Forma de Vida después del Tratamiento del Cáncer de Pulmón

¿Debe Cambiar su Forma de Vida después del Tratamiento del Cáncer de Pulmón?

Viviendo con Cáncer

Sí, claro que sí, el enfrentar y ganar la batalla abre nuevos caminos; sin embargo, se requiere hacer cambios en el estilo de vida, cambios que fortalecerán de manera personal, familiar o quizás laboral la mente y el cuerpo para seguir en la lucha diaria que acarrea la enfermedad.

Algunos cambios pueden estar en:

  • Dejar de fumar, este es uno de los cambios más importantes ya que los pulmones tuvieron cambios durante el tratamiento y requieren un mayor cuidado.
  • Seguir una alimentación adecuada con consumo de frutas y verduras.
  • Restringir las comidas fritas y grasas, al igual que evitar el consumo de bebidas como el alcohol.
  • Mantener una actividad física constante.
  • Evitar el sedentarismo.
  • Tener muy presentes los síntomas de como inició la enfermedad, ya que la aparición nuevamente de alguno de ellos podría significar que la enfermedad pueda reaparecer.
  • Realizar periódicamente controles médicos para verificar que el estado de salud sea adecuado.

¿Qué puedo Comer y Que No?

Ya hemos venido hablando acerca de la alimentación; sin embargo, debe existir un compromiso diario y continuo para el manejo de algunos efectos no deseados producidos por los tratamientos para el cáncer.

Aquí algunas sugerencias:

  • Hidratación constante
  • Consumo de frutas
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol o bebidas irritantes como el café
  • Evite consumo de lácteos (queso, leche, alimentos fritos)
  • Evite el consumo de comida chatarra y comidas preparadas fuera de la casa
  • En caso de dificultad para comer, trate de comer alimentos en puré.

Recuerde…

Durante el tratamiento se puede sentir cansado, agotado o con debilidad, por lo cual evite realizar cualquier tipo de actividad física que requiera mayor esfuerzo.

¿Puedo Realizar Actividades Físicas Durante o Después del Tratamiento?

Se recomienda preguntarle a su médico antes de realizar una actividad física. Algunas pautas que se deben seguir después del tratamiento están en:

  • Realizar caminatas cortas con periodos de descanso
  • No realizar actividades físicas que requieran grandes esfuerzos
  • Evitar asistir a lugares o ciudades donde la altura es mayor, razón por la cual se hace difícil la respiración, produciendo fatiga o ahogo con pequeños esfuerzos. Ejemplo: Bogotá y en Bogotá subir al cerro de Monserrate.

(Lea También: Cáncer de Pulmón, Recomendaciones como Cuidador)

¿Se Verá Afectada la Relación Con Mi Pareja o las Personas Cercanas?

La relación que existe con familiares (esposa, hijos, padres, abuelos, nietos, tíos y demás), amigos, vecinos y otras personas NO debe cambiar para nada, por el contrario, estas relaciones se deben fortalecer y mantener con el objetivo de tener una buena red de apoyo.

Una persona quien este en tratamiento para el cáncer de pulmón NO debe aislarse, no debe separarse de su grupo familiar, de su grupo social o de su grupo laboral, puesto que tendría riesgo se sentirse solo con la enfermedad y entrar fácilmente en depresión y tristeza.

En el periodo de tratamiento puede existir irritabilidad, mal genio con uno mismo y con los demás, razón por lo que se debe trabajar con estos periodos que puedan aparecer. La buena comunicación es importante para evitar que se generen disgustos y dificultades con las personas que lo rodean.

Pueden aparecer algunos cambios con la pareja o con la familia, estos cambios NO afectarán negativamente la relación familiar si se trabajan en conjunto. Estos podrían ser algunos casos:

  • Cuando la persona con enfermedad es quien responde económicamente en la casa.
  • Cuando la persona con enfermedad es el líder de la familia.
  • Cuando la persona con enfermedad llega a depender de otra persona (esta dependencia puede ser de ayuda económica o ayuda física).
Guía para el Cáncer de Pulmón, AQUÍ

Recuerde…

La comunicación asertiva y la solución de dificultades con la familia, amigos y vecinos es la mayor fortaleza que tienen tanto pacientes como cuidadores.

  • Cuando la persona con enfermedad no posee información suficiente acerca de su enfermedad.
  • Cuando el cuidador no posee información suficiente acerca de la enfermedad de su ser querido.
  • Cuando solamente exista una persona como cuidador y su red de apoyo no sea suficiente.
  • Cuando el personal de salud no brinde información clara y completa acerca de la enfermedad.
  • Cuando el personal de salud no brinde información acerca de los grupos de apoyo existentes.

Es de vital importancia mantener relaciones estrechas con los miembros de la familia, nuevamente la comunicación es la base para la solución de posibles dificultades. Tanto pacientes como cuidadores deben expresar sus sentimientos, preocupaciones y vacíos que puedan existir.

¿A Quién Puedo Recurrir en Busca De Apoyo?

Existen fuentes de apoyo que pueden servir para la solución de dificultades, aquí podrá encontrar algunos ejemplos:

  1. La principal fuente de apoyo radica en la FAMILIA
  2. Las instituciones de salud
  3. Las asociaciones o fundaciones que trabajan en el cáncer de pulmón.
  4. Algunas universidades cuentan con grupos de apoyo a pacientes y cuidadores
  5. Grupos espirituales (independiente del culto o creencia religiosa)
  6. Amigos.
Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!