Editorialista Invitado, Bienvenida Presidencia

Al fundarse la Asociación Colombiana de Menopausia en el año de 1994, en la capital de la República, todos los fundadores estuvimos de acuerdo por unanimidad, que su primer presidente debía ser el doctor William Onatra Herrera, puesto que era él quien había enarbolado la bandera de esta causa, y empuñada con manos firmes, emprendió la tarea de difundirla por todo el ámbito nacional.

Recuerdo muy bien que al momento de hacer las nominaciones para la constitución de la junta directiva, una voz desconocida se dejó oír por allá desde las sillas traseras, para hacer la propuesta de una persona que si bien tenía méritos para ser el primer presidente, no estaban estos por encima de los tantos que tenía William; después de una corta discusión e intercambio de ideas, finalmente se impuso la lógica, el doctor Onatra candidato único, procediendo seguidamente la asamblea a su elección como presidente de la que sería en adelante, la Asociación Colombiana de Menopausia.

William como lo hemos dejado sentado en el libro Historia de la Asociación Colombiana de Menopausia, presidió a la Asociación desde su fundación el 3 de marzo de 1994 hasta el año de 1999, fueron cinco años seguidos por convenio tácito de todos los miembros, permitiendo con esto que terminara su trabajo de organización y consolidación de la institución.

Los preliminares a la fundación de la Asociación, en realidad fue algo que requirió de un trabajo ordenado, constante, que se hizo posible porque quienes lo iniciamos, lo emprendimos con mística, con entusiasmo y tesón, sin desmayar un solo instante, pues como antes lo he dicho, teníamos a la cabeza un capitán que con pie firme sobre la proa de la nave, agitaba con fuerza cada vez más nuestra insignia con la mira puesta hacia el puerto a donde queríamos llegar, así, de puerto en puerto fueron uniéndose líderes de la causa como en efecto lo hicieron: Francisco Pardo, Jaime Urdinola, Roberto Jaramillo, Gabriel Acuña(+) nuestro inolvidable GAD, en Bogotá; Fabio Sánchez y su tropa en Medellín, Julio Faciolince, Jaime Barrios, Álvaro Monterrosa, en Cartagena, Gustavo Gómez en Cali, Jaime Machicado en Cúcuta, Hermes Jaimes en Bucaramanga pues como antes se ha dicho, acá en Barranquilla ya militaban con Edgar Meza (+) y yo, Magali Valera, Betty López, Marta Rita de la Hoz y Guillermo Acosta.

Cuando ya se consideró que era tiempo para el relevo, debo recordarlo, todo el mundo pensó que la segunda presidencia debía recaer en un miembro de la Asociación del Atlántico, por muchas razones entre otras y quizá la de más peso, que esta había sido la primera Asociación de Menopausia fundada en Colombia dos años antes, septiembre 28 de 1992.

Sea el momento para comunicarlo con toda la claridad del caso y para que no quede duda ninguna, puesto que la historia no se puede cambiar, que la propuesta nos fue hecha a los dos miembros que para la fecha éramos la cabeza visible en el Atlántico, concretamente en la ciudad de Barranquilla, Edgar Meza y yo. Lo que es más, un aspirante con sobrados méritos para reemplazar a William, tuvo la delicadeza de llamarme antes de postularse, para preguntarme si yo aspiraba, porque de hacerlo, él no lo haría, le agradecí su gentileza y le respondí que eso no estaba en mis planes, por supuesto la respuesta fue no.

Pues bien, hoy después de cumplir nuestra Asociación diecisiete años de su fundación, se le ha dado el alto honor de presidirla a un miembro del capítulo del Atlántico, la doctora Martha Marrugo Flórez, –honor al mérito lo podemos llamar– pues, si en aquella ocasión no lo pudimos aceptar por cuestiones de salud, la persona sobre la cual ha recaído la responsabilidad es por demás, de reconocida trayectoria y prestancia en el campo de la especialidad, de formación y preparación científicas, profesora universitaria de nuestra Universidad del Norte que se ha destacado en el ámbito no solo regional y nacional, sino que también, en lo internacional con vínculos que ha obtenido mediante los estudios científicos, en los cuales ha participado y que han sido publicados en revistas de reconocido prestigio mundial, además, la doctora Martha Marrugo Flórez, hay que reconocerlo, es una mujer inquieta, inteligente, decidida y capaz, que sabe lo que quiere y además tiene metas definidas por las cuales lucha con perseverancia y tenacidad, démosle pues la bienvenida a la presidencia de la Asociación Colombiana de Menopausia a nuestro Capítulo del Atlántico, pues ya era hora, felicitemos a la doctora Marrugo por este logro y brindémosle todo el apoyo que su cargo requiere.

Israel Díaz Rodríguez. M.D.
[email protected]

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!