Detección de anomalías congénitas, Factores de riesgo

Detección de anomalías congénitas, Factores de riesgo

Los factores de riesgo o situaciones que pueden afectar el desarrollo del niño, pueden ser de carácter ambiental o de carácter familiar. Conocer estos factores de riesgo le permite al médico orientar la búsqueda de anomalías congénitas.

Se debe tener en cuenta que la exposición a factores ambientales no siem­pre es causante de anormalidad en el recién nacido y que la presencia de antecedentes familiares no necesariamente influye en el desarrollo del niño.

i. Factores de riesgo ambientales: El médico le preguntará a la madre del recién nacido si durante el embarazo, ella se expuso a sustancias químicas, radiaciones, o recibió medicamentos.

Algunas enfermedades maternas influyen en el desarrollo del niño; el médico también buscará esta información en la historia clínica y le preguntará a la madre sobre enfermedades crónicas que la madre padezca o enfermedades que se hayan presenta­do durante el embarazo.

A continuación se presentan los principales factores ambienta­les que pueden afectar el desarrollo del recién nacido.

FísicosRadiacionesRadiación ocupacional
QuímicosAlcoholConsumo de alcohol durante el embarazo
MedicamentosTratamiento de epilepsia durante el embarazo
Tratamiento del acné durante el embarazo
Tratamiento de enfermedades infecciosas incluida la Lepra  
Medicamentos para interrumpir el embarazo  
InfeccionesToxoplasma, Rubeola, Citomegalovirus, Herpes, Varicela durante el embarazo
Enfermedades MaternasDiabetes Materna

iii. Factores de riesgo familiar: El médico le preguntará a la madre si en la familia de ella o en la del padre del recién nacido, existen personas con anomalías congénitas o enfermedades hereditarias. De igual forma, se indagará por la salud de los hermanos del recién nacido, si estos existen.

Los resultados de estos procedimientos se consignarán en la historia clínica. Algunos resultados serán conocidos de forma inmediata, como los resulta­dos del examen físico, el tamizaje auditivo y la oximetría. Otros resultados como los tamizajes de las anormalidades bioquímicas pueden tardar algu­nos días en conocerse y puede que sean consignados en la historia clínica incluso después del alta hospitalaria.

Debido a los cambios que el niño experimenta durante los primeros meses de vida, es importante acudir a los controles con el servicio de pediatría y se debe verificar en la historia clínica la presencia de todos los resultados de los procedimientos realizados al nacimiento.

Es posible que los resultados indiquen la necesidad de pruebas confirmato­rias, la remisión a centros de atención especializada y el seguimiento durante varias consultas, antes de iniciar un tratamiento especifico.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!