Metodología Agile para la Innovación

Metodología Agile para la Innovación

La innovación ágil es un método que reúne la innovación y la agilidad para lograr responder rápida y eficazmente a cambios o problemáticas que se puedan llegar a presentar dentro de una organización. La metodología agile para la innovación es la metodología que le permiten a la empresa ser más competitiva, al lograr desarrollar nuevos modelos de negocio, productos o servicio más rápidamente; así como innovar en los procesos internos de la organización.

Otra característica importante de la metodología agile o ágil es que, si bien el objetivo es entregar un producto final correcto, durante el proceso se realizan entregas incrementales y frecuentes; respecto a la funcionalidad del producto, servicio, proceso o modelo de negocio.

Para ello, es necesario un equipo de trabajo organizado y multifuncional; esto hace que cuando se presenten correcciones o haya una retroalimentación, los ajustes y cambios se realicen de manera más rápida, de esta manera el proyecto siga su curso.

La metodología agile o ágil es muy funcional, normalmente, en los procesos tradicionales de creación de nuevos productos o servicios, éstos suelen ser largos, porque se enfocan en una gran entrega final; el problema, es que cuando esta entrega ocurre, pueden pasar varias cosas: surgir muchos cambios, nuevas ideas, las necesidades del cliente cambian, etc.

Esto hace que el producto final no sea el adecuado y se requiera más tiempo para ajustar los detalles y hacer los cambios; es decir, más inversión de costos, recurso humano y tiempo. Por esta razón es que la metodología agile resulta ser tan funcional; porque al estar programada para entregas parciales, los ajustes se pueden realizar de una manera más oportunidad, reduciendo el tiempo de retrasos y reprocesos. (Ver También: Innovación Ágil) 

Características de la Metodología Agile

1. La comunicación y el buen trabajo de equipo es indispensable, son valores que deben tener todos los miembros siempre en mente; pues es la característica que hace que los cambios y ajustes sean más cortos, que la comunicación fluya logrando un ambiente de trabajo más cordial y ameno.

En ese sentido a la información deben tener acceso todos los miembros del equipo, lo ideal es contar con una herramienta que permita tener la información actualizada y en tiempo real; para que todos puedan estar al tanto de los avances del proyecto, de la retroalimentación del cliente, de las tareas cumplidas y pendientes, y así tomar decisiones oportunas.

2. La flexibilidad es una característica indeleble de la metodología agile, pues es la que permite que un proyecto sea capaz de responder de manera rápida ante un cambio. De hecho, los cambios y ajustes se reciben como una oportunidad para generar más valor y una ventaja competitiva, que como un retraso o problema. Un proyecto que no es flexible a los cambios, definitivamente no es un proyecto de innovación ágil.

3. El objetivo siempre es cumplir con las necesidades del cliente; sin embargo, una característica importante de esta metodología, es que se hacen entregas y avances frecuentes y continuos.

4. Antes, la metodología agile o ágil se aplicaba exclusivamente en el área de IT, especialmente para el desarrollo de software.

5. Actualmente se usa en diferentes sectores de la economía, por ejemplo, para crear nuevos aviones de combate; en el área de marketing de una empresa que hace copias de seguridad en la nube, para desarrollar maquinaria nueva; también para el área de recursos humanos en una empresa de logística para terceros, para la producción de vino, entre otras.

6. Finalmente, el objetivo de la metodología agile o ágil es lograr una ventaja competitiva, generar más valor a sus productos o servicios; ser internamente más eficaces y eficientes y mejorar la productividad de la organización

Más Temas de Innovación Empresarial AQUÍ

Autor: Marcelo Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!