Callosidades y Callos

Definición

Son capas de piel engrosadas causadas por la repetitiva presión o fricción.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Los callos y las callosidades son causados por presión o fricción en la piel. Un callo es piel engrosada que se forma en la parte de arriba o en un lado de un dedo del pie, generalmente por el calzado que no ajusta bien. Una callosidad es piel engrosada en las manos o en las plantas de los pies.

El engrosamiento de la piel es una reacción de protectora; por ejemplo, los granjeros o remeros tienen callosidades en las manos que impiden que desarrollen ampollas dolorosas.

Las personas con juanetes con frecuencia desarrollan una callosidad en el juanete, debido al roce contra el zapato.

Ni los callos ni las callosidades son afecciones graves.

Síntomas

• Piel endurecida y gruesa
• La piel ser estar escamosa y seca
• Se localiza en las manos, pies u otras áreas que pueden sufrir fricción o presión

Signos y exámenes

El médico hace el diagnóstico después de observar la piel y en la mayoría de los casos no se requieren exámenes.

Tratamiento

Por lo general, el único tratamiento necesario es la eliminación de la fricción. Si el callo es el resultado de un calzado que no ajusta bien, al cambiar el calzado, el callo se elimina al cabo de un par de semanas y, hasta entonces, se debe proteger la piel con parches para callos en forma de dona, disponibles en farmacias. Si se desea, se puede utilizar piedra pómex para desgastar suavemente el callo.

Las callosidades en las manos se pueden tratar generalmente con el uso de guantes durante las actividades que causen fricción, como la jardinería y el levantamiento de pesos.

Si se produce una infección o úlcera en un área de un callo o callosidad, es posible que sea necesario que el médico elimine el tejido dañado y probablemente se requiera un tratamiento con antibióticos.

Las callosidades a menudo reflejan una presión indebida que se ejerce sobre la piel debido a un problema subyacente como los juanetes, por lo que el tratamiento apropiado de la afección subyacente debe prevenir la recurrencia de estas callosidades.

Expectativas (pronóstico)

Los callos y callosidades rara vez son un problema grave y si se tratan apropiadamente, deben mejorar sin causar problemas a largo plazo.

Complicaciones

Las complicaciones debido a este problema son muy raras. Las personas con diabetes son propensas a úlceras e infecciones y deben examinar regularmente sus pies para identificar estos problemas de inmediato, ya que tales lesiones requieren atención médica.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se recomienda revisar muy bien los pies en caso de tener diabetes o entumecimiento en los pies o en los dedos de los pies. Si la persona es diabética y nota problemas en los pies, debe ponerse en contacto con el médico.

De otro modo, el simple hecho de cambiar a un calzado que ajuste mejor o usar guantes debe resolver la mayoría de los problemas con los callos y callosidades.

Si se sospecha que una callosidad o un callo está infectado o no está mejorando a pesar del tratamiento, se debe contactar al médico. Igualmente, se debe consultar con el médico si se presentan síntomas continuos de dolor, enrojecimiento, calor o secreción.

REFERENCIAS

Boulton AJ. Pressure and the diabetic foot: clinical science and offloading techniques. Am J Surg. 2004; 187(5A): 17S-24S.
Freeman DB. Corns and calluses resulting from mechanical hyperkeratosis. Am Fam Physician. 2002; 65(11): 2277-2280.
Pinzur MS. Guidelines for diabetic foot care: recommendations endorsed by the Diabetes Committee of the American Orthopaedic Foot and Ankle Society. Foot Ankle Int. 2005; 26(1): 113-119.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!