¿Qué es la Epilepsia y cómo Puedes Controlarla?

Qué es la Epilepsia

La epilepsia es uno de los trastornos neurológicos más frecuentes que pueden llegar a interferir negativamente en la vida de algunas personas. La realidad es que cualquiera puede llegar a sufrir un episodio de epilepsia o convulsiones, pero siguen existiendo ciertas creencias erróneas en torno a estas. A continuación podrás conocer qué es la epilepsia y cómo puedes llegar a controlarla para llevar una vida totalmente normal.

Acerca de la enfermedad: ¿Qué es la epilepsia?

Se trata de un trastorno que se presenta en el sistema nervioso central, en donde la actividad cerebral se ve alterada abruptamente. Esta alteración de las señales cerebrales de forma anómala causa episodios de convulsiones y comportamientos erráticos.

Esta puede ocurrir solo una vez o en forma de episodios epilépticos, siendo estos últimos una razón para acudir al médico de forma inmediata.

Esta afección neurológica puede sucederle a cualquier persona, sin importar su género y se estima que en el mundo hay casi 50 millones de personas que la padecen.

Teniendo esto en cuenta también hay que detallar que por lo menos el 75% de las personas pueden llegar a tener una vida normal siendo epilépticos.

¿Cuáles son las causas de la epilepsia?

Existen varias causas asociadas a la epilepsia, se estima que los primeros ataques suelen suceder entre los primeros años de vida.

Sin embargo, pueden presentarse en cualquier momento y bajo distintas circunstancias. La primera razón es la hereditaria, aparece si los padres tienen indicios de haber sufrido convulsiones alguna vez.

En la etapa infantil también puede darse el caso de que el cerebro no haya madurado completamente y se manifiesten los primeros episodios. (Lea También: Relación entre la Epilepsia y la Infertilidad)

De igual forma existen razones físicas asociadas a lesiones cerebrales que pueden causar epilepsia. Algunas de estas pueden ser tumores cerebrales o enfermedades como el Alzheimer, la meningitis o el SIDA.

Finalmente, puede darse el caso que el cerebro al tratar de reparar sus conexiones neuronales desencadene un episodio epiléptico, algo no tan común pero posible.

Síntomas que indican que podrías tener epilepsia

Por lo general, suelen haber ciertos síntomas claves que diferencian a un ataque de epilepsia de otros padecimientos, algunos de estos son los siguientes:

  • Pérdida de la conciencia con convulsiones que pueden llegar a ser recurrentes y continuas.
  • Fotofobia o problemas de visión acompañados con mareos o náuseas que pueden ser la antesala de una convulsión.
  • El estado epiléptico suele ser acompañado de contracciones musculares que no suelen parar, por lo que es necesario atención médica inmediata para evitar lesiones.
  • Episodios de ataques de pánico o ansiedad también pueden llegar a ser indicativos de estar a punto de sufrir un ataque epiléptico.
  • Espasmos incontrolables en piernas y brazos pueden llegar a ser un síntoma frecuente.
  • Hormigueo o adormecimiento en ciertas partes del cuerpo, que suelen ser indicativo de epilepsias en el lóbulo parietal.

Habitualmente, los episodios epilépticos suelen tener la misma sintomatología y esto varía en cada persona. Pueden ser focales o generalizados, distinguiéndose porque uno de estos sucede en una parte del cerebro y el último en toda la actividad cerebral. (Lea También: Qué es la Electroestimulación)

Acerca del diagnóstico

Para diagnosticar la epilepsia correctamente se deben tener en cuenta tres factores. El primero de ellos es el historial clínico del paciente, en el cual se plantean los antecedentes de posibles enfermedades y problemas hereditarios.

Luego se debe realizar un electroencefalograma para poder ver las señales neurológicas y detectar si hay alteraciones. Finalmente, se termina de comprobar mediante una tomografía cerebral que pueda mostrar detalladamente el interior del cerebro en búsqueda de la causa.

Prevención ¿Se puede prevenir la epilepsia?

Muchos ataques de epilepsia ocurren debido a fuertes traumatismos en la cabeza que alteran las señales cerebrales. Por esta razón se recomienda hacer uso de cascos en lugares de trabajo de alto riesgo, por ejemplo.

De igual forma, es necesario que las mujeres en gestación mantengan una rutina que no sea riesgosa. También se recomienda utilizar desparasitantes con frecuencia, ya que los parásitos pueden llegar a causar problemas en el sistema nervioso y desencadenar epilepsia.

Tratamientos para la epilepsia

Lo principal que se debe tener en cuenta para poder tratar la epilepsia es conocer el tipo que se padece. De esto dependerá la forma en la que se trate esta afección, ya que los tratamientos actuales pueden controlar los ataques frecuentemente.

A otro porcentaje menor no suelen hacerle efectos los medicamentos, por lo que deben recurrir a otras formas más invasivas.

Entre las opciones de tratamiento para la epilepsia se encuentran cierto tipo de medicamentos y seguir una dieta estricta. En casos más graves se suele utilizar cirugía cerebral para poder solucionar la causa de los episodios epilépticos.

Por esta razón es importante diagnosticar correctamente qué tipo de epilepsia se padece para poder atacar el problema debidamente. Usualmente con medicación y una dieta balanceada, el paciente puede llevar un estilo de vida normal.

Autor: Mariluz

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!