Acné Neonatal

Acné Neonatal

El acné neonatal son unas protuberancias rojas o granitos que salen en el cuello, cara principalmente en las mejillas y nariz, y hasta el cuero cabelludo en los recién nacidos. Se calcula que el 20% de los bebés lo pueden desarrollar y generalmente se presenta desde la 3ra semana de nacidos. A los bebés no les duele ni les pica este acné y, generalmente afecta más a los niños que las niñas.

Aunque es importante consultar con el pediatra, en la mayoría de los casos el acné neonatal evoluciona solo, en semanas o meses desaparece sin necesidad de ningún tratamiento. Es importante aclarar que hay casos muy particulares que sí requieren de tratamiento, pero es el pediatra quien lo determinará.

Ver También: Tamizaje en Bebés.

¿Por Qué Aparece el Acné Neonatal?

Aún no se tienen muy claros los factores que propician la aparición del acné en los bebés; en general, se cree que, al nacer el bebé, su piel queda expuesta a factores que pueden favorecer la aparición de lesiones como el acné neonatal. Factores a los que no estaba expuesto mientras estaba en el vientre.

Sin embargo, estudios han postulado otras causas como la transferencia placentaria de hormonas de la madre; también por transferencia placentaria debido al consumo de ciertos medicamentos por parte de la mamá durante el embarazo; otra razón es que el bebé presenta una hiperactividad de las glándulas suprarrenales; o debido a la proliferación de hongos comensales de la piel del recién nacido.

Hay casos muy excepcionales en los que el acné neonatal aparece como consecuencia de lo que se conoce como “pubertad precoz en miniatura”, algunos recién nacidos lo pueden experimentar. En cualquiera de los casos, esté acné no deja marcas ni cicatrices en la piel del bebé. El acné en los bebés puede aparecer en forma de puntos blancos, espinillas o granitos rojos.

Diagnóstico y Complicaciones

Lo importante es saber que el acné en bebés es una patología benigna, como te contamos antes este acné ni les produce picor ni dolor a los bebés, es solo un tema estético que le preocupa a los papás; y que, además no deja marcas en la piel de los recién nacidos pues son lesiones superficiales.

Ten presente que el acné en bebés no supone ningún otro riesgo si se tiene un buen manejo y cuidado de la piel del bebé. Nunca deberás espichar ni molestar los granitos del bebé pues puede provocar una infección cutánea y dejar marcas.

Las consultas con el pediatra son muy importantes, si sospechas que tu bebé tiene acné neonatal pregúntale al médico, pues en muy pocos casos se requerirá de algún tipo de tratamiento. Normalmente en cuestión de semanas el acné desaparece por sí solo, algunos bebés pueden tardar más tiempo en curarse, incluso hasta los 3 meses.

Solo si el pediatra lo considera necesario y después de evaluar la piel del bebé, se podría recurrir a un tratamiento de uso tópico que ayudará a reducirlos o acelerar su curación

Recomendaciones para Tratar el Acné Neonatal en Casa

1. Debes mantener su cara, cuello y cabeza limpias, se recomienda limpiar la zona afectada todos los días con agua tibia y un jabón para bebés que tenga ph neutro y sea suave. Si tienes dudas, pregúntale al pediatra qué jabón usar.

2. Después de limpiar su cara y cabeza debes secar muy bien con mucha delicadeza, no debe quedar humedad en su cabecita, especialmente en su cuero cabelludo. Pero al momento de secar asegúrate de no frotar con mucha fuerza para evitar irritaciones.

3. Mientras que el bebé tenga acné evita el uso de cremas, lociones, aceites o perfumes de uso cosmético en la zona afectada.

4. No beses ni toques la zona afectada, cada vez que lo vayas a ser por razones muy necesarias, asegúrate de tener las manos limpias. Los gérmenes de la boca y las manos también pueden ser un factor que predispone la aparición del acné neonatal.

5. Nunca pellizques ni intentes sacar los granitos.

Más Temas de Niños AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!