Civilización Tartesia

Civilización Tartesia

Los Tartessos fueron una civilización que se ubicó principalmente en la península ibérica, específicamente en las ciudades de Onoba, Ossonoba, Spal, Nabrissa, Olissipo y Mastia. Cuando los griegos llegaron a este territorio, creyeron que esta fue la primera civilización de occidente, probablemente la llamaron así por su cercanía con el río Tartessos; a este río los griegos lo llamarón río Betis.

El origen de la civilización tartesia no es muy claro; según el descubrimiento de restos arqueológicos que hacen referencia a dioses orientales, esta civilización fue resultado de la aculturación indígena por los fenicios. Entre los restos hallados se encuentran piezas religiosas, artículos de barniz rojo y cerámicas.

Otra teoría acerca del origen de los Tartessos es que la civilización se dio a partir de la evolución de la población que ya habitaba al sur de la península y que continuaron su progreso con la llegada de los fenicios.

Ver Más Civilizaciones AQUÍ.

Características de la Civilización de Tartessos

Economía

Los minerales como el oro, la plata, el cobre y el hierro eran comunes y abundantes por los ríos, por tal razón es que la economía de los Tartessos se basó principalmente en la exportación de estos minerales y de la metalurgia. Aunque, la metalurgia del hierro la introdujeron los fenicios que la conocían mejor.

Su ubicación cerca al mar les facilitó el transporte de estos minerales hacia el Oriente Próximo para los mercaderes griegos y fenicios. De hecho, estas rutas comerciales navegables fueron muy importantes para el desarrollo de su economía.

También trabajaron con la pesca, la ganadería y agricultura, principalmente el cultivo de cereales, pues fue conocimiento transmitido por los fenicios. El trueque también se dio en esta civilización, cambiaban oro, plata y los otros minerales por vino, ungüentos, aceite, telas y joyas; intercambio que además permitió un cambio religioso y cultural.

Sistema de Gobierno

Si bien era una civilización que se regía bajo la monarquía y, de hecho, poseían leyes escritas en tablas de bronce; sin embargo, su monarquía se dividió en dos grupos: los reyes históricos y los mitológicos. Con la llegada de los fenicios, probablemente se dio la forma de gobierno de monarquía, buscando centrar el poder en un solo rey para facilitar los intercambios comerciales.

En cuando a los reyes históricos solo se conoce de Argantonio, un rey que reinó cerca de 80 años y según lo que se conoce vivió 120 años; él, rompió el monopolio del comercio de los Fenicios propiciándolo con la ciudad griega de Focea.

Los reyes mitológicos fueron: Gerión, el primer rey que era un gigante de 3 cabezas, Gárgoris que inventó la apicultura, Nórax, nieto de Gerión y quien conquistó Cerdeña hacia el sur; y Habis, el hijo no reconocido de Gárgoris hasta su edad adulta luego de escapar de la muerte y ser amamantado por una cierva.

Cultura

Sus expresiones culturales se caracterizaron por tener una importante influencia oriental, especialmente los objetos elaborados con metal; que además de ser originales fueron muy abundantes como los aguamaniles con dos asas y de forma circular, fabricados en plata y bronce.

También fabricaron jarras picudas con forma piriforme, es decir formas triangulares, muy parecidas a las jarras griegas, aunque estas eran ovoides. Otras formas de artesanías creadas por los Tartessos fueron joyerías como brazaletes, diademas, aretes o pendientes y cinturones que elaboraron con oro macizo.

Otros artículos de los que también se tiene referencia con candelabros de oro, cajas de lujo elaboradas en marfil que usaban principalmente para guardar los ungüentos o los perfumes.

La artesanía de la imagen de dos palomas es tal vez la más típica de los Tartessos, es su iconografía más representativa, un ejemplo de esto se halló en la provincia de Badajoz en España, en el yacimiento de El Turuñuelo.

Más Temas de Educación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!