Levantar el Astral

LEVANTAR EL ASTRALES CUESTIÓN DE ACTITUD.
Sugerencias simples que le van a devolver el buen humor en esos días en que todo parece salir mal.

Haga gimnasia en el campo:
Encontrarse rodeada de vegetación y respirar aire puro en esos días en que anda mal de humor ayuda bastante. Realizar un poco de ejercicio, preferiblemente a las afueras de la ciudad o en un parque, es la oportunidad ideal para alejarse de su vida esos sentimientos negativos y el disgusto. La actividad física libera endorfinas, sustancia que dan una enorme sensación de bienestar. Además, importante mantener la actividad cuando sé esta alterando porque de esa manera la magnitud del problema se verá disminuido y se puede encontrar más fácilmente una solución.

Pasear al perro:
¿ Hace cuánto no le dedica un poco de tiempo a su mejor amigo?.
Hacerlo le puede ayudar, porque los animales parecen saber cuándo el humor de su amo no está bien y hacen de todo para dejarlo feliz. Entonces, salga con su perro a dar un paseo agradable (no es suficiente con darle una vuelta a la manzana). Es imposible no contagiarse de la alegría del animal.

Dar una vuelta a caballo:
¿ Habrá algo más rico? Usted respira aire puro, puede conocer gente nueva (¡ quien sabe ! Hasta de pronto se encuentre con su príncipe azul), se pone en forma y se divierte mucho. Quien no tenga caballo puede pedir uno prestado o alquilado.

Baile sola hasta el cansancio:
Ponga su CD preferido, corra los muebles de la sala y empiece. La idea es sacudir el cuerpo hasta que el mal humor se vaya lejos. Puede ser al son del REGGAE, POP, ROCK, SALSA o cualquier otro ritmo. Si se sabe la letra de la canción, no se reprima (al fin y al cabo, no hay nadie cerca) y cante.

Dele un baño de espuma al desánimo:
Nada más confortable que un rato a solas, con música suave, el aroma de deliciosas esencias naturales y una tina llena de espumas, para disipar cualquier tristeza. El agua relaja y reconforta, así tendrá la oportunidad de refundirse en sus propios pensamientos. Verá como, poco a poco, su ánimo se eleva y asumirá una mejor actitud frente a los problemas.

Subirse a un árbol:
Éste es un consejo perfecto para quien tuvo una infancia más traviesa. Cuando éste sentada en las ramas, aproveche recargarse con la energía del árbol. La ecopsicología, una versión ¨ naturista ¨ de la psicología, pregona el contacto con la naturaleza y la preservación del medio ambiente como una manera eficiente de poner en orden las ideas y las emociones. No cuesta nada intentarlo.

Realizar una buena acción:
La generosidad es una cosa que está muy olvidada hoy en día. Falta tiempo, de dinero y problemas de sobra contribuyen a separar a unas personas de otras. Entonces, cambie. En vez de depositar su aporte en la cuenta bancaria de aquel orfanato, vaya hasta allá. Existen muchas instituciones que aceptan voluntarios que pasan el día o algunas horas con los internos. Es gratificante saber que usted y esas personas pueden disfrutar buenos momentos juntos. Ensaye, las iglesias y hospitales de su ciudad son un buen punto de arranque para llegar a uno de esos lugares.

Vea una comedia:
Con todo ese corre corre, ya debe haberse olvidado de unas buenas carcajadas, de esas que lo hacen doler el estómago. Para lograrlo, olvide los perjuicios. No se ponga a analizar la película diciendo ¨esto es ridículo ¨o ¨aquello no tiene sentido ¨. Deje el sentido critico a un lado. Las comedias que nombramos a continuación son perfectas para hacer la terapia de la risa:

Mi marciano favorito, Loco por Mery, La novia Fugitiva, De ladrón a policía, Mulán, etc.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!