Esto es lo que las Gaseosas le hacen al Cuerpo

Esto es lo que las gaseosas le hacen al cuerpo

Muchas personas aman las gaseosas, son muy populares en todo el mundo y son el acompañante ideal para muchas comidas. Lo que muchos no saben, o no quieren saber, es lo que las gaseosas le hacen al cuerpo. Hoy te contamos lo que se esconde detrás del dulce y burbujeante sabor de estas bebidas.

¿De qué está hecha una gaseosa?

Las bebidas gaseosas constan de una combinación de diversos ingredientes que son la combinación perfecta para darle a tu cuerpo todo lo necesario para ponerse mal. Y aunque pueda parecer exagerado, la verdad es que no lo es. De hecho, se sabe que un vaso de gaseosa contiene al menos cinco cucharadas de azúcar.

Además contienen dosis de ácido fosfórico, ácido málico, cítrico y tartárico. Eso sin contar los conservadores y el dióxido de carbono. Otros ingredientes comunes en la preparación de las gaseosas, son los colorantes responsables de aportar esos llamativos colores y los estabilizantes de la acidez.

¿Qué es lo que las gaseosas le hacen al cuerpo?

Queda claro que beber una gaseosa ocasionalmente, no supone un riesgo mayor para la salud; el problema comienza cuando la ingesta de estas bebidas se convierte en un hábito. Si tú o alguien que conoces beben gaseosas por lo menos una vez al día, tal vez debas saber lo que estas le pueden hacer a tu organismo:

Riesgo de padecer diabetes

Dado que las gaseosas son conocidas por los altos niveles de azúcar que contienen, no es de extrañar que el riesgo de padecer diabetes esté asociada con su consumo. La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado elevados. Además del alto contenido de azúcar, las gaseosas suelen contener jarabe de maíz, el cual al ser de alta fructosa no se metaboliza de igual manera que el azúcar. (Lea También: Remedios Caseros para la Diabetes)

Si ya padeces de diabetes, beber gaseosas no es lo más recomendable, por lo que deberías evitarlo.

Caries y daños en la dentadura

El esmalte dental está compuesto además de otras cosas de hidroxiapatita de calcio, aunque suele ser bastante resistente, las gaseosas son capaces disolverlo debido a su alto contenido de ácidos. Cuando esto sucede, el esmalte dental se debilita y las bacterias que causan los dientes cariados pueden penetrar con mayor facilidad en las piezas dentales. Lo que se traduce en una dolorosa y difícil de tratar caries.

Obesidad

Esto no debería sorprenderte. Cada 100 mililitros de gaseosa contiene 40 calorías, esto más el contenido elevado de azúcar es el camino a seguir si lo que quieres es aumentar de peso. No por nada hay versiones de gaseosas muy reconocidas denominadas “light” que contienen casi 0 calorías. El vínculo entre estas bebidas y la obesidad ha sido objeto de estudio para la comunidad científica durante muchos años.

Problemas renales

El ácido fosfórico, que es uno de los ingredientes utilizados en la fabricación de gaseosas está fuertemente relacionado con la aparición de cálculos renales. Estos surgen tras la sedimentación de los minerales. Para las personas que ya han sido diagnosticadas con cálculos renales, lo mejor es evitar el consumo de gaseosas.

Riesgo de padecer osteoporosis

Además del evidente daño que el ácido fosfórico le produce a tus riñones, se ha evidenciado que también tiene un impacto negativo sobre la salud de los huesos. Los altos niveles de fosfatos alteran el equilibrio natural de los minerales en los huesos. Esto deriva en el padecimiento de osteoporosis.

Envejecimiento prematuro

Y como si lo anteriormente mencionado no fuera suficiente, la ingesta de gaseosas se ha relacionado con una aceleración en el acortamiento de los telómeros. Por si no lo sabes, los telómeros sirven para proveer de estabilidad a los cromosomas, a medida que envejecemos estos se hacen más cortos, el consumo de bebidas carbonatadas acelera este proceso, por lo que se sugiere que acelera el envejecimiento.

¿Por qué deberías dejar de consumir gaseosas en exceso?

Como ya mencionamos antes, beber una gaseosa ocasionalmente no tiene nada de malo. Pero si sueles ingerir estas bebidas a diario, tal vez ver los beneficios que te puede dar regular su consumo pueda darte una nueva perspectiva:

  • Reducción de problemas dentales.
  • Mejor salud digestiva y menor riesgo de padecer de obesidad.
  • Una gran disminución del riesgo de padecer diabetes y cálculos renales.
  • Menor necesidad de consumir estas bebidas.

No pierdes nada con intentar, una vida más saludable espera por ti, las gaseosas son bebidas que puedes ingerir de forma ocasional, pero no lo vuelvas una costumbre, porque puede dejarte con severos problemas de salud.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!