Virus Sincitial Respiratorio Más que un resfriado- VSR

Virus Sincitial Respiratorio VSR

Información importante sobre la prevención de una infección viral que podría enviar a su bebé prematuro de regreso al hospital

¿Puede prevenir el contagio del VSR?

Dado que el VSR (Virus Sincitial Respiratorio) es un virus contagioso, usted puede ayudar a prevenir el contagio.

• Lavado de manos.
• Evitando fumadores (no convierta a su bebe en fumador pasivo).
• Evitando Guarderías.
• Evitando Contactos.
• Lactando con Seno Materno preferiblemente.
• Aislamiento general de sitios de aglomeración.

¿Qué es una virosis por VSR (Virus Sincitial Respiratorio)?

El VSR causa una infección pulmonar que puede producir síntomas muy severos en algunos lactantes y es una infección muy frecuente. En adultos y muchos niños, el virus produce apenas un leve resfriado. Pero los bebés prematuros y los que cursan con enfermedad pulmonar presentan alto riesgo de infección severa por VSR. Esta virosis es más frecuente en los meses de lluvia, pero la época de mayor riesgo puede variar según la situación geográfica.

¿Qué tan severa es la virosis por VSR

La infección puede ser muy severa y en algunos casos es fatal. Evidentemente, el 1% de los 3.9 millones de bebés nacidos cada año en los Estados Unidos son hospitalizados debido a esta infección. Durante una estación epidémica son hospitalizados unos 90.000 niños y la mortalidad por esta causa llega al 2%. Y lo que es peor, el VSR puede causar problemas de salud que duran toda la vida. Estos problemas comprenden asma y otras enfermedades que dificultan la respiración.

La virosis por V.R.S. es una infección grave…

La infección causada por el VSR. Es la causa principal de neumonía y bronquitis en los lactantes. Al cumplir 2 años, prácticamente todo niño ya ha sido infectado.

Aunque en los niños sanos los síntomas de la infección por el VSR son sólo un poco más acentuados que los de un resfriado, cuando la enfermedad ataca a niños menores de 2 años con displasia broncopulmonar (una neumopatía crónica asociada frecuentemente con la premadurez), puede tener efectos devastadores y hasta mortales. En los Estados Unidos son hospitalizados anualmente 90.000 niños con infección por VSR, y cerca del 2% de ellos mueren.

¿Cuáles son los síntomas de la virosis por VSR?

En un comienzo los síntomas pueden ser los de un resfriado y comprenden:

• Fiebre.
• Hipersecreción nasal.
• Otros síntomas similares a los del resfriado.

Después, los síntomas pueden empeorar e incluir:

• Tos
• Disnea (dificultad respiratoria)
• Jadeo (ruido sibilante)
• Taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria)

Es importante saber que un bebé de alto riesgo puede agravarse rápidamente. En un comienzo, puede presentar solamente síntomas de resfriado y luego experimentar de manera repentina dificultad respiratoria y apnea (falta de respiración). Este empeoramiento súbito de los síntomas es aterrorizante y puede poner en peligro la vida del paciente. El bebé requerirá atención de urgencias. Y es aquí donde radica la importancia de prevenir una infección virosis por el VSR.

¿Se adquiere con facilidad la infección

Sí, se adquiere muy fácilmente. El contagio se realiza mediante cualquier contacto físico con una persona infectada (tocar, besar, saludar de mano).

Los gérmenes también se diseminan por el aire, al estornudar o toser. Y lo más importante, el virus puede sobrevivir varias horas sobre una superficie o en un pañuelo. La infección por VSR es muy frecuente en áreas de hacinamiento y en centro de asistencia diaria. Una persona puede haber estado expuesta al virus y contagiar a otros sin saberlo. Por ello, usted debe ser muy cuidadosa en la adopción de medidas encaminadas a evitar que su bebé sea expuesto al VSR

¿Que pueden hacer los familiares, los amigos, y las personas que atienden al bebé para que el niño no adquiera la infección?

Usted debe asegurarse de que las personas que tienen contacto con el bebé (en especial las encargadas de los cuidados básicos) también tomen las precauciones del caso para evitar contagiar al niño. Se deben tener las siguientes precauciones para prevenir el contagio:

• Lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar al bebé.

• Evitar acercarse al bebé en caso de estar resfriado o tener fiebre.
Si fuera inevitable el acercamiento, es conveniente usar máscara.

• No permitir el acercamiento de otros niños pequeños. Esto es difícil, porque los menos no podrán entender por qué les prohíben acercarse. Puede ser necesario organizar un “sitio especial” dentro de la casa para estos otros niños, así como el bebé tiene su sitio propio. Equipe el “sitio especial” con libros para colorear o organíceles otras actividades silenciosas.

• No fumar junto al bebé. Sería bueno colocar estas instrucciones en un lugar visible de la casa para que las tengan siempre presentes. En ocasiones puede ser difícil cumplirlas, pero son muy importantes para la salud del niño.

Puntos por tener en cuenta

El VSR, virus altamente contagioso, plantea un grave riesgo a los bebés prematuros y a los que padecen una enfermedad pulmonar. La infección por VSR puede significar que su bebé tenga que regresar al hospital y posiblemente a la unidad de cuidados intensivos. También suele conducir a problemas de salud que pueden durar toda la vida. Sin embargo, un punto a favor es su previsibilidad. Siga las reglas consignadas en este folleto para evitar el contagio y pregunte a su médico sobre un tratamiento preventivo.

Para mayor información consulte con su Pediatra.

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!