Consejos para Cuidar a Bebés Prematuros en Casa

Cuidar Bebés Prematuros en Casa

Se considera un bebé prematuro cuando nace antes de la semana 37 de gestación, al nacer, estos bebés deben permanecer en el hospital hasta que cumplan ciertos requisitos y luego podrán irse a su nuevo hogar. Cuidar bebés prematuros en casa no es algo que te deba ni asustar ni mortificar, aquí te vamos a contar algunos consejos que debes tener presente para hacerlo más fácil.

Es importante que sepas que para que le den de alta a tu bebé prematuro primero debe llegar al menos a los 2 kilos de peso, también el recién nacido deberá regular su temperatura corporal y ser capaz de alimentarse por sí solo ya sea por el pecho de la madre o de un biberón. Generalmente esto ocurre entre las semanas 37 y 40; aunque claro, todo depende de si el bebé presenta otra patología.

Ver También: Tamizaje en Bebés.

Recomendaciones para Cuidar Bebés Prematuros en Casa

Cuando un bebé prematuro se va a casa, no quiere decir que el riesgo ha pasado, de hecho, el cuidado y seguimiento médico debe continuar al menos por el 1 año de vida; y asimismo los cuidados para bebés prematuros deben seguir en casa y ser muy estrictos.

Lactancia

1. La lactancia materna es fundamental para todos los bebés, tanto para los prematuros como para los nacidos a término. La leche materna ayuda a fortalecer el sistema inmune de los bebés, en el caso de los prematuros se deberán alimentar entre 8 a 10 veces al día; ya el pediatra te indicará la frecuencia más indicada en función al peso que el bebé debe ganar

Higiene y Limpieza

2. Antes de cargar o tocar al bebé prematuro asegúrate de tener tus manos limpias, igual para cualquier persona que lo vaya a tocar. Preferiblemente, si vienes de la calle deberás lavarte las manos y ojalá te quitaras la chaqueta o saco que traes puesto.

3. En términos generales la higiene es muy importante para mantener a un bebé prematuro en casa, la habitación del bebé debe permanecer limpia; y en cuanto a su higiene personal se recomienda cambiar su pañal cada 3 o 4 horas, no importa si el pañal no está sucio.

Clima

4. La temperatura de la habitación del bebé prematuro deberá ser la adecuada, ni muy caliente que obligue a su cuerpo a trabajar de más para termorregular, ni muy fría. Lo ideal es que esté entre los 21°C y 24°C y que use ropa cómoda que también le ayude a regular su temperatura.

Sueño

5. El sueño en los bebés es fundamental para su adecuado crecimiento y desarrollo, un bebé prematuro puede dormir hasta 18 horas diarias y más, es completamente normal. Los padres en casa deberán asegurarle el mejor ambiente al recién nacido para que pueda descansar tranquilo.

Si al llegar a casa al bebé se le dificulta dormir, procura crear el ambiente como si estuviera en el hospital, ten presente que a eso estaban acostumbrados.

Ensaya dejando una luz tenue o pon un poco de música suave por los primeros días hasta que veas que el bebé descansa como en el hospital y le vas quitando poco a poco la luz y el ruido.

Ver También: Recomendaciones para Visitar a un Bebé Recién Nacido.

Visitas

6. Todo depende del criterio de los padres, la recomendación es restringirlas lo máximo posible. ¿Por qué? Porque un bebé prematuro viene con su sistema inmune debilitado y todavía en desarrollo, esto los deja en un alto riesgo de contraer fácilmente una infección o virus.

Así entonces, una persona que se sienta enferma, tenga fiebre o algún síntoma respiratorio no debería visitar la casa donde esté el bebé recién nacido. Asimismo, también es recomendable que las visitas, así estén bien de salud, carguen y toquen poco al bebé prematuro.

Alertas

7. Lleva inmediatamente al médico o consulta con el pediatra si ves que la piel de la cara del bebé se pone muy pálida o azulada, si tiene dificultad para respirar o presenta apnea, si tiene hipotermia o temperatura por debajo de los 37°C o por el contrario si presenta fiebre.

Más Temas de Niños AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!