Radiofrecuencia: Qué Es y Para Qué Sirve

Radiofrecuencia: Qué Es y Para Qué Sirve

La radiofrecuencia es una aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel, esto provoca el calentamiento de las capas de la piel, hasta las más profundas. Esto ayuda en la producción de nuevo colágeno, mejora la circulación de la piel, favorece el drenaje linfático y la migración de fibroblastos.

Es un tratamiento indoloro que permite, de acuerdo a la frecuencia, calentar las diferentes capas de la piel en cualquier parte del cuerpo; por lo que la sensación durante una sesión, es de un calor muy agradable. La radiofrecuencia tiene efectos positivos casi inmediatos en la piel, especialmente en la retracción del colágeno; que permite tras varias sesiones, la formación de nuevas fibras.

Es una técnica muy segura, que no requiere el uso de anestesia, y aunque puede causar enrojecimiento en la piel que desaparece en pocas horas, no tiene mayores efectos secundarios. En muy pocos casos aparecen hematomas.

Aunque la cantidad de sesiones y la duración dependen de la valoración que realice el especialista, generalmente las sesiones suelen durar entre 30 minutos y 1 hora y dependiente las zonas pueden ser entre 6 y 10 sesiones. Entre cada sesión se debe esperar al menos 15 días.

Los días previos a la sesión, asegúrate de mantener tu piel hidratada para tener mejores efectos y luego; se recomienda el día de la sesión no exponerse al sol ni ninguna otra fuente de calor como sauna o hacer ejercicio, tampoco aplicarse cremas, solo bloqueador solar.

Más Consejos de Estética AQUÍ

¿Para qué sirve la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia se usa como parte de tratamientos estéticos, ésta puede ayudar para:

Colágeno y la elastina

La radiofrecuencia mejora la calidad del colágeno y la elastina, esto hace que se reduzcan visiblemente las arrugas y líneas de expresión, mejora la apariencia de las cicatrices, combate la flacidez de la piel, haciendo que esté más firme y en general tenga una apariencia más rejuvenecida.

En general, la radiofrecuencia tiene un efecto lifting, deja la piel más fresca, luminosa y tersa, también se puede aplicar en la zona de cuello y escote.

Salud más visible

Además, la radiofrecuencia también mejora la microcirculación, aumenta la oxigenación, mejora la hidratación de la piel, acelera la eliminación de toxinas y combate las estrías.

Beneficios corporales

Como la radiofrecuencia se puede aplicar en cualquier parte de cuerpo, también ayuda a combatir la celulitis, reduce la flacidez y ayuda a quemar la grasa corporal localizada. En el rostro, la aplicación de radiofrecuencia ayuda a definir el óvalo facial.

Los efectos del tratamiento duran de acuerdo a cada paciente, su tipo de piel y los cuidados que tengan después de terminar el tratamiento, lo ideal es tener sesiones de mantenimiento, al menos 1 o 2 al año.

Contraindicaciones

No se recomienda usar radiofrecuencia en personas con las siguientes condiciones:

  1. Personas con cardiopatías
  2. Mujeres en embarazo o en lactancia
  3. Personas con marcapasos o prótesis metálicas
  4. Pacientes con obesidad mórbida
  5. Personas con alteraciones de la coagulación
  6. Y personas con enfermedades neuromusculares

Formas de aplicar la radiofrecuencia

Unipolar: se refiere a la técnica en la que se emite energía a través de un solo electrodo y se emplea, especialmente, en aquellas zonas del cuerpo con mayor tejido adiposo, pues llega a las capas más profundas de la piel.

Bipolar: la energía se sitúa entre dos electrodos y actúa en la capa más superficial de la piel.

Tripolar: esta aplicación es más focalizada, genera hasta tres veces más temperatura, pero sin dañar los tejidos, penetrando a mayor profundidad las capas de la piel.

Multipolar: generan 3 campos eléctricos con 6 polos, esto hace que se renueve la epidermis y los beneficios se vean inmediatamente.

Más Temas de Estética y Belleza AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!