La Montaña de Siete Colores, destino preferente a visitar si viajas a Perú

La Montaña de los Siete Colores

La montaña de los 7 colores, también conocida como Vinicunca o montaña arcoíris, es uno de los lugares más visitados del amado Perú. Ubicada en la región andina del país, esta montaña pertenece al departamento de Cusco. Forma parte importante del pueblo Pitumarca, quienes la conocen cariñosamente como “Cerro Colorado”.

Cada vez son más las personas que optan por un tour Montaña 7 Colores. Una forma segura de conocer este majestuoso lugar, en compañía de guías expertos, atención personalizada y toda la información que hace referencia a la cultura de la zona. Simplemente una experiencia maravillosa.

La montaña de los 7 colores es uno de los lugares preferidos de los peruanos y de todos aquellos turistas que se suman a la aventura de conocerla. Se trata de una sierra nevada perteneciente a la región andina de Perú, cuyo atractivo principal es su colorido suelo, adornado de tonos dorados, azules, rosados y naranjas.

Vinicunca ha sido un lugar mágico desde hace muchos años, sin embargo, la popularidad de este destino turístico incremento desde el año 2016. Lo anterior, gracias a los viajeros que pasaban por el lugar y plasmaron el momento con fotos, que subieron a las redes sociales.

En el año 2017, durante el mes de agosto la montaña 7 colores fue reconocida por la página web “Business Insider” como uno de los 100 lugares que debes visitar antes de fallecer. Este logro incremento mucho más los visitantes a la montaña, alcanzando una cifra superior a las 1000 personas en temporadas vacacionales.

La montaña de colores ha permitido dar vida a las zonas adyacentes, gracias a su popularidad, los vecinos se dedican a explotar el turismo, creando agradables paseos a caballo, vendiendo artesanías y dando a probar un poco de las comidas típicas de la zona, mejorando el ingreso económico de muchas familias.

La historia de los colores de Cerro Colorado

Aun cuando la popularidad de Vinicunca ha crecido recientemente, la historia de la montaña y el origen de sus colores, es verdaderamente antiguo. Cada uno de los sedimentos que adornan el suelo de la montaña tiene al menos unos 65 millones de años, correspondientes al periodo terciario de la historia.

Con el paso de los años, se formaron capas en el suelo que, gracias al proceso de oxidación de los minerales que la conforman la montaña, adoptaron los colores que todos quieren observar con sus propios ojos. Los colores que se pueden identificar son los siguientes:

  • Rosado: se debe a una mezcla compuesta por fango, arena y arcilla roja.
  • Rojo: este color está formado por arcillas y argilitas
  • Verde: se compone de Hierro, magnesio, óxido de cobre y arcilla
  • Blanco: está compuesto por piedra caliza y arena de cuarzo
  • Dorado: este color se logra gracias a la combinación de minerales ricos en azufre
  • Lila o morado: esta tonalidad se debe a la presencia de carbonato de calcio, silicatos y arcilla.

¿Por qué visitar la montaña 7 colores?

Cerro colorado es el destino perfecto para los amantes de las aventuras. Esta montaña no solo tiene el encanto de sus colores, que se asemejan al arcoíris, también cuenta con una fauna increíblemente variada, típica de los andes de Perú. Los caballos, las alpacas, las vicuñas y las llamas, son el atractivo principal para los turistas.

El clima de estas montañas es bastante frío, tal como es de esperarse de las zonas altas del Cusco. Los fenómenos climáticos pueden variar entre la nieve, la lluvia, las tormentas e incluso puedes encontrar con temperaturas que rozan los 0°C. Sin embargo, es un lugar que vale la pena para visitar.

La montaña de los 7 colores es el lugar perfecto para respirar aire puro, libre de contaminación y alejado de los ruidos molestos producidos en las grandes ciudades. El lugar está cargado de energía positiva, que te hará sentir en contacto con la naturaleza y en armonía con todo lo que te rodea.

Más Destinos Peruanos AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!