Resultados: Tratamiento Quirúrgico de las Fracturas Supracondíleas

Se incluyeron en el presente trabajo un total de 30 pacientes con fracturas supracondíleas de fémur con los criterios de inclusión previamente establecidos.

Se siguieron los pacientes con un rango de 6 a 23 meses postquirúrgico, con un promedio de 13.2 meses. La distribución por sexo fue 70% (21) masculino y 30% (9) femenino.

La edad promedio fue 40.8 ± 17.3 años, la variación estuvo entre 15 y 74 años, la mitad de los pacientes estuvo entre 15 y 39 años y la otra mitad entre 39 y 74 años.

En 29 pacientes se les colocó clavo endomedular supracondíleo retrógrado como tratamiento inicial. En un (1) paciente se cambió el material de osteosíntesis primario (Clavo bloqueado de fémur) debido a un resultado no aceptable, por clavo endomedular supracondíleo retrógrada. En los 2 pacientes que tenían fractura tipo C2 se realizó reducción anatómica abierta del componente articular y fijación con tornillos de esponjosa de 6.5 milímetros.

El tiempo de evolución promedio entre el día de la fractura y el día quirúrgico fue 15 ± 7 días; la mitad fueron operados entre el día 5 y 13 y la otra mitad entre el 13 y 29, la mediana fue 13 días y la moda fue 8 días.

De acuerdo con la clasificación de AO/ASIF para fracturas supracondíleas de fémur se halló: A1 en 1 paciente (3.3%), A2 en 7 pacientes (23.3%), A3 en 20 pacientes (66.7%) y C2 en 2 pacientes (6.7%).

Como causa u origen de la fractura se encontró en 17 (56.7%) pacientes fue producida por accidente de tránsito, en 6 (20.0%) pacientes por caídas y en 7 (23.3%) por proyectil de arma de fuego.

Fractura supracondílea de fémur y fractura de tibia ipsilateral

Fig. 6 Fractura supracondílea de fémur y fractura de
tibia ipsilateral, en paciente de 15 años de edad.(Fig.6,7,8,9,10a, 10b).

Fractura de fémur y de tibia ipsilateral

Fig.7 Fractura de fémur y de tibia ipsilateral. ProyecciónA-P.

En patologías asociadas se encontró una (1) paciente con osteocondroma del fémur distal ipsilateral, y en 3 pacientes cambios osteoar-trosicos de ambas rodillas.

Durante la evaluación de los arcos de movimiento de la rodilla a los 6 meses de la cirugía se encontró un promedio de movimiento de 118.5 ± 17.2 grados, con una mediana de 120 grados y una moda de 135 grados, el rango fue de 90 a 135 grados. Tabla 1.

Tabla 1
rcos de movimiento de la rodilla

Grados

No.

%

90o

5

16.7

100o

3

10.0

105o

1

3.3

110o

1

3.3

120o

6

20.0

130o

4

13.3

135o

10

33.3

Total

30

10

 

X ± Sx=118.5 ± 17.2
Me= 120 Mo= 135

No se encontró relación estadística entre la clasificación y el arco de movimiento a los 6 meses.

Hubo acortamiento en 12 pacientes (40%) y el máximo acortamiento fue de 28 milímetros. No se halló acortamiento clínico en 18 pacientes (60%). El promedio de acortamiento de la extremidad afectada comparada con la sana fue de 4.9 ± 7.8 milímetros. Se observó mayor frecuencia de acortamiento en las fracturas clasificadas como A3. Se encontró relación estadísticamente significativa en el tiempo transcurrido entre el trauma y la cirugía con el acortamiento.

No se encontró asociación estadística entre clasificación y arcos de movimiento, clasificación y acortamiento, clasificación y edad, causa de fractura y edad, causa de la fractura y clasificación.

Todos los pacientes (100%) tuvieron consolidación radiológica a los 6 meses de la cirugía. Ningún paciente requirió injerto óseo.

No existieron complicaciones intra-operatorias con el procedimiento en 27 (90%) casos. En los 3 casos restantes hubo descalibración del instrumental para la concordancia de la regleta o guía externa y los agujeros de bloqueo del clavo a nivel proximal.

No hubo infección ni superficial ni profunda en ningún paciente.

En dos (2) pacientes fue necesario el cambio de varilla por fractura del material de osteosíntesis secundario a nuevo trauma, en el primer paciente a los 23 días postquirúrgico secundario a caída desde un segundo piso (± 3 metros de altura) y el segundo a los 35 días secundario a un accidente de tránsito.

En 3 (tres) pacientes hubo doblamiento de los tornillos de bloqueo durante el seguimiento radiológico.

Ningún paciente presentó signos clínicos de sinovitis ni de dolor articular.

En dos (2) pacientes se encontró radiológi-camente un valgo de 5 grados y en dos (2) pacientes varo de 5 grados.

En ningún paciente se halló deformidades en el plano anteroposterior.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!