Psicoterapia: Qué Es y Por Qué es Útil

Psicoterapia: Qué Es y Por Qué es Útil

La psicoterapia es el método que tiene como finalidad la transformación de pensamientos, sentimientos y conductas. Se lleva a cabo entre un profesional y un paciente; el profesional busca proveer el cambio psicológico en el paciente, que necesita apaciguar los síntomas que pueden aparecer a causa de distintos problemas.

La persona que acude a terapia, cualquiera que sea la característica de sus síntomas psicológicos, se halla en una fase de depresión que puede ser determinada por pérdida de la autoestima, sentimientos de incapacidad, abandono y duda. Dicha sensación deja al paciente incapaz de afrontar las demandas de la sociedad y en repetidas ocasiones le lleva a involucrar el significado de sus síntomas, a extremar su bloqueo mental, a llenarse de miedo por volverse demente, etc.

Los indicios que presentan las personas que solicitan psicoterapia son variados, afectan el hábito individual, la relación con los demás o complican de manera considerable sus actividades rutinarias. El descontento se manifiesta a través de zozobra, hundimiento, estrés, líos con la pareja, problemas en las relaciones sexuales, etc., o conllevan a ciertas conductas que se interponen en la calidad de vida en diversas áreas.

Por ejemplo, se encuentran las adicciones (alcohol, drogas, juego, etc.) otras relacionadas con la nutrición (anorexia nerviosa, bulimia, etc.). En conclusión, las circunstancias que obligan a una persona a requerir auxilio profesional mediante la psicoterapia son múltiples y difíciles de entender.

Ver También: Consejos para Padres Separados.

¿Por Qué es Útil la Psicoterapia?

La psicoterapia promueve alteraciones similares a los objetivos que quiere adquirir el paciente, también ofrece seguridad ante la duda facilitando el discernimiento de ideas y actividades que habían sido confusas hasta ese momento. Ofrece un consuelo y un alivio al permitirle al afectado la oportunidad de desafiar sus ansiedades y tensiones. En conclusión, causa que la impresión de un mundo cerrado poco a poco se vaya transformando en un camino abierto lleno de múltiples soluciones.

El cómo se llegue al objetivo depende del planteamiento que proponga el paciente, de los fines que pretenda obtener y en gran magnitud del modelo usado y conducido por el profesional. La propiedad, armonía y objetivos de las terapias quedan en parte definidos por la disposición teórica del profesional.

El concepto filosófico que precede al psicoanálisis, el cambio de conducta o la disposición del ser humano es diferente a las razones atribuidas a los comportamientos y al principio de los procesos de cambio, siendo natural que cada profesional se sienta más representado con alguna de esas razones.

Pero la flexibilidad a la hora de usar dichas teorías conlleva a que en la realidad se usen las estrategias y los principios clínicos precisos para encaminar a unos resultados más exitosos en la psicoterapia. En esta orientación, diversos autores han concluido que los resultados de las psicoterapias son más referidos a los factores comunes que comparten los pacientes que a los métodos o procedimientos terapéuticos propios de cada una de las sesiones.

Características de los Tratamientos

1. Los individuos se encuentran vacíos con sus ideas, sentimientos y/o comportamientos y buscan auxilio.

2. Los terapeutas tratan de establecer un espacio humano cálido, de apeo y observancia, no ataque, un espacio benefactor para la confidencia y la esperanza.

3. Se plantea una coalición terapéutica para encontrar una cualidad positiva de cara el procedimiento.

4. Las terapias se establecen para tranquilizar el desconsuelo y beneficiar transformaciones congruentes con los fines del paciente.

5. Buscan el acercamiento y composición en la realidad del afectado, usando las practicas sensitivas, comportamentales y cognitivas más representativas.

6. Contrarrestar los temores irracionales.

7. Crean planes para reemplazar los esquemas de comporte afectados, las ideologías irracionales, las sensaciones incomodas y negativas al relacionarse con otros.

8. Benefician la cesión de las nuevas conductas orientadas a la subsistencia rutinaria de la persona promoviendo también comportamientos saludables.

Más Temas de Educación y Crianza AQUÍ

Autora: Jamy Escobar

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!