Resultados: Transporte Oseo Mediante Osteogénesis

Analizamos los 39 pacientes que ingresaron al programa, con registro completo de sus datos y seguimiento mínimo de 6 meses; el promedio de edad fue de 25.6 años (8-48 años), en su mayoría del sexo masculino 37 casos (94.8%), y tan sólo 2 casos del sexo femenino (5.2%).

La causa de las pérdidas óseas se resumen así: Heridas por arma de fuego de alta velocidad 34 casos (87.1%) Figuras 2A, 2B, 2C, 2D, 3A, 3B, accidentes de tránsito 2 casos (5.1%), infecciones 2 casos (5.1%) Figuras 4A, 4B, 4C, y lesión tumoral 1 caso (2.5%). En cuanto al segmento corporal comprometido, fueron: Tibia 19 casos (48.7%), fémur 15 casos (38.4%) y húmero 5 casos (12.8%).

El número de cirugías reconstructivas que se habían practicado previamente al inicio de nuestro programa de transporte óseo, fue en promedio de 6 procedimientos por paciente; en 21 casos se habían utilizado injertos óseos de cresta ilíaca y en un 1 caso injerto vascularizado de peroné, intervenciones que fracasaron por reabsorción o fractura patológica; vale la pena resaltar 1 caso con seudoartrosis infectada de húmero, ocasionado por arma de fuego de alta velocidad, a quien se le habían practicado con anterioridad a nuestro tratamiento 36 procedimientos quirúrgicos para desbridamiento, injertos óseos, cobertura cutánea, fijaciones externas y fijaciones internas, además requirió amputación supracondílea de su extremidad superior contralateral.

El 61.5% de los pacientes (24/39 casos) presentaban infección ósea activa antes del inicio del programa, el germen aislado fue Estafilococo Aureus en 19 casos y en 5 casos la flora bacteriana fue mixta (2 o más gérmenes).

La magnitud de los defectos óseos osciló entre 5 y 12 centímetros, con un promedio de 7.55 cm; según el nivel anatómico, la corticotomía se efectuó así: metafisaria proximal en 21 casos (53.8%), metafisaria distal en 16 casos (41%) y diafisaria en 2 casos (5.1%). El índice de maduración (mes/cm) fue en promedio de 1.38 (margen de 1.0 a 2.3) con promedio de 2.3 en tibia, 1.3 en fémur y 1.1 en húmero.

Colocación de corticotomía

Fig. 1A Colocación, corticotomía y ¨distracción¨
mediante fijación externa no transtixiante(Orthofix).

Clavos del fijador de Transporte óseo en fase de neutralización

Fig. 1B Transporte óseo en fase de neutralización,
obsérvese como la piel es abierta longitudinalmente
en forma espontanéa por los mismos clavos del fijador
durante el transporte.

En cuanto a las cirugías adicionales relacionada con la técnica, el número de procedimientos quirúrgicos durante el lapso comprendido entre la corticotomía y el retiro del fijador externo, fue en promedio de 2 por paciente, siendo estos procedimientos: cambio de clavos por aflojamiento 12 casos, modificación del fijador externo para corrección de angulaciones viciosas de la extremidad 2 casos, cobertura cutánea 14 casos (injertos de piel de espesor parcial y/o rotación de colgajos de vecindad); en 2 pacientes que abandonaron el procedimiento temporalmente, fue necesario practicar una segunda corticotomía; 1 paciente con artrosis postraumática de cuello de pie, requirió posteriormente artrodesis.

Defecto óseo en herida por arma de fuego en fémur

Fig. 2A. Paciente de 20 años con herida
por arma de fuego en fémur, defecto óseo de 12 cm.

Con relación a las complicaciones, se presentaron 12 casos (30.7% ) de osteítis, los cuales se controlaron en forma satisfactoria con curaciones y antibioticoterapia oral; angulación viciosa de la extremidad 2 casos (5.1%), deformidad en coxa vara (118°) 1 caso y subluxación de cabeza humeral 1 caso. En 8 pacientes se detectaron lesiones del nervio ciático común o ciático poplíteo externo (secundarias a la lesión inicial), antes de ser incluidos en nuestro programa; ningún paciente presentó lesión vascular o nerviosa relacionada con la técnica empleada en este estudio.

En los 2 pacientes que abandonaron el tratamiento, detectamos retardo de consolidación, siendo necesario la colocación de injertos óseos libres en uno de ellos y en el otro injertos óseos más fijación interna.

[column size=”1-2″ style=”0″ last=”0″]Colocación del fijador externo

Fig.2B. colocación del fijador externo
y corticotomía proximal subtrocantérica.[/column]

[column size=”1-2″ style=”0″ last=”0″]Radiográfica al completar el transporte óseo

Fig. 2C Imagen radiográfica
al completar el transporte(12 cm).[/column]

[spacer size=”5″]

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!