Editorial, Aires de Cambio en la Sociedad Colombiana de Menopausia

Papel de los Estrógenos

Marzo, el mes de la mujer, ha traído a la Asociación Colombiana de Menopausia realizaciones, cambios y buenas sorpresas, y coincidencialmente muy relacionadas con el género femenino.

Comenzando con realizaciones, acabamos de asistir al Congreso Colombiano de Menopausia en la ciudad de Medellín, presidido por una mujer: la doctora Beatriz Sierra. Y a decir verdad, fue una grata sorpresa por la preparación con anticipación del programa científico y lúdico del Congreso que un año antes ya se sabía cómo iba a ser. Bien diseñado, con una dosis equilibrada de temas, con énfasis en el tema de envejecimiento como tópico diferente de la menopausia y con la participación de una plantilla de profesores nacionales y extranjeros, que en general no desentonaron con la labor realizada por los organizadores. Además de la seriedad y profundidad de la parte académica, la mano femenina se vio en los detalles, las atenciones, la generosidad y la elegancia. Una cena de inauguración muy bien servida para todos los asistentes –por primera vez en los congresos donde siempre se hacía un coctel–, precedida de un acto protocolario corto en palabras –eso sí raro en el género– con una presentación de un ballet de Antioquia de mucha categoría, clase y alegría. Luego de la cena de profesores, se completó la parte lúdica en un Museo de Botero donde se conoció la historia del maestro y se aprendió de su técnica, su vida artística y su generosidad con su pueblo de origen.

Otra actividad donde el género estuvo recargado hacia los estrógenos fue la asamblea de la Asociación donde se nominaron tres mujeres para la presidencia de la Asociación y una no aceptó.

Dos se la disputaron en franca lid. De ella salió la flamante nueva y primera presidenta de la Asociación, la barranquillera –además– doctora Martha Marrugo, quien acompañada de su inseparable Alfredo Gómez ex fiscal y ahora vocal de la sociedad, presentó su plan de trabajo, que inmediatamente comenzó a ejecutar, después de su posesión como presidenta.

Todo sucedió con la aparición del doctor Andrea Genazanni –conferencista invitado de lujo y presidente del Congreso Mundial de Menopausia– quien hizo una personal invitación para que la Asociación, en representación de la menopausia colombiana, se hiciera presente con un simposio en la Ciudad Eterna en el marco de la celebración del Congreso Mundial de Menopausia a realizarse en junio próximo. Inmediatamente la doctora Marrugo procedió a organizar el simposio que ahora es una realidad si las ponencias que se mandaron son aceptadas. Esta es la segunda vez que la Asociación participa en una actividad como ésta; la anterior fue en la presidencia del doctor Hoover Canaval, en el Congreso Mundial de Madrid.

El comienzo de la gestión de la nueva presidenta es bueno, pero el reto en adelante es muy grande. La Asociación ha entrado en los últimos años en un estado comatoso, con falta de progreso, no se ha logrado cambiar parte estancada de los estatutos, no se han podido implementar acciones que logren financiar mejor la asociación, no se ha logrado convencer a los miembros de aumentar el rango de los posibles integrantes de Asociación, no se ha logrado aumentar el número de socios, no se ha logrado copiar lo que hacen otras asociaciones de éxito.

La terapia hormonal está renaciendo de la cenizas que como el Ave Fénix, después de la debacle causada por los estudios famosos del WHI y HERS, después de analizar los errores cometidos en el diseño, análisis y conclusiones de los mismos, en todos los últimos escenarios académicos y científicos que hemos asistido, se presentan evidencias del beneficio de los estrógenos en la mujer peri menopáusica cundo se usan de manera individualizada.

Esperemos que con el renacer de los estrógenos para la mujer peri y postmenopáusica y de la mano del género femenino, la Asociación supere las aguas tormentosas por donde se ha movido últimamente y llegue a puerto seguro.

Ah, el próximo Congreso Nacional de la Especialidad será en Bogotá. Buena noticia.

Gustavo Gómez Tabares
Editor y Jefe

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!