Pasos para Desarrollar una Estrategia de Marketing Digital

Desarrollar una Estrategia de Marketing Digital

Las estrategias de marketing digital, actualmente son indispensables en cualquier plan de marketing; y es que estas estrategias son las que nos permiten planificar de manera exacta y adecuada cada paso que demos y cada esfuerzo que hagamos por cumplir con nuestros objetivos de marketing y empresariales. Desarrollar una estrategia de marketing digital no es tan difícil como se puede llegar a imaginar, pero eso sí, hay que tener en cuenta unos pasos muy puntuales y específicos para desarrollarla con éxito. (Ver También: Estrategia de Marketing Online)

7 Pasos para Desarrollar una Estrategia de Marketing Digital

Situación Inicial

Antes de decir qué vamos a hacer, es indispensable entender por qué lo vamos a hacer. En ese orden de ideas debemos analizar cuál es la situación actual de la empresa, los análisis DOFA son muy frecuentes para determinar la situación, por ejemplo, cómo estamos frente a la competencia, cuál es nuestra ventaja competitiva o cuáles son nuestras fortalezas, etc.

De esta manera, vamos a poder enfocar adecuadamente nuestra estrategia de marketing digital, y no, vamos a terminar tomando acciones por tomar; simplemente porque es tendencia, sino que lo haremos con un fin claro.

Objetivos

Como ya tenemos claro el panorama y entendemos qué es lo que necesitamos, es más fácil ahora definir los objetivos, que es el punto de partida de aquí en adelante, para cada acción de la estrategia.

Los objetivos de una estrategia de marketing digital deben ser medibles, lo más específico posibles, relevantes, es decir, que aporten valor a la marca; y que tengan un tiempo de consecución. Por ejemplo, como parte para desarrollar una estrategia de marketing digital, un objetivo puede ser aumentar el tráfico al e-commerce en un 25% durante el primer semestre del año. (Ver También: ¿Cómo Llevar más Tráfico a tu Web?)

En este caso es un objetivo medible, con fecha límite, relevante, pues entre más tráfico reciba el e-commerce, mayor es la posibilidad de conversión, lo que se traduce en más ventas, suscripciones, descargas, etc.

Público Objetivo

Este paso para desarrollar una estrategia de marketing digital, porque en el caso del ejemplo anterior, no se trata de llevar más tráfico porque sí al e-commerce, sino tráfico cualificado; es decir, público que realmente esté acorde con nuestra marca y tenga mayor probabilidad de finalizar la conversión.

Durante la estrategia, es importante definir la segmentación que se utilizará en las tácticas más adelante; es decir, definir el buyer persona, que son todas esas características, cualidades, gustos y/o aptitudes que debería tener nuestro cliente final; siendo lo más específico y detallado posible. (Ver También: Cómo Mejorar la Segmentación)

Por ejemplo, en nuestro objetivo de aumentar en un 25% el tráfico al e-commerce, imaginemos que es un e-commerce de comida vegana; de nada nos sirve llegarles a personas que consumen pollo, carne o pescado. Son esfuerzos y recursos que se van a perder, a menos, que estemos en una estrategia de educación, pero este no es el caso.

Tácticas

Este es el paso en donde se definen puntualmente las acciones que vamos a hacer para llegar a cumplir ese objetivo. Al momento de desarrollar una estrategia de marketing digital debemos ser lo más específicos posibles para definir las tácticas; si bien es solo un objetivo, las tácticas pueden ser varias.

Siguiendo el mismo ejemplo, las tácticas que podemos utilizar para aumentar el tráfico cualificado es a través de anuncios pagos; mejorar el posicionamiento SEO, activar presencia en redes sociales, realizar link Building, etc.

Canales

En este paso para desarrollar la estrategia de marketing digital debemos definir qué canales o medios vamos a utilizar para llevar a cabo las tácticas. Por ejemplo, si decidimos invertir en anuncios pagos, debemos definir qué canal usar, si la red de anuncios de Google, Facebook Ads, Instagram Ads, etc.

Si, además, se definió que la marca tendrá presencia en redes sociales, entonces se deberá definir en cuáles, de acuerdo con nuestro público objetivo; recuerdo que no se trata de tener por tener, o de hacer las cosas porque está de moda, sino de hacerlas con el objetivo claro.

Cronograma y Presupuesto

Una vez se definen las tácticas y los canales para ejecutarlas, es el momento de asignar presupuesto y ponerlo en un cronograma. Esto es muy importante porque cada táctica, generalmente, tiene un orden con un objetivo; por ejemplo, no salimos con publicidad a decir que nos sigan en redes sociales y después abrimos las redes sociales de la marca.

El cronograma es vital para darle un orden y una coherencia a todas las tácticas que se vayan a implementar.

Medición y Análisis

La gran ventaja de las estrategias de marketing digital es que pueden ser medibles y ajustables de acuerdo a los análisis que se hagan. Por ejemplo, si los anuncios no están funcionando como se esperaban, se puede ajustar la segmentación durante la campaña para cambiar el rumbo.

De esta manera, es importante también definir los indicadores de rendimiento o lo que se conoce como KPI´s. Siguiendo con el mismo ejemplo, buscamos aumentar el tráfico a nuestro e-commerce en un 25%, pero se define que la mitad de esas visitas serán a través de anuncios, una tercera parte a través del tráfico orgánico y el resto por referencia de las redes sociales.

A través de las mediciones podemos determinar de dónde viene el tráfico y así ajustar las tácticas de acuerdo a los resultados.

Más Temas de Marketing AQUÍ

Autor: Marcelo Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!