Endocrinología, Adiponectina una adipoquina multifuncional: Parte básica

Publicación revision adiponectina. Primera parte 2016 

WILLIAM ONATRA H,* RICARDO LUQUE**

Resumen

El tejido adiposo es un órgano endocrino metabólico multifuncional que ejerce acciones específicas en diferentes niveles como el SNC, el cardiovascular, el endocrino, el metabólico y el inmunológico. Se describen las principales adipoquinas producidas por el tejido adiposo y en especial la adiponectina. La adiponectina es una adipoquina o adipocitoquina de 30 kdaltons dos tipos de receptores: AdipoR1 y AdipoR2 . Se describen los principales aspectos biomoleculares de la adiponectina, el mecanismo de acción, su genómica, niveles y acciones en otros tejidos como los cardiomiocitos y el endotelio. Esta revisión pretende destacar las nuevas evidencias sobre las acciones básicas de la adiponectina y en la segunda parte se analizarán sus implicaciones clínicas y terapéuticas.

Palabras clave: adiponectina, adipoquinas, tejido adiposo, efectos fisiológicos de la adiponectina, aspectos clínicos de la adiponectina.

Abstract  

Adipose tissue is an endocrine organ metabolic multifunctional specific action exerted at different levels as the CNS, cardiovascular, endocrine, metabolic and immune. Major adipokines produced by adipose tissue and adiponectin particularly described. Adiponectin is an adipokine or adipocytokine 30 kDa. Two types of AdipoR1, AdipoR2 receptors. Biomolecular major aspects of adiponectin, the mechanism of action, its genomic, levels and actions in other tissues such as cardiomyocytes and endothelial described. This review aims to highlight new evidence about the basic actions of adiponectin and the second part the clinical and therapeutic implications are discussed.

Keywords: adiponectin, adipokines, fat, physiological effects of adiponectin, clinical aspects of adiponectin.

Introducción 

En los últimos años la preconcepción acerca del tejido adiposo, como un tejido de baja actividad metabólica y una pobre participación en la regulación del metabolismo corporal ha cambiado radicalmente, reconociendo en este momento el papel crucial que juega dicho tejido en el metabolismo energético en particular y en la regulación del metabolismo global del cuerpo en general1. Es así, como en la actualidad se conocen una gran cantidad de productos de secreción de dicho tejido, con actividad en el metabolismo de glucosa, lípidos y modulación del metabolismo energético; a dichas sustancias se les ha denominado adipocitoquinas/adipoquinas2.

El tejido adiposo no es solo un depósito de almacenamiento de energía sino que tiene una serie de funciones complejas en toda la economía. Su comunicación con otros sistemas biológicos está acoplada a la expresión de varios mediadores llamados adipoquinas o adipocitoquinas. Este grupo incluye: adiponectina, leptina, resistina, interleuquina 6 (IL-6), factor de necrosis tumoral alfa (TNF y el inhibidor del activador de plasminogeno-1 (PAI-1)1. La adiponectina es una proteína parecida a la del colágeno descubierta por Starling en 2001, producida por el adipocito durante su diferenciación2. Diferentes estudios posteriores demostraron el papel benéfico sobre los vasos arteriales considerándose como una molécula antiaterogénica3. En estas condiciones, a la adiponectina se le han encontrado una serie de funciones que incluyen: modificación en la expresión de moléculas de adhesión endotelial; inhibición en la proliferación de músculo liso en los vasos arteriales4; y regulación de la homeostasis de los hidratos de carbono (vía resistencia a la insulina)5, lípidos y su correlación con la enfermedad cardiovascular (CVD), demostrándose su efecto protector. Por otra parte, en los casos de hipoadiponectinemia se demostró su relación con dislipidemia, síndrome metabólico6, hipertensión, enfermedad coronaria y enfermedad vascular periférica2.

Desde su descubrimiento diferentes grupos de investigación experimentales y clínicos evidencian una correlación negativa entre los niveles circulantes de adiponectina y la resistencia a la insulina. Se ha observado niveles disminuidos o bajos de adiponectina en diferentes estados patológicos relacionados con la resistencia a la insulina como la obesidad, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial y síndrome metabólico. Se desconoce si los niveles bajos de adiponectina son de origen etiológico o son una consecuencia de la entidad de base3.

Esta revisión tiene como objetivo describir los principales eventos básicos moleculares y genéticos de la adiponectina y en la segunda parte el papel que juega esta adipocitoquina en diferentes patologías clínicas y su futuro terapéutico.


* MD. MSc. Profesor Titular. Universidad Nacional de Colombia. Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales.
** MD. MSc. Genetista. Universidad Nacional de Colombia. Profesor de la Universidad del Rosario. Temario: Primera parte.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!