El Manejo del Estrés Mejora Tu Belleza

Manejar estrés

¿Manejar estrés mejora la belleza? Hace 85 años el estudiante de medicina, Hugo Seyle descubrió en su primer año de rural que la gran mayoría de pacientes que atendía, tenían un denominador común; cansancio, desánimo, tristeza, pérdida de apetito, de peso; un típico trastorno de ansiedad al que bautizó “estrés”.

Hoy, esta cortísima palabra es utilizada dentro y fuera de los consultorios y es la “culpable” de que muchas enfermedades hagan su aparición, es la responsable de fallas laborales, matrimoniales e interpersonales; pero para las mujeres, principalmente, es la causante de que la belleza se empiece a deteriorar.

El estrés acaba con la vitalidad, por tanto, también hace que tu cara se aje, que tengas arrugas prematuras, que tu piel se reseque y que tu cabello se caiga y pierda brillo. Pero el estrés también es el culpable de las enfermedades cardíacas, trastornos mentales e hipertensión arterial. ¡Por eso, libera a tu mente del estrés!

Lo más importante es que aprendas a reconocer tu propio estrés, puede ser que con frecuencia sientas mal genio, ira; te irrites fácilmente, tengas problemas estomacales, tanto estreñimiento como diarrea, jaquecas, dolores de cabeza, llores sin motivo, sientas tu piel reseca, amanezcas cansado, como si no hubieras descansado, ojeras pronunciadas, caída del cabello y sin brillo.

Una vez detectes estas señales preliminares de tu estrés; es fácil de controlarlo para que no te coja ventaja.

Aprende a Manejar el Estrés

¿Qué dispara tu estrés?

Lo primero para aprender a manejar todo ese estrés que tenemos, es saber identificar qué lo provoca. Existen situaciones que te disparan el estrés como por ejemplo: trabajo excesivo, tanto en casa como en la oficina; problemas familiares, celos, dificultades económicas, emocionales y de pareja, alguna persona en particular en el trabajo o estudio, etc.

Recuerda que estas emociones que disparan el estrés también te hacen vulnerable para que comas en exceso, fumes, bebas alcohol, consumas drogas; duermas muchísimo o por el contrario, presentes insomnio.

La recomendación es evitar alimentos con alto contenido en grasa y azúcares; reemplaza estos alimentos por frutas, lácteos, maní, verduras.

¿Cómo Hacer para Manejarlo?

Una vez ya sabemos qué situaciones hacen que nuestro estrés se dispare, va a ser mucho más fácil aprender a controlarlo. Lo más importante es que evites las situaciones estresantes, no discutas, camina, escucha tu música preferida, haz algún deporte, aprecia la naturaleza, mira la vida de manera positiva, no te quejes, no critiques, trata de darle solución a tus problemas con alternativas, “no atizando el fuego”, ayuda a los demás, recuerda que cuando tu ayudas a los demás la Luz Divina se encarga de tí.

Existen técnicas más puntuales para cuando el estrés te acose: respira profundamente, relájate, toma agua, haz ejercicios de estiramiento, intenta hacer yoga, escucha música, pon tu canción favorita a todo volumen, practica boxeo, defensa personal o algún deporte que te ayude a descargar mucha energía. Pero también, intenta confesarle a un amigo muy cercano tus inconvenientes, escuchar un consejo a tiempo te puede servir.

Hablar nos ayuda mucho a desahogarnos y liberar tensión, es como dice el dicho “te quitas peso de encima”; si no tienes un amigo con el que te sientas cómodo hablar, ve al psicólogo, un profesional te ayudará muchísimo a manejar el estrés. No pienses que porque vas al psicólogo estás loco o loca, en lo absoluto, de hecho hay que acabar con esos prejuicioso; este tipo de profesionales nos ayudan muchísimo con nuestra salud mental, que ya sabemos que repercute en nuestra salud física.

Otra cosa que debemos tener muy clara es que solo nosotros podemos controlar nuestros propios sentimientos, mentalízate en que nada ni nadie puede alterar tus emociones si tú no lo permites. No te dejes agobiar por la mala energía o las situaciones adversas, siempre ten presente que las cosas tienen solución y que todo tiende a mejorar. O acaso cada vez que se resuelven los problemas no dices: ¿era para tanto?

Si tú te mentalizas con ese “mantra”, verás cómo no te dejas afectar tanto y aprendes a controlar el estrés en tu vida, esto te permitirá tener la mente más despejada para encontrar soluciones y hacer cambios positivos.

Más de Poder Mente y Belleza AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!