Trastornos Generalizados del Desarrollo ó TGD

Trastorno Generalizado del Desarrollo

¿Qué son los Trastornos Generalizados del Desarrollo?

Se refiere a un grupo de trastornos que se caracteriza por presentar un retraso en el desarrollo de aptitudes y habilidades para la comunicación y socialización.

Es muy importante que en casa los padres se percaten de estos problemas, frecuentemente los primeros síntomas comienzan desde los 3 años de edad y pueden mantenerse hasta una edad adulta.

Síntomas de los Trastornos Generalizados del Desarrollo

Aunque los síntomas pueden variar de un niño a otro, hay algunos síntomas que son frecuentes, también pueden presentar uno de los síntomas o varios.

Por ejemplo, un niño que presente un TDA puede no hablar, pero otro puede hablar normalmente y presentar patrones de conducta repetitivos.

Los síntomas clínicamente se dividen en 3 grandes grupos:

1. Problemas en la comunicación verbal y no verbal
2. Dificultades en las relaciones sociales
3. Conductas repetitivas y/o intereses en actividades limitadas o estereotipadas.

Más específicamente, los síntomas pueden ser:

1. Dificultad para entender y usar el lenguaje.
2. Repetición involuntaria de palabras o frases, se conoce como ecolalia.
3. Patrones conductuales repetitivos.
4. Problemas para relacionarse con las personas.
5. Dificultad para afrontar cambios en sus rutinas.
6. Inconvenientes para relacionarse también con objetos como juguetes.
7. Respuesta exagerada o inadecuada a factores sensoriales como ruido muy fuerte o luces.

Otros aspectos por los que los padres podrían sospechar que su hijo sufre algún tipo de trastorno generalizado del desarrollo son:

1. No responde a besos o caricias.
2. Generalmente no fija la mirada en algo o alguien.
3. Tiene problemas para seguir instrucciones debido a la dificultad para entender el lenguaje.
4. Invierte los pronombres.
5. Frecuentemente emplea un lenguaje metafórico.
6. No comparte sus experiencias.
7. Tiene un pensamiento estructurado.
8. Memoria selectiva, el niño puede memorizar con facilidad un número telefónico o información de su interés, pero otro mensaje no lo logran recordar.

Ver También: Problemas de Aprendizaje en Niños.

Tipos de Trastornos Generalizados del Desarrollo

Autismo

Este trastorno tiene como característica el retraso o las alteraciones a nivel social, comunicación y comportamental antes de los 3 años de edad. Incluye dificultades en el ámbito socio-emocional, problemas de comunicación no verbal y presentar patrones de conducta restrictivos o repetitivo, entre otros.

Asperger

Hace parte del trastorno del espectro autista, es un trastorno neurobiológico que presenta un conjunto de características conductuales y mentales, el mayor problema es la dificultad para entablar relaciones sociales o tener relaciones sociales muy limitadas.

Síndrome de Rett

Es una enfermedad congénita que compromete el sistema neurológico, afecta aproximadamente a 1 de cada 10 mil niños, la mayoría de veces son niñas. Se caracteriza por tener una discapacidad intelectual grave, coordinación motriz y adquisición del lenguaje tardío.

Trastorno Desintegrativo de la Infancia

Conocido también como Síndrome de Heller o Psicosis Desintegrativa, hace parte del trastorno del espectro autista. Es una enfermedad rara, que se caracteriza porque el niño presenta retraso en el desarrollo de su lenguaje, en sus habilidades motrices y sociales.

Tratamiento para los Trastornos Generalizados del Desarrollo

El tratamiento se dará de acuerdo a la necesidad de cada paciente, aunque no hay una cura para este trastorno, el tratamiento será acorde con los síntomas.

En algunos casos se requieren de medicamentos para problemas de conducta muy específicos.

Causas de los TGD

Existen varias causas que pueden derivar en un TGD, una de esas causas es la genética, se ha descubierto que el riesgo aumenta cuando un niño tiene una herencia autosómica recesiva o una herencia unida al cromosoma X frágil.

También, otras causas que pueden provocar algún trastorno son: que la mamá presente algún tipo de infección vírica durante el primer trimestre del embarazo como lo es la varicela, toxoplasmosis, rubeola o sífilis.

Complicaciones en el parto como hipoxia, isquemia o hemorragia intracraneal, elevan el riesgo de que el niño padezca un TGD.

Algunos estudios también han señalado que otros factores, aunque por sí solos es muy poco probable que de paso al desarrollo de un TGD, cuando se presentan varios aumenta el riesgo; estos factores incluyen que los padres manejen o estén expuestos a productos químicos, tengan hipotiroidismo y problemas de fertilidad y abortos en la madre.

Más Temas de Interés Educativo AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!