Editorial: Heraldo Médico

IDRIS LONDOÑO RESTREPO, M. D.
Presidente de la FMC

Mucha tela se ha cortado sobre nuestro imperfecto sistema de seguridad social. Las opiniones de legos y expertos alrededor de su funcionamiento son diversas y varían según el tipo de vinculo que estos tienen con el sistema.

Sin embargo todos comparten la opinión de que se necesitan reformas, pues la inequidad e injusticia que se hacen cada vez mas evidentes en el sistema no permiten su funcionamiento, considerando los principios rectores de este.

La deficiente calidad en la prestación de los servicios médicos, la mala utilización de los recursos destinados a cubrir las necesidades de servicios de salud para los pobres del país. Las utilidades desmedidas de algunos de los intermediarios dentro del sistema, la postergación y las trabas en el acceso a los servicios, son solo algunas de las fallas mas prominentes.

Hay mas: las limitaciones terapéuticas impuestas con intereses economicistas, las pensiones generosas a sectores privilegiados, el subsidio a la atención de los más pudientes, las ridículas pretensiones de algunos pacientes y sus abogados. El ejercicio de la medicina siguiendo parámetros de única y exclusiva sumisión a los intermediarios y a los pacientes. Son hechos ilegalmente aplicados que se han convertido en directriz y exigencia para práctica diaria de la atención médica en el sistema.

A otro nivel, la falta de control por la Superintendencia Nacional de Salud y la Superintendencia Bancaria. La comercialización y venta de servicios de seguridad social como si fueran productos perecederos.

La manipulación de la ley por los intermediarios con el fin de postergar cualquier cosa y así poder manejar rendimientos financieros y flujos de caja y la diferencia en la prestación de servicios.

Para diferente tipo de calamidades que hace más beneficiosa para el paciente y más costosa para el intermediario los eventos de origen profesional. Demuestran el fin lucrativo primordial de los intermediarios y la poca voluntad política del gobierno para hacer cumplir la ley.

Las manipulaciones de Gobiernos, ya reconocidos como de corte “neoliberal”. Para privatizar por completo la seguridad social sin importar las consecuencias que acarrearán la quiebra del Seguro Social. La desprotección de quienes han tenido la osadía de invertir en prestación de servicios de salud, que favorece a los intermediarios financieros. El manejo despreocupado de quienes administran las instituciones prestadoras de servicios justificando su gestión en mantener flujos de caja que permitan el pago de algunas de las obligaciones y faciliten el endeudamiento con otros (o con los mismos intermediarios financieros).

La escasa posibilidad de educación y actualización médica adecuada dentro del sistema esgrimiendo siempre como bandera la racionalización de los costos. La explotación casi esclavista que se está haciendo a los profesionales que trabajan en la prestación de servicios asistenciales. La violación sistemática de los mas mínimos principios de ética medica, como la confidencialidad y la libre escogencia de médico. Son solo algunos de los “inconvenientes” que afectan al sistema.

Como dice la ley de Murphy:

Toda situación, por mala que sea, tiene posibilidad de empeorar. Ahora, al SISTEMA GENERAL DE SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD le sale otra pata que apenas empieza a conocer la luz pública y que ya habíamos planteado anteriormente:

Adicional a los gastos administrativos y de funcionamiento que consumen cifras cercanas al 30% de los ingresos del sistema. Quienes manejan las cifras del sistema sabrán con exactitud cuánto es esto. Y si allí se incluyen la liquidación de comisiones que se otorgan entre los intermediarios que permiten jugosas ganancias y mas cuando estos tienen relaciones patrimoniales entre si.

Más esos no son los únicos problemas que hoy queremos esbozar.

Lea TambiénCarta Abierta: Excelentísimo Señor Doctor Álvaro Uribe Vélez Presidente de la República de Colombia, Palacio de Nariño

El tema es mas álgico y se puede dibujar con base en los siguientes interrogantes:

¿SON LOS DINEROS DE LA SEGURIDAD SOCIAL DINEROS PÚBLICOS O PRIVADOS?
¿SI SON PÚBLICOS, DE MANEJO DELEGADO A INTERMEDIARIOS PARTICULARES, LOS PATRIMONIOS, ACTIVOS MUEBLES E INMUEBLES QUE CON ELLOS SE CONSIGUEN SON DE PROPIEDAD DEL INTERMEDIARIO O DEL SISTEMA?
¿CUANDO ESTOS PATRIMONIOS SE NEGOCIAN O SE VENDEN, LOS DINEROS FRUTO DE ESAS TRANSACCIONES ENTRAN A ENGROSAR LAS ARCAS DEL SISTEMA O DEL INTERMEDIARIO Y SUS PROPIETARIOS ?
¿PUEDEN DISPONER LOS INTERMEDIARIOS DE LA INFRAESTRUCTURA DEL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL COMO LO DESEEN?
Ver más Revistas de Heraldo Médico, CLICK AQUÍ

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!