Hormona paratiroidea (PTH) sumada a terapia hormonal ya establecida

Efectos sobre fracturas vertebrales y preservación de masa ósea, después de la suspensión de la PTH

Parathyroid hormone added to established hormone therapy: effects on vertebral fractures and maintenance of bone mass after parathyroid hormone withdrawal. J Bone Miner Res 2001 (May); 16: 925-931.

Cosman R, Nieves J, Woelfert L ET. AL. Arnaud CD, Zanchetta JR, ET. AL.

La adición de hormona paratiroidea (PTH) a la terapia de reemplazo hormonal (TRH), es un medio efectivo para incrementar la masa ósea de todo el esqueleto y reducir las fracturas vertebrales en mujeres con osteoporosis menopáusica, de acuerdo con este estudio aleatorizado y controlado con placebo. Un total de 52 mujeres, quienes han recibido TRH durante por lo menos dos años, fueron asignadas a recibir inyecciones subcutáneas de PTH (25 mcg/día) o placebo, durante tres años. Todas las mujeres recibieron suplementos de calcio y vitamina D. Durante el estudio, las mujeres en el grupo de PTH más TRH tuvieron un aumento significativo de la masa ósea, de 13.4% sobre la línea de base en la columna, 4.4% en la cadera total y 3.7% en el cuerpo total; el grupo de TRH sola, no tuvo aumentos significativos.

Comparadas con las no usuarias de PTH, la PTH reduce el número de mujeres con fracturas vertebrales de 37.5% a 8.3% (usando el criterio de disminución de estatura del 15%) y de 25% a 0% (usando como criterio la reducción del 20% en la estatura); ambas diferencias, fueron estadísticamente significativas. El aumento de la DMO durante el tratamiento con PTH se mantuvo durante un año de seguimiento después de descontinuar la hormona.

Comentario. Aunque el tratamiento de la osteoporosis con PTH ha sido estudiado por más de 15 años, los dos estudios anteriores proporcionan una prueba sólida de que este agente puede estimular la formación de hueso nuevo y reducir el riesgo de fracturas vertebrales y de otros huesos. En contraste con los tratamientos antiresortivos existentes, la PTH es un agente anabólico el cual estimula la formación de hueso sano, especialmente en la columna vertebral. Aún es necesario solucionar dos inconvenientes de este tratamiento. El primero, es que requiere de inyecciones subcutáneas diarias de 1.0 ml. El segundo es el costo el cual, se dice, será 10-20 veces más alto que el de los tratamientos actuales. Se espera que la FDA apruebe este medicamento para fines del año 2001.

Bruce Ettinger MD
Department of Research
Kaiser Permanent Medical Care Program
Oakland, CA

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!