Ejercicios para Aumentar la Densidad de los Huesos

Ejercicios para Aumentar la Densidad de los Huesos

Aumentar la densidad de los huesos es muy importante para prevenir enfermedades como la osteoporosis; una forma de hacerlo, es mediante la práctica de ciertos ejercicios; por ejemplo, donde se soporte peso o donde los músculos ejerzan tensión sobre los huesos.

La densidad ósea se refiere a la cantidad de tejido óseo presente en el hueso, la osteoporosis se refiere a la pérdida de esa densidad ósea; lo que conlleva a unos huesos débiles y quebradizos, con mucho riesgo de fractura.

Y es que los huesos, así como los músculos, se fortalecen con el ejercicio, por eso es tan importante ejercitarnos de alguna manera para prevenir enfermedades óseas.

De hecho, se ha comprobado que las personas jóvenes que hacen ejercicio con regularidad, tiene una mayor densidad en los huesos, en comparación, con los que no hacen ejercicio.

Ten presente que la densidad de los huesos alcanza su máxima densidad entre los 20 años y los 30 años, y desde ésta, comienza a disminuir.

Por eso es tan importante tener una rutina de ejercicio, toda nuestra vida; entre los 20 y 30 para alcanzar una gran densidad ósea y después de los 30 para mantenerla.

Ver También: Ejercicios para Aumentar la Resistencia Cardiovascular

Ejercicios que Ayudan a Aumentar la Densidad de los Huesos

El mejor ejercicio para fortalecer los huesos son los de resistencia, especialmente aquellos donde necesitas soportar tu propio peso como las flexiones; o en general donde tengas que levantar peso.

Los ejercicios con pesas, mancuernas, sentadillas con pesas, prensas con barra; y hasta saltar lazo también son muy efectivos para mejorar la densidad ósea.

Otros ejercicios efectivos para aumentar la densidad de los huesos son caminatas rápidas, aeróbicos, bailar, trotar, jugar tenis, hacer pilates, yoga o tai chi.

Eso sí, la frecuencia es muy importante para tener resultados efectivos, se recomienda hacer estos ejercicios al menos 3 días a la semana en sesiones de 30 minutos cada una.

Además, para iniciar se recomienda hacer entre 8 y 12 repeticiones con una potencia entre el 70% y 80%; y luego semana tras semana aumentar de a poco las repeticiones para que el cuerpo aumente su resistencia, pero sin riesgo de lesión. Lo ideal, es después, aumentar la potencia, pero bajar las repeticiones.

Estos ejercicios, además de fortalecer los huesos, también ayuda a mejorar el equilibrio, la flexibilidad, reduce la inflamación y el estrés.

Por el contrario, actividades como nadar o montar bicicleta, aunque son buenos ejercicios; especialmente para los músculos y la salud cardiovascular, no tienen gran impacto en los huesos.

Más de Ejercicio y Salud AQUÍ
loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!