Consejos para Mejorar las Finanzas

Mejorar las Finanzas

Mejorar las finanzas es el objetivo de muchas personas en todo el mundo; y es que, a veces tenemos hábitos que las afectan o costumbres que por desconocimiento nos ponen en una situación financiera complicada.

Sin embargo, tener unas finanzas saludables no es una tarea imposible, se requiere de disciplina y constancia para ver resultados positivos en un corto y mediano plazo y resultados más grandes en un largo plazo.

Estos consejos que te vamos a contar son muy útiles tanto por si quieres mejorar tus finanzas, como por si quieres mantenerlas más saludables. La gran ventaja es que se pueden aplicar a cualquier estilo de vida, los diferentes rangos de ingresos y tanto a finanzas personales como familiares.

Consejos de los Expertos para Mejorar las Finanzas

Realiza tu presupuesto para lograr metas

Lo primero que debes hacer para mejorar las finanzas, o si es el caso, sanearlas, es establecer tu presupuesto. Para ello define cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo; con base en tus metas deberás asignar un presupuesto realista y que puedas cumplir.

Para esto es importante que tengas en cuenta tus ingresos y tus gastos, así podrás establecer presupuestos que puedas cumplir. Con eso estarás mucho más animado o animada durante todo el proceso.

Dependiendo de las metas puedes acceder a un producto financiero que te ayude a adquirir el bien o servicio antes y lo puedas financiar a través de pagos de cuotas mensuales. Pero que no afecten tu flujo de caja.

Ahorrar es indispensable

Ahorrar es un hábito que debemos aprender y poner en práctica incluso antes de tener nuestro primer trabajo. Los ahorros nos ayudan a tener independencia financiera, a invertir para tener una rentabilidad adicional, a pagar sin endeudarnos ante alguna emergencia o imprevisto y a cumplir con cualquier meta que te propongas.

Sabemos que ahorrar a veces no es fácil, pero con estos tips puedes comenzar a hacerlo y así ver resultados más pronto.

Lo más básico para poder ahorrar (o al menos para no endeudarse) es no gastar más de lo que ganas. Comienza determinando el porcentaje de tus ingresos que puedes ahorrar, luego, cuando sea posible auméntalo hasta llegar al 20%. Finalmente distribuye el ahorro en los diferentes objetivos que tengas de acuerdo con la prioridad que establezcas.

Hábitos de pago

Para tener una vida financiera saludable es importantísimo tener buenos hábitos de pago, por una parte, porque tienes tranquilidad y evitas incurrir en gastos adicionales. Y, por otra parte, porque mejoras tu perfil financiero y tienes la posibilidad de adquirir productos financieros.

Finalmente, todo esto lleva a tener una mejor estabilidad financiera, lo que permite también mejorar la calidad de vida.

Es importante que sepas que cuando la cuota del crédito o la responsabilidad financiera que sepas supera tu capacidad de pago, tienes la posibilidad de negociar con la entidad financiera para conseguir que la cuota se ajuste a tu presupuesto.

Seguros

Muchos pueden ver a los seguros como un gasto, pero en realidad es una inversión inteligente, especialmente cuando no cuentas con muchos ahorros o hasta ahora estás comenzando.

Y es que, los seguros son esos productos financieros que nos pueden ayudar ante cualquier imprevisto o emergencia, de la que nadie está exento.

Siempre hay riesgo de un accidente, una incapacidad, un robo, etc, es justo en ese momento cuando los seguros (dependiendo del que escojas) nos puede sacar de ese apuro, o al menos ayudarnos. Si cuentas con seguro evitas acudir a tus ahorros para cubrir todos los gastos que se deriven de esa emergencia.

¿Por Qué es Bueno Tener las Finanzas Saludables?

Tener unas finanzas saludables es muy importante porque te permite acceder a posibles productos financieros. Imagina que quieres comenzar tu emprendimiento, comprar una vivienda o hacer cualquier tipo de inversión; pero para ello necesitas de una ayuda como un préstamo.

Cuando has tenido unas buenas finanzas durante toda tu vida y en la actualidad tienes tus finanzas al día, esto te abre puertas para que las entidades financieras vean en ti a un cliente potencial con buena reputación financiera.

Además, al tener las finanzas al día te evitas gastar dinero de más en intereses de mora, cobros extras, gastos de cobranzas, reconexión, etc.

Y, si lo piensas muy bien, nada paga la tranquilidad de saber que estás al día con tus productos financieros, que no vas a recibir esas incómodas llamadas de cobranza y que, como dicen los más experimentados, “el que paga lo que debe, sabe lo que tiene”.

Más Temas de Alianzas en la Compra de tu Carro AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!