Funciones Vitales del Ser Humano

Funciones Vitales del Ser Humano

El cuerpo humano, y en general, los seres vivos, tienen 6 funciones vitales: nacer, respirar, alimentarse, crecer, adaptarse y reproducirse. Sin embargo, estas 6 se pueden condensar en solo 3 funciones vitales que son: de nutrición, de reproducción y de relación o interacción.

Y es que el cuerpo humano realiza muchas funciones; sin embargo, algunas de ellas se categorizan como no vitales, es decir, que el cuerpo puede dejar de hacer y, aun así, seguir viviendo. Las funciones vitales se tratan de unas funciones complejas que comparten los seres vivos y que tienen características funcionales biológicas durante todo el desarrollo y crecimiento del ser vivo. (Ver También: Sistemas del Cuerpo Humano.)

Las 3 Funciones Vitales del Ser Humano y sus Características

Nutrición

Es la primera función vital del ser humano, porque a través de ésta, es que el cuerpo recibe los nutrientes necesarios para el desarrollo y mantenimiento de sus órganos y tejidos y las funciones biológicas. Los diferentes seres vivos tienen diferentes tipos de nutrición; por ejemplo, la alimentación heterótrofa se refiere a la alimentación en la que se obtiene los nutrientes necesarios a partir del consumo de otros organismos.

Es decir, que los humanos, animales y otros organismos como algunas bacterias y hongos tienen alimentación heterótrofa; porque no tienen la capacidad de producir su alimento a partir de sustancias inorgánicas, sino que deben tomar el carbono ya orgánico de otros seres vivos.

El segundo tipo de nutrición es la alimentación autótrofa, en la que estos organismos son capaces de obtener sus nutrientes y energía a partir de la materia inorgánica, como la luz solar. Por ejemplo, las plantas tienen alimentación autótrofa, pues mediante la fotosíntesis obtienen nutrición de la luz solar.

Otra forma de obtener nutrientes y energía de materia inorgánica es por la quimiosíntesis; un proceso en el que sintetiza la materia inorgánica como el dióxido de carbono para convertirlo en materia orgánica.

Se considera que la nutrición es función vital porque es necesaria para que el cuerpo realice otras funciones biológicas; pues a través de la nutrición el cuerpo obtiene la energía necesaria, por ejemplo, para respirar, para la circulación y para la excreción, entre otras.

Reproducción

Es otra de las funciones vitales del ser humano y es la que permite crear nuevas generaciones y mantener viva las especies; a través de la reproducción, también se transmite la información genética. Es decir, si la función de la reproducción, sencillamente las especies, como los seres humanos, desaparecerían.

En términos generales, existen dos tipos de reproducción en los seres vivos, se trata de la reproducción sexual y la reproducción asexual. La reproducción asexual es aquella en la que no es necesario un apareamiento para la reproducción de la especie, pues solo es necesario un solo individuo; generalmente organismos unicelulares como los protozoos, las estrellas de mar, las algas unicelulares, entre otros.

La reproducción sexual, que es la reproducción de los seres humanos, requiere la intervención de dos individuos del sexo opuesto; pues para la reproducción son necesarias las células sexuales femeninas y masculinas, es decir, los óvulos y los espermatozoides.

Relación o Interacción

Esta función vital es muy importante porque es la que permite que el ser vivo se desarrolle en un entorno, reciba la información y se adecue para sobrevivir en dicho entorno.

Esta supervivencia se logra a través de los estímulos; es decir, el cuerpo percibe algún cambio tanto en el interior del organismo como en el entorno, o sea el exterior, al sentir este estímulo prepara una respuesta biológica que le permita finalmente sobrevivir.

Por ejemplo, en el ser humano el estímulo es el hambre que lo incita a alimentarse para obtener los nutrientes necesarios para sus procesos biológicos; en este caso, el sistema nervioso y sistema sensorial son indispensables. En las plantas, su función vital de relación o interacción se da en procesos químicos y físicos respecto a su entorno; una planta que no tiene suficiente riego, cierran sus estomas o poros para evitar secarse.

Más Temas de Biología y Ciencias Naturales AQUÍ

Autor: Simón Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!