Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

¿Qué es la EPOC?

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, como será llamada en esta guía, es una enfermedad com­pleja, prevenible y tratable.

La característica más importante de la EPOC es que du­rante la respiración, al sacar el aire, este no sale comple­tamente y cada vez se va haciendo más difícil expulsar el aire de los pulmones.

Al mismo tiempo, la EPOC se caracteriza por una inflamación de las vías respiratorias; así pues, las vías por donde pasa el aire se cierran un poco y hacen más difícil expulsarlo; además, se inflaman.

Esta combinación de obstrucción e inflamación es lo que produce los síntomas de la enfermedad.

Entre los síntomas más comunes de la EPOC están la tos, las sibilancias (se escucha como si el pecho silbara durante la respiración), la producción de flemas y el ahogo, que puede ir aumentando hasta limitar la capacidad de desarrollar las actividades del día a día.

No todos los pacientes presentan a un mismo tiempo todos los síntomas para que se declare la EPOC; a veces, durante las etapas iniciales de la enfermedad, los síntomas son pocos, e, incluso, puede no presentarse el ahogo, que es el principal síntoma de alerta y el que más motiva a consultar al médico.

La EPOC puede comprometer la capacidad de hacer ejercicio, hacer que se pierda peso y que se tenga menos apetito, además de disminuir la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria, y todo ello, en oca­siones, se relaciona con síntomas depresivos y de ansiedad, así como de disminución de la calidad de vida.

Por todo lo anterior, un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado son tan importantes para la persona que sufre la EPOC.

No obstante, la res­ponsabilidad principal en el manejo de la enfermedad es de quien la padece: seguir las recomendaciones de los tratamientos en casa, asistir oportuna­mente a las citas y aplicar todo lo aprendido sobre la enfermedad en su vida y en sus actividades diarias.

Hay enfermedades que se parecen a la EPOC, pues comparten muchos de los síntomas; el médico debe hacer evaluaciones para poder diferen­ciarla de:

  • El asma.
  • La falla cardiaca.
  • Las bronquiectasias.
  • La tuberculosis.
  • La fibrosis pulmonar.

¿Cuáles actividades se relacionan con la aparición de la EPOC?

Existe una serie de actividades o de factores que ponen a las personas en un nivel de riesgo un poco mayor que quienes no se exponen a dichos factores.

Sería ideal dejar de exponerse a tales factores, para disminuir la probabilidad de tener la EPOC.

Los más importantes son:

  1. El hecho de fumar o de haber fumado alguna vez en la vida más de 20 cigarrillos diarios por 10 años o más.
  2. Hallarse expuesto a menudo al humo de cigarrillo de otras personas, en el hogar o en el sitio de trabajo.
  3. Tener exposición al humo de la leña o del carbón durante más de 10 años.
  4. Tener un trabajo donde hay exposición repetida a polvos, gases o humos.

Si tiene o ha tenido este tipo de exposiciones es bueno comentarlo al médico durante la consulta.

¿Qué estrategias existen para evitar la exposición a estos factores de riesgo?

  1. Consultar con su médico sobre cómo dejar de fumar.
  2. Evitar la exposición a personas que fumen en el hogar o en el trabajo.
  3. Cocinar siempre que se pueda en estufas de gas o eléctricas.
  4. Protegerse con un tapabocas al tener que exponerse a polvos, gases o humos.
Más Temas de Guías de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!