Detección de anomalías congénitas, Comunicación entre el médico y los padres

Detección de anomalías congénitas, Comunicación entre el médico y los padres

La presencia de una alteración congénita del recién nacido es una situación difícil, especialmente para los padres. En la eventualidad en que el médico detecte alguna anomalía, el mismo comunicará inmediata y personalmente la situación a los padres, procurando en todo momento un ambiente de privacidad y tranquilidad, con el tiempo necesario para analizar y compren­der la situación.

Es importante que los padres entiendan la información dada por el medico así como las acciones que posteriormente se llevarán a cabo, lo que incluye necesidad de nuevos exámenes, tratamientos, definición del pronóstico, seguimiento y necesidad de remisión a manejo especializado.

Es muy importante que los padres despejen todas sus dudas y le pregunten al médico todos los aspectos que consideren importante en relación con la salud de su hijo. Ninguna pregunta sobra, toda pregunta es relevante.

Si el médico utiliza algún término o palabra que los padres no comprendan, los padres deben solicitar explicación, hasta que se aclaren los conceptos.

Habrá más de una entrevista con el médico tratante, por tanto habrá varios momentos en los cuales se podrán despejar las dudas. Si alguna pregunta o duda surge mientras el médico no está con los padres, es conveniente anotar las preguntas, y así poder resolverlas en la siguiente reunión.

La comunicación entre el médico y los padres es fundamental para la adecuada atención del niño. Mantener la comunicación permitirá que los procesos necesarios para el cuidado del recién nacido sean mas efectivos.

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!