¿Cómo Regularizar el Azúcar en Sangre?

Azúcar en Sangre

Hay muchas razones por las que tener el azúcar en sangre en niveles altos puede ser considerado peligroso. Por lo general esto es un claro indicio de que tu organismo no puede transportar de manera correcta el azúcar hacia las células lo cual, de no ser tratado a tiempo, puede derivar en enfermedades como la diabetes.

Si te estás preguntando cómo regularizar el azúcar en sangre, en esta oportunidad te contamos algunas cosas que puedes hacer para lograrlo.

Pero antes ¿Por qué es importante regularizar el azúcar en sangre?

Como mencionamos en un principio, algunas deficiencias orgánicas podrían estar relacionadas con el hecho de que no se pueda transportar de manera correcta el azúcar hacia las células de todo tu cuerpo. Esto puede traducirse en concentraciones altas de azúcar en la sangre.

Es de vital importancia consultar con un médico al respecto, para encontrar un tratamiento efectivo, ya que de lo contrario esto podría derivar en afecciones más graves como la diabetes. La diabetes es una enfermedad caracterizada por el exceso de azúcar en sangre. Se trata de una enfermedad crónica que puede alterar por completo el estilo de vida de quien la padece.

Por suerte hay formas en las que puedes controlar y regularizar el azúcar en sangre por ti mismo, continúa leyendo para descubrirlas.

¿Cómo regularizar el azúcar en sangre?

Controla tu consumo de carbohidratos

Este podría ser el primer paso a dar si quieres saber cómo regularizar el azúcar en sangre. El proceso de transporte del azúcar a las células es simple pero importante, el organismo transforma los carbohidratos en azúcares, y luego la insulina ayuda a transportarlos hasta las células.

Si los carbohidratos terminan siendo azúcares, lo más recomendable es seguir una dieta baja en carbohidratos. En sí, tiene muchos beneficios, pero el más importante de ellos, al menos en este ámbito, es que te permite bajar el azúcar en la sangre y prevenir los picos.

Presta atención a los niveles de estrés

Probablemente te estés preguntando qué tiene que ver el estrés con el azúcar en la sangre, y la verdad es que tienen mucho que ver. Cuando estamos sometidos a altos niveles de estrés, el organismo libera dos hormonas: glucagón y cortisol. Ambas hacen que se incrementen los niveles de azúcar en la sangre. (Lea También: Esto es lo que las Gaseosas le hacen al Cuerpo)

Para evitar que el estrés se apodere de tu vida, y prevenir que esto pase, puedes poner en práctica ejercicios de meditación, hacer yoga, y tomarte horas para descansar de tus labores diarias, para no verte superado por ellas.

Haz ejercicio

Aunque suene repetitivo y aunque parezca que no tiene relación alguna, la verdad es que hacer ejercicio tiene muchos beneficios para el organismo, y también para bajar el azúcar en la sangre. Esto se debe a que al hacer ejercicio se favorece a la pérdida de peso, y cuanto más peso se pueda llegar a perder, mayor será la sensibilidad del organismo a la insulina.

Por si no ha quedado del todo claro, que el cuerpo sea más sensible a la insulina implica que las células que están en todo el cuerpo, pueden aprovechar de mejor manera el azúcar en la sangre. Caminar, levantar pesas, correr, andar en bicicleta e incluso bailar pueden ser excelentes maneras de ejercitarte y controlar el azúcar en sangre.

Hidrátate

Son muchas las razones por las que mantenerse hidratado es sumamente beneficioso para el organismo. Mantener la ingesta de agua en niveles prudentes es una excelente manera de regularizar el azúcar en sangre. La razón es muy simple, cuando tu cuerpo está lo suficientemente hidratado, los riñones comienzan a trabajar de mejor manera.

Unos riñones que trabajen bien drenarán con mayor facilidad el azúcar que excede en la sangre a través de la orina. En este sentido, el agua es tu mejor aliada, beber suficiente agua al día ayuda a prevenir los efectos de la deshidratación y por supuesto te ayuda a bajar el azúcar en la sangre.

Duerme bien

Por último, pero no menos importante, una gran recomendación es que le permitas a tu cuerpo descansarlo suficiente y reponer energías. Un mal patrón de descanso puede favorecer al aumento de peso, ya que tiene un impacto negativo en el apetito.

La falta de descanso afecta la forma en cómo el organismo reacciona ante la insulina y puede favorecer al aumento del azúcar en la sangre al afectar los patrones alimenticios.

¡La salud es lo primero!

Cuando pienses que tal vez una rutina de ejercicios es algo que excede tus límites, piensa en tu salud. Cuando consideres que no vale la pena tomar una buena cantidad de agua al día, piensa también en tu salud. Todas las cosas que no hacemos (y que no hacemos también) tienen un impacto en nuestra salud.

Regularizar los niveles de azúcar en sangre, no es fácil, pero puedes comenzar con pequeños pasos que requerirán de motivación de tu parte, los resultados, son una vida saludable y la posibilidad de disfrutar de una calidad de vida plena.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!