurgente leal al expresidente Salé y por el otro los separatistas del sur que son un movimiento político y paramilitar y que son leales al presidente Al-Hadi.

Adicionalmente, el conflicto en Yemen empeora, cuando otras organizaciones entran al país a tratar de controlar territorios internos y zonas en la costa; como es el caso de Ansar al-Sharia o conocida también como Al-Qaeda en la Península arábiga, una filial de Al-Qaeda que opera en Yemen; y el denominado grupo terrorista Estado Islámico de Irak o Dáesh.

Ver También: Conflictos del Medio Oriente.

Historia de la Guerra Civil en Yemen

La guerra civil en Yemen hace parte de uno de los conflictos en el Medio Oriente, comenzó en septiembre del 2.014 y aún no hay indicios de acabarse. Las dos partes del conflicto han realizado acciones militares que han desencadenado con la muerte de miles de personas, incluidas civiles; por lo que la Amnistía Internacional denunció crímenes de guerra. Y es que ambas partes utilizan armamentos como morteros, cohetes de granizo y artillería.

Antecedentes

Aunque se dice que la guerra comenzó en el 2.014, la realidad es que las raíces de este conflicto son del año 2.011 en lo que se conoce como la Primavera Árabe, cuando el presidente de ese entonces Ali Abdullah Salé tuvo que abandonar el poder después de 33 años debido a revueltas populares que lo acusaban de corrupción y de un gobierno fallido por el conflicto contra las hutíes que no se terminaba.

Al salir Salé del poder, el vicepresidente Abdrabbuh Mansour Hadi tomó el poder en Yemen; él tuvo que enfrentar diferentes problemas como que varios militares seguían siendo leales a Salé, la corrupción, ataques del movimiento separatista del sur y de Al-Qaeda y la inseguridad alimentaria.

Desarrollo de la Guerra

Durante todo ese tiempo y hasta el año 2.014 y comienzos del 2.015, el movimiento de los hutíes (quienes luchaban contra Salé); aprovecharon para tomar control de territorios, como la provincia de Saada al norte de Yemen y de algunas zonas aledañas.

Entre el 2.014 y 2.015 los hutíes contaban con el apoyo de suníes y muchos yemeníes quienes estaban en descontento con el nuevo gobierno; y fue cuando se produjo el golpe de Estado, cuando los rebeldes hutíes se tomaron la capital Saná y obligaron a Hadi al exilio, aunque se estableció en Adén de forma temporal.

Salé se había aliado con los hutíes, quienes lo asesinaron en el año 2.017 y en la actualidad tienen el control de gran parte del país, incluida la capital Saná. El conflicto se escaló aún más cuando otros países intervinieron prestando ayuda a uno u otro bando. Por ejemplo, gobiernos como el de Arabia Saudita y otros países árabes principalmente sunitas; quienes son apoyados por Francia, Estados Unidos y el Reino Unido, apoyan y patrocinan ataques contra los hutíes.

Por su parte, los hutíes cuentan con el apoyo de Irán, de militantes yihadistas de Al-Qaeda y filiales como el Estados Islámico; quienes han perpetrado ataques contra Adén; y uno contra Riad, la capital de Arabia Saudita, lo que hizo que este país reforzara el bloqueo contra Yemen.

Ver También: Conflicto de Siria.

Consecuencias del Conflicto en Yemen

A la guerra civil en Yemen se le considera como la peor crisis humanitaria del mundo y es que además de que miles y miles de personas han muerto (se calcula en 233.000 personas), incluidos muchos civiles; actualmente, al menos medio millón de personas viven en hambruna, y se estima que 16 millones de personas podrían pasar hambre solo durante el presente año; de hecho, hay regiones en las que hay niños muriendo de hambre.

Según cifras de la ONU, debido a la guerra civil en Yemen el 80% de la población requiere de ayuda humanitaria, se estima que 7.400.000 personas necesitan asistencia nutricional pues sufren de desnutrición moderada o severa; entre ellos se encuentran 2.100.000 de niños y 1.200.000 mujeres embarazadas.

Adicional a esto, más de 4 millones de personas viven en condición de desplazamiento dentro de Yemen, al menos 137 mil personas son refugiadas y solicitantes de asilo. A esto se suma que el sistema de salud está arruinado, razón por la cual, el cólera, la malaria y difteria se ha propagado; sumado al bloqueo marítimo y aéreo de Arabia Saudita que impide la llegada de medicamentos y ayudas humanitarias.

Asimismo, debido a la guerra civil en Yemen los niños no pueden acceder a la educación y grandes donantes de ayudas humanitarias han cesado sus aportes debido a los problemas de corrupción con las entregas de las ayudas; los insurgentes han robado ayudas y la usan para ganar dinero o para extorsionar.

De acuerdo con la ONU, la destrucción y pobreza actual en Yemen está provocando que se convierta en un Estado inviable; es decir, en un estado que no es capaz de resolver los problemas que afectan a su población

Ver Más Historia Universal

Autora: Martina Ruíz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!