Desarrollo de la Orinoquía

desarrollo de la Orinoquia

Seis puntos claves dio a conocer el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia, Juan Camilo Restrepo; para empezar a trabajar en el desarrollo de la Orinoquia colombiana, sostenible y ordenado; en el marco del conversatorio sobre esa región realizado en la sede del CIAT, en Palmira, el pasado 31 de mayo.

Desarrollo de la Orinoquia

Uno de los puntos más importantes será el trabajo conjunto entre el CIAT y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica); como parte de un convenio suscrito entre las dos instituciones con ese ministerio para aplicar la ciencia y la tecnología; en pro del desarrollo de esa vasta región.

El ministro se refirió a la provisión de seis bienes públicos por parte del gobierno colombiano para transformar la altillanura en una región productiva.

Entre estos bienes, el soporte inicial tiene que ver con la infraestructura; la adecuación y reactivación del centro de investigación tecnológico y agropecuario en Carimagua, Meta; donde trabajarán en conjunto científicos del CIAT y Corpoica; enriquecimiento de los suelos; clarificación de las reglas de juego de la tenencia de la tierra en la Orinoquia y seguridad y bienestar social de la población que migre hacia esa región.

Al conversatorio fueron invitados como panelistas, además del ministro Restrepo, el exministro de Agricultura de Brasil, Allyson Paulinelli; el presidente del Grupo Manuelita, Harold Eder; el director ejecutivo de Corpoica, Juan Lucas Restrepo y el anfitrión fue el director general del CIAT, Ruben Echeverría.

El conversatorio fue moderado por el exministro de Hacienda de Colombia, Rudolf Hommes.

Casi 200 personas, en representación de la agroindustria, los gremios, la academia y organizaciones no gubernamentales de Colombia; estuvieron presentes en el evento, que fue transmitido en tiempo real por internet.

El exministro Allyson Paulinelli fue uno de los más requeridos para conocer la experiencia del Brasil con los Cerrados; que son parecidos a la altillanura colombiana, y donde se logró una asombrosa transformación agrícola.

“No veo muchas diferencias en las posibilidades de desarrollo de la altillanura, tal como ocurrió con los Cerrados; pero la participación es fundamental para alcanzar el éxito”, afirmó.

Destacó la alianza entre Corpoica y el CIAT, y dijo que esa es una excelente posibilidad para la transformación de la altillanura; donde también es clave la participación de las universidades y del sector privado”.

Por su parte, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia fue muy enfático en afirmar que el desarrollo de la Orinoquía; se realizará con un absoluto respeto ambiental y con una orientación planeada de los asentamientos humanos y de la seguridad social para la región.

“No vamos a repetir los errores ambientales que hemos cometido en el interior y se impondrá entonces una delimitación y una geo-referenciación muy cuidadosa de todos los humedales y de las áreas de reposo de los ríos para respetarlas y no hacer un desarrollo en contravía de la naturaleza, porque cuando eso ocurre, ya hemos visto por esta ola invernal y sus efectos, las cuentas de cobro que la naturaleza pasa cuando se le trata mal”.

El próximo 17 de junio, en Villavicencio (Meta), se realizará el lanzamiento del convenio ante la comunidad de la Orinoquia, para socializar con los diferentes actores la tarea que se avecina, teniendo en cuenta lecciones aprendidas.

Más Temas de Agroindustria AQUÍ