Bibiana Navas es Amiga de su Ex

Bibiana Navas

Metida en el alma de Patricia o de Ana, sus personajes más recientes, Bibiana Navas se muestra firme y segura porque se trata de su trabajo; pero no es lo único que ha debido asumir con firmeza, pues superó exitosamente su separación matrimonial y ahora intenta rehacer su vida sentimental.

En cuestiones de trabajo le ha ido bien: representó a una maestra bisexual en Brujeres y continúa haciendo el personaje de Patricia en Padres e hijos: «Ana es una mujer decidida que no le da pena mostrar lo que es. Es franca y centrada, lo contrario de Patricia, a quien le pesa la soledad y por eso termina enredada con todo el mundo, al punto de tener un padre diferente para cada uno de sus hijos». Aunque Bibiana se parece a Patricia, no quiere terminar como ella: «He sido un poco inestable emocionalmente, no me he casado… Ahora tengo una relación de año y ocho meses con Hugo, sin ataduras ni término en el tiempo. Casi no he tenido relaciones, la única que me ha durado es ésta».

AMIGA
Y eso lo tuvo en cuenta cuando se separó de Raúl García, el padre de su hijo: «Estaba en juego la familia, un bebé. Era una confrontación entre el miedo a romper esas cosas o tener los cojones para pasar por encima y buscar la libertad. Me fui por lo segundo, aunque siempre le pesa a uno; pero es saludable porque no es bueno tener una familia por aparentar. Lo mejor es estar bien, solo, acompañado o separado. Y he llegado a estar bien en esos momentos».

Logró ser amiga de su ex por su hijo: «Mientras nos acoplábamos, hubo peleas, pero llegamos a un acuerdo sobre la educación del niño; ambos hemos cedido hasta hablar tranquilos. Al principio fue duro para Sebastián; inclusive se enfermó como reacción al cambio. Era y es duro. A veces quiere ver a los dos y dormir con los dos a la vez».

Y es que Bibiana pasó por las pequeñas pero decisivas peleas sobre qué darle de comer al niño, dónde dormiría y qué cosas le iban a enseñar, porque en su casa Sebastián seguía ciertas reglas y cuando iba a la casa de los papás de Raúl, tenía otras.
Sólo fue después de un año que dejaron de enfrentarse y planearon en conjunto el futuro de su hijo; y lo han logrado de tal forma que Bibiana y Raúl son amigos, e incluso trabajaron juntos. Pese a que asumió bien el divorcio, la actriz no se atreve a tener otro hijo: «Tener un bebé es construir un futuro. Cuando eso pasa, a uno le llega el afán de arreglar la vida, de hacer nuevos planes y buscar que el niño tenga lo que uno quiso; entonces uno se proyecta en él».

Además, para tener otro hijo, ella exige una relación mucho más seria que las del pasado: «No quiero más hijos porque no voy a ser una Patricia. Creo que sólo voy a quedarme con mi hijo. Es que tener más hijos implica que me case de por vida. Los hijos son lazos muy fuertes y ahora quiero salir, viajar… no quiero llenarme de muchachitos».

 

Más Archivos Históricos de Farándula AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!