Geografía de Gran Bretaña

Geografía de Gran Bretaña

Inglaterra, Escocia y Gales son las tres naciones que conforman la geografía de Gran Bretaña. Orográficamente, es la ínsula de mayor extensión del archipiélago de las costas británicas. Su territorio abarca 229.850 km². Gran Bretaña limita al norte con el mar Norte y con el océano Atlántico y al sur con el Canal de la Mancha, justo después de este se encuentra Francia.

Es, además, el archipiélago más grande del viejo continente y el octavo más vasto del planeta. Después de Java en Indonesia y Honshū en Japón, es la isla con más población, de acuerdo al censo del año 2.009, contaba con un aproximado de 60 millones de personas.

Ver También: Geografía en Italia.

Características de la Geografía de Gran Bretaña

Relieve

Cuenta con una gran diversidad de salientes y clases de suelos. Se resaltan los terrenos altos o highlands y los terrenos bajos o lowlands. Los highlands conforman el suroccidente de Gales, Inglaterra, los Peninos, el Lake District, Escocia y los Southern Uplands. Están constituidos por piedras antiguas y sólidas que producen superficies estériles.

En Escocia se encuentra su cúspide más elevada, el Ben Nevis, con 1.344 msnm. Las tierras bajas (lowlands) se despliegan desde los montes Peninos hasta el suroeste y dan creación a un cauce sedimentario de componentes maleables donde el surgimiento de componentes fuertes ha influido en la constitución de un relieve en pendiente.

Este cauce desemboca en el mar del Norte y encuadra la depresión del Támesis. Las tierras son prolíficas y su saliente ha favorecido las comunicaciones, transformando a esta área en la de más concentración de habitantes de la isla.

Clima

Las lluvias son numerosas a lo largo de todo el año, en especial en la zona oeste, ya que se encuentra de cara a los vientos marítimos y en las áreas más altas.

El promedio anual de precipitaciones llega a los 4.000 mm en los highlands, contrastando así con la costa este la cual presenta alrededor de 500 mm. La temperatura británica es templada, aunque cambiante y, en ocasiones, cielos oscuros.

Más allá de esto, debido a su latitud, goza de días extensos en verano y épocas de buen clima que pueden duplicarse a lo largo de las estaciones. Este comportamiento climático puede cambiar de un día a otro.

Aun cuando las temperaturas suelen transformarse repentinamente, normalmente entre junio y agosto (verano) es cálido y su temperatura oscila entre 14 y 30°C y entre diciembre y principios de marzo (invierno) es frío y su temperatura oscila entre 1 y 5°C, los días suelen ser menos largos, ya que la luz se reduce a un tiempo de 7 u 8 horas máximo.

Existe un gran contraste de temperaturas entre el sur de Inglaterra y Escocia. Regularmente, el clima es más templado hacia el sur. En primavera, desde marzo hasta mayo, se goza de un tiempo caluroso, pero así mismo puede estar húmedo y fresco. Las temperaturas se mueven alrededor de los 6°C a los 11°C.

Las mismas pueden subir hasta los 18°C durante el mes de mayo. El otoño llega y se planta entre septiembre y noviembre, se pueden presentar por igual ración tanto días abrasadores como más templados. El clima oscila entre los 7°C y los 18°C.

Fauna y Flora

Pese a su gran extensión, la isla de Gran Bretaña cuenta con una diminuta cuantía de fauna. Esto a causa de que la mayoría de la geografía de Gran Bretaña está industrializada y continuó haciéndolo velozmente en las décadas postreras y dicho proceso ha desencadenado la devastación del hábitat a través del archipiélago.

El resultado de esta evolución industrial, es la poca presencia de especies mamíferas grandes y por esto los roedores como ratones, castores y ardillas simbolizan el 40% de los grupos de mamíferos. En lo que respecta a la flora, existe una gran diversidad de árboles y alrededor de 1.500 tipos de flores campestres.

Más Temas de Geografía Universal AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!