Geografía de Islandia

Geografía de Islandia

La geografía de Islandia se caracteriza, principalmente, por la complejidad de su relieve, que, aunque es mayoritariamente una meseta; incluye varios picos montañosos como volcanes, glaciares, géiseres, fiordos, además de bahías e islotes. Otra característica importante de la geografía de Islandia, es que su clima puede ser muy extremo en ciertos puntos, alcanzando temperaturas de hasta -30°C, la más baja que se ha registrado fue de -39.7°C.

Islandia hace parte de la región de Europa del Norte Escandinavia, tiene una superficie total de 103.000 km², de los cuales 2.750 km² son de agua. Como es un país insular, Islandia limita el norte con el Mar de Groenlandia, al suroriente con el Océano Atlántico Norte y al suroccidente con el Mar de Noruega; Islandia está próximo al círculo polar Ártico y el país más cercano es otro insular, el Reino Unido por el norte (sur de Islandia).

Ver También: Geografía en Europa.

Características de la Geografía de Islandia

Relieve

El relieve de Islandia es complejo, no por su estructura, sino por los diferentes accidentes geográficos que posee. Islandia se encuentra en una zona que está en contacto al oeste con la Placa Norteamericana y al este con la Placa Euroasiática. Su punto más bajo es a los 0 msnm en el Océano Atlántico y el más alto se encuentra en el pico Hvannadalshnukur del volcán Öræfajökull a 2.110 msnm.

Y, aunque la mayor parte del territorio es una meseta, cuenta con varios picos montañosos como volcanes, glaciares y géiseres que es como una fuente termal que periódicamente emana vapor y agua caliente. Además, cuenta con una zona denominada las Tierras Altas de Islandia, que además de ser casi la mitad del territorio, se caracterizan por ser un desierto montañoso de lava.

Islandia posee al menos 11.800 km² de su territorio en glaciares, lo que representa más del 11%; tan solo el glaciar Vatnajökull, que se ubica al sudeste del país, tiene una superficie de 8.400 km². En cuanto a los géiseres, se estima que en este país insular existen al menos 250 zonas denominadas geotermales. Y finalmente, en cuanto a los volcanes, se considera que Islandia es uno de los países en todo el mundo con mayor actividad volcánica; cuenta con al menos 200 volcanes, de los cuales 30 han hecho erupción. Se calcula que hay una erupción cada 5 años.

Hidrografía

La hidrografía de Islandia es rica, cuenta con numerosos lagos, ríos y cascadas. Los ríos son generalmente caudalosos, pero poco navegables debido a las corrientes; son caudalosos especialmente por el deshielo glaciar y las precipitaciones. Entre los ríos más importantes de Islandia se destaca el Þjórsá, el Ölfusá, el Hvitá, el Skógá y el Skeiðará.

En cuanto a los lagos, aunque son muy abundantes en Islandia, son lagos pequeños, se destaca, por ejemplo, el lago Mývatn; que además es un gran atractivo turístico a nivel mundial, no solo por su hermoso paisaje sino por el avistamiento de aves. También se encuentran los lagos Þingvallavatn, Logurinn, Hóp y el Þórisvatn.

Finalmente, las cascadas también constituyen una característica muy importante de la geografía de Islandia. Este país tiene numerosas cascadas, entre las que se destacan la cascada de oro Gullfoss, la cascada Dettifoss, la cascada Skogafoss, Goðafoss, Selfoss, Seljalandsfoss y Hafragilsfoss, entre otras.

Clima

El clima de Islandia es muy particular, aunque se considera que tiene un clima oceánico, dos corrientes de aire llegan hasta Islandia, una corriente de aire polar y una tropical; esto hace que sea más frío cerca de la costa y se tenga un clima de tundra en las zonas altas y las de adentro del país.

Adicionalmente, dos corrientes oceánicas afectan el clima de Islandia, una es la corriente del Atlántico Norte que va de sur a oeste y hace que el clima sea más templado; aun teniendo tanta proximidad al círculo polar. Y la segunda, es la corriente de Irminger, que también proviene del Atlántico Norte dirigida a lo largo de la costa suroeste; ésta también ayuda a hacer que el clima sea más templado.

En términos generales, los veranos presentan días cálidos que pueden alcanzar los 20°C a 25°C; el invierno se considera suave dada su ubicación geográfica, pero varían según la ubicación interna, en las llanuras meridionales se puede llegar a los 0°C y en las zonas más altas hasta los -10°C; además, la temperatura media en la zona meridional se encuentra entre los 10°C a 13°C.

Flora y Fauna

La realidad es que la flora y fauna de Islandia no es tan variada, esto se debe a varios factores. Uno, es que tan solo el 3% del territorio está cubierto por árboles; dos, el clima tan extremo, y tres, la actividad volcánica. Estos dos últimos factores hacen que haya poca vegetación, de hecho, tan solo un cuarto de su territorio tiene una capa continua de vegetación.

Entre las especies de árboles que se encuentran en la geografía de Islandia están los álamos y serbales, en cuanto a la vegetación se destacan los prados, hierbas, brezales y la vegetación propia de las zonas de páramo.

Respecto a la fauna se destacan animales como las ovejas, renos, visones, zorros árticos, zorros azules, muchas especies de aves como el petrel, frailecillo y el pájaro bobo; además, no se encuentra reptiles, ni sapos o ranas. La fauna marina es más diversa, se encuentran especies como ballenas, orcas, focas, focas grises, truchas, salmones y arenques, propios de la zona nórdica; de ahí que la dieta nórdica se base en el salmón.

Más Temas de Geografía Universal AQUÍ

Autora: Victoria Camelo

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!