Tromboembolia Pulmonar, Guía de Salud

Tromboembolia Pulmonar, Guía de Salud

¿Qué es la Tromboembolia Pulmonar?

La Tromboembolia Pulmonar o TEP es el taponamiento de una parte de la arteria pulmonar que son los vasos sanguíneos encargados de transportar sangre desde el corazón hasta los pulmones para oxigenarla.

¿Por Qué Sucede una Tromboembolia Pulmonar?

Frecuentemente el taponamiento se produce por un coágulo o trombo que se forman en los miembros inferiores y se transportan, por medio de la vena cava, hasta la arteria pulmonar.

Otra razón es cuando se presenta un émbolo ya sea gaseoso, es decir de aire o émbolo graso; estos émbolos o coágulos afectan principalmente al corazón y los pulmones.

Síntomas de una Tromboembolia Pulmonar

1. Sensación de falta de aire
2. Mareo
3. Desvanecimiento
4. Dolor torácico agudo al respirar
5. Convulsiones
6. Piel de color azulada
7. Fiebre
8. Tos con sangre (en este caso se desarrolla también un infarto pulmonar)
9. Cuando el trombo obstruye la arteria pulmonar principal puede provocar la muerte de la persona

Más Guías de Salud AQUÍ

Factores de Riesgo

1. Consumo de tabaco.

2. Obesidad.

3. Hipercoagulabilidad, es decir tendencia a desarrollar trombos, esto se puede presentar por déficit de proteína C, consumo de ciertos anticonceptivos orales, puede ser una situación congénita, puede aparecer durante el embarazo.

4. Fracturas o cirugías en miembros inferiores.

5. Reposo o inmovilización prolongada, más de 3 días aumenta el riesgo.

6. Antecedentes de enfermedad tromboembólica.

7. Enfermedades neurológicas con parálisis de extremidades.

8. Algunos tipos de cáncer o las quimioterapias.

Diagnóstico de la Tromboembolia Pulmonar

Los exámenes que ayudan a diagnosticar esta enfermedad son una radiografía de tórax, un electrocardiograma, gases arteriales y angiografía torácica por tomografía computarizada.

Estos exámenes además de ayudar a dar el diagnóstico, también ayudarán a determinar la gravedad del episodio de embolia

Tratamiento para una TEP

El tratamiento inicialmente consistirá en resolver el taponamiento y aliviar los síntomas del paciente, después se deberá buscar la manera de evitar próximos episodios.

Generalmente, esto se realiza con un tratamiento de anticoagulación parenteral, que es la administración endovenosa o subcutánea de un medicamento, el más usado es la heparina.

En el caso de pacientes que no pueden recibir este tipo de medicamentos, el tratamiento es realizar una fibrinólisis que es la degradación de las redes de fibrina que se forman en el proceso de coagulación.

También se puede recurrir a colocar un filtro en la vena cava para evitar que un nuevo trombo llegue a los pulmones.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!