Detección de anomalías congénitas, Examen Físico del recién nacido

Detección de anomalías congénitas, Examen Físico del recién nacido

La principal forma de detectar anomalías congénitas es realizar un examen físico completo del recién nacido. Esta revisión, denominada “examen físico estandarizado” la realizará el médico tratante inmediatamente después del parto y durante el control rutinario del niño al tercer día de vida.

El examen físico comprende una revisión completa del recién nacido, inclu­yendo todas sus regiones anatómicas, haciendo énfasis en la valoración de ciertas características de cada región:

i. Cabeza: se revisará la forma y tamaño de la cabeza.

ii. Cara: Se observarán los movimientos de la cara del niño, in­cluyendo su llanto, su respiración y su respuesta a estímulos externos. Se examinará cuidadosamente la forma y tamaño de los ojos, orejas nariz y boca y se verificará la presencia y forma de todos sus componentes anatómicos.

iii. Tórax: Se observarán los movimientos respiratorios, la simetría del tórax, y se escucharán a través de la auscultación, los órga­nos internos como el corazón y los pulmones.

iv. Corazón: Además de escuchar al corazón, se observará al re­cién nacido lactando (alimentándose), se valorarán los pulsos y se observará el color de la piel.

Es posible que las anomalías del corazón no sean detectables con estas observaciones, por lo tanto se llevará a cabo una prueba especial a las 24 horas de vida, esta prueba determina el nivel de oxígeno en la sangre (oximetría) y se realiza colocan­do un dispositivo especial en alguna de las extremidades del niño. La prueba no requiere extraer sangre, no es dolorosa y se lleva a cabo en pocos minutos.

v. Abdomen: El médico observará la integridad de la pared ab­dominal y revisará cuidadosamente el ombligo y las ingles del recién nacido.

vi. Genitales y Ano: El médico revisará las características de los órganos genitales así como la forma y presencia de todos sus componentes anatómicos. También verificará la micción (orina) y el meconio (primera deposición).

vii. Extremidades: Se observarán los movimientos espontáneos del niño y se revisarán la forma y presencia de todos los compo­nentes de las extremidades.

viii. Piel: El color de la piel indica el estado de órganos importantes, por ejemplo la piel cianótica (morada) puede indicar problemas en el corazón, así mismo la palidez puede indicar problemas en la sangre. El médico observará el color de la piel y otras caracte­rísticas, además de revisar el pelo y las uñas.

Algunas características físicas varían de acuerdo al momento del examen físico, por ejemplo la forma de las orejas o del cráneo se modifica con el trabajo de parto. Por lo tanto el examen físico del niño se realizará inme­diatamente después del parto y antes del alta del hospital.

También es posible que algunas de las características, que resulten llamati­vas para el médico, sean rasgos que están presentes en los padres o en la familia del recién nacido y que no necesariamente indiquen enfermedad. El médico hablará con los padres con el fin de determinar cuando alguna característica familiar amerita un examen más profundo o la remisión a un centro médico de atención especializada.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!