Torta de Naranja Casera

Torta de Naranja

Esta receta de Torta de Naranja casera es una versión esponjosa y fácil. El zumo de la naranja hace que la masa sea más ligera que en otros bizcochos, dejando la torta jugosa incluso varios días. Esta receta requiere horno, tiempo aproximado 45 minutos.

En esta receta usamos la famosa medida del yogur, que consiste en utilizar un envase de yogur de 125 gr para medir las cantidades de cada ingrediente, por lo que la hace más fácil a la hora de medir y así no te equivocas.

(Lea También: Torta de Nuez

La naranja tiene un bajo índice glucémico y es una de las frutas aconsejadas para la prevención de la diabetes. Además tiene alto contenido de vitamina C y contiene antioxidantes que mantienen una piel sana y reduce los signos de la edad, entre otros beneficios para la salud. 

Ingredientes:

  • 1 yogur natural (de 125 gr).
  • 3 huevos.
  • Harina (3 medidas de yogur).
  • Azúcar (2 medidas de yogur).
  • 1 naranja grande.
  • Aceite de oliva (1 medida de yogur). Si te gusta que en el sabor final se aprecie el aceite, utiliza uno de sabor potente, pero si prefieres que sea más discreto, utiliza un aceite de sabor suave.
  • 1 sobre de levadura en polvo, son los polvos de hornear tipo Royal (16 gr).
  • Mantequilla para untar el molde, o papel de horno.

Utensilios:

  • molde redondo de 20cm de diámetro o rectangular de 30 cm

Preparación de torta de Naranja Casera

Paso 1:

Para utilizar la técnica de la medida del yogur, vacía tu yogur en un vaso o bol y así podrás utilizar su recipiente para medir las cantidades del resto de ingredientes.

Precalienta el horno a 180ºC durante 10 minutos durante los que vas a elaborar la masa del bizcocho.

Paso 2:

Ralla la piel de la naranja sin llegar a la parte blanca y resérvala. Pela la naranja por completo, extrae los gajos y trocéalos un poco. Déjalos en un bol grande donde harás la masa.

Añade el azúcar, los huevos, la ralladura de naranja, el aceite y el yogur junto con los gajos de naranja, y con una batidora tritúralo todo muy bien, que quede una mezcla lo más homogénea posible.

Paso 3:

Añade la harina y la levadura tamizadas, es decir, haciéndolas pasar por un colador para que no caigan con grumos ni apelmazamientos. Vuelve a batirlo todo hasta que la mezcla sea homogénea.

Escoge un molde, que puede ser el clásico redondo o uno rectangular. Enmantequilla bien el molde o puedes con papel de horno. Así te aseguras que no se te va a pegar el bizcocho.

Vierte la masa en el molde y colócalo en el horno a una altura media,y hornea a 180º durante unos 35 minutos. Si el molde elegido es el rectangular, añade 5-10 minutos más de horneado porque al quedar más alto el bizcocho tarda un poco más en hornearse.

(Lea También: Torta de Zanahorias)

Paso 4:

Ahora haz la prueba del cuchillo para saber si está listo: pincha con un cuchillo el bizcocho, y si sale sin restos pegados está listo. Si no es así, déjalo unos minutos más. Saca el bizcocho y déjalo reposar unos minutos antes de desmoldarlo. Deja que se enfríe totalmente antes de consumirlo.

Desmolda tu bizcocho con ayuda de un cuchillo, o si has puesto papel de horno, simplemente con sacarlo del molde será suficiente.

Más Recetas de Cocina AQUÍ

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!