¿Qué es la Salivación Excesiva y cómo Tratarla?

Salivación excesiva

Todos los seres humanos generan saliva en mayor o menor medida y eso es completamente normal. Sin embargo, hay ocasiones en donde la cantidad sobrepasa los límites usuales y es cuando se produce lo que se conoce como salivación excesiva. También conocida, como hipersalivación, se trata de un problema que puede generar inseguridad en las personas afectadas.

A continuación podrás conocer más detalles acerca de esta patología y cómo tratarla.

¿En qué consiste la salivación excesiva?

La salivación excesiva o hipersalivación consiste en la incapacidad de retener la saliva dentro la boca. Esto principalmente debido a la producción en exceso de saliva, lo que puede conllevar incomodidad en algunas personas.

Por lo general, esta patología ocurre por una alteración en la forma en que se procesa la saliva. En el caso de una acumulación de esta, suele verse con más frecuencia en bebes o infantes de edades tempranas.

Tipos de salivación excesiva

Por lo general la hipersalivación o salivación excesiva puede clasificarse de dos formas principalmente. La primera de ellas es la hipersalivación anterior, la cual suele ser la más notable a simple vista, ya que habitualmente se desborda de la boca.

Por otro lado la hipersalivación posterior, es la que ocurre cuando la saliva se va hacia la faringe y suele producir problemas para respirar.

Causas de la salivación excesiva

Existen algunas causas que se asocian a una salivación excesiva, algunas de las más conocidas ocurren durante el embarazo. Esto quiere decir que las mujeres embarazadas pueden sufrir de periodos de hipersalivación a consecuencia de los procesos hormonales.

De igual forma, en el caso de los bebés, puede ocurrir debido a inflamaciones bucales por la dentición. Algunas infecciones bucales como la amigdalitis también pueden ser una causa bastante común. (Lea También: Métodos para Recuperar el Olfato y Gusto luego del COVID-19)

Por otra parte, ciertos medicamentos como los tranquilizantes pueden llegar a causar este tipo de salivación excesiva. También algunas enfermedades como el Parkinson o los ACV pueden dejar a la persona afectada con hipersalivación debido a la incapacidad motriz. 

Esto quiere decir que suele ser un efecto secundario producido por una causa externa, por lo que debe ser examinada con detenimiento para poder tratarse.

¿Cómo diagnosticar la salivación excesiva?

Usualmente la salivación se produce en las glándulas parótida, submandibular y sublingual. Estas son las encargadas de expulsar la saliva para mantener la correcta lubricación de la boca.

Cuando ocurre una salivación excesiva, se puede saber al analizar detenidamente estas glándulas para dar un diagnóstico claro. Si se produce un babeo prolongado y que no para o alguna descamación en labios puede ser un factor determinante.

Por otra parte, puede darse el caso de una alteración del gusto a causa de esta salivación excesiva. Sin mencionar la posibilidad de fatiga en la zona mandibular a causa de evitar el babeo. Por esta razón es necesario mantenerse al pendiente de este tipo de síntomas para poder realizar el diagnótico correctamente.

Tratamientos para la salivación excesiva

Anteriormente se mencionaba que la hipersalivación era causada como efecto secundario de otras enfermedades o medicamentos. Por este motivo muchas veces la mejor forma de tratarla es atendiendo estas causas para que pueda ir desapareciendo.

De igual forma se puede hacer uso de tratamiento con fármacos que permita disminuir la producción excesiva de saliva. También puede tomarse en cuenta realizar una logopedia o en casos excepcionales una cirugía bucal.

Otra forma de prevenir es evitando alimentos que puedan producir un exceso de saliva en la boca. Sin embargo, esto dependerá de cada persona, por lo que es un factor que se debe tomar en cuenta.

También es importante mantener la boca hidratada o utilizar alcohol, ya que es un agente químico que puede secar la boca rápidamente. No obstante, es necesario acudir al odontólogo si se presenta de forma crónica.

Hay que tener en cuenta que el babeo excesivo puede llegar a afectar la deglución y el habla en general. Además de esto puede también causar mal aliento y deshidratación severa. Por este motivo es importante que un profesional de la salud bucal de a tiempo con el diagnóstico y poder saber su causa de origen.

¿Es perjudicial la salivación excesiva?

Por lo general, el promedio de saliva que genera una persona al día es de 1.5 litros, lo que puede variar dependiendo de lo que se haga. Por esta razón, cuando se llega a superar estos valores, las personas pueden llegar a sufrir las incomodidades de la salivación excesiva. Además puede influir negativamente a nivel psicológico.

Por otra parte, la acumulación excesiva de saliva puede causar halitosis, lo cual también puede ser incomodo para cualquier paciente. Es por este motivo que si se nota un aumento de saliva fuera de lo habitual, se debe acudir a un profesional de la salud bucal para tratarlo.

Autor: Mariluz

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!