Estrés Laboral en Profesionales en Enfermería, Método

Área Asistencial en Enfermería

Como forma de aproximación meto­dológica se utilizó un diseño cualita­tivo de tipo descriptivo. Participaron en forma voluntaria enfermeras que se desempeñan en el Área Asistencial en Enfermería en instituciones de tercer y cuarto ni­vel de atención. El criterio de elección para optar por este tipo de estudio está asociado con la necesidad de recono­cer. A partir de lo expresado, los co­nocimientos y prácticas de autocui­dado relacionadas con el manejo del estrés laboral.

La conexión con la in­vestigación se realizó mediante la es­trategia de bola de nieve, teniendo como criterio que las participantes laboraran en uno de los servicios y turnos identificado como estresante. Desde la revisión teórica y corrobora­dos en el sondeo previo realizado como parte de la indagación inicial que soporta la investigación: Unidad de Cuidados Intensivos, Urgencias, Medicina Interna, Salas de Cirugía, en los turnos de la mañana y tarde re­conocidos desde las mismas fuentes los más estresantes.

La recolección de información se rea­lizó a través de entrevistas individua­les en profundidad, orientadas hacia las categorías a priori: estrés laboral (conocimientos, prácticas) y autocui­dado. Para su construcción se realizó un ejercicio formativo con el grupo de estudiantes en el que se desarro­llaron ciclos de entrevistas. En el gru­po con estructura flexible a partir de las que se identificaron los niveles de indagación vinculados a las categorías establecidas. Posibilitando la construc­ción de un esquema de entrevista en el que independientemente del entre­vistador se abordaran los mismos ejes temáticos.

Un primer contacto con el entrevista­do tuvo como propósito informar acer­ca del objetivo, la forma de realiza­ción y el manejo del material docu­mental y obtener el consentimiento informado de manera verbal. Se acla­raron dudas, se identificaron expec­tativas y se concretaron los momentos de encuentro.

Requerimientos éticos para el desarrollo de la investigación en Área Asistencial en Enfermería

Dando así cumplimen­to a los requerimientos éticos para el desarrollo de la investigación. La rea­lización de cada entrevista estuvo com­plementada por el diligenciamiento del registro de observación que da cuen­ta de las impresiones del entrevistador y se deja evidencia de los aspectos que es necesario ampliar. El material fue grabado y trascrito en su totalidad.

Para el análisis se realizó la codifica­ción de todas las entrevistas en un sis­tema alfa numérico que relacionaba la inicial del entrevistador, número de entrevista y número de respuesta. A medida que se avanzó en el proceso de análisis se identificaron los conte­nidos correspondientes a cada cate­goría y se generó una base de datos, que sirvió de matriz de vaciamiento de la información. Como unidad de análisis se tomó la respuesta comple­ta con el objetivo de mantener el con­texto de la misma y en caso de que la respuesta aplicara en varias categorías se resaltaba la parte que hacía alusión al tema específico.

El análisis de la información de cada categoría, por entrevista se realizó pri­mero de manera individual, al momen­to de la transcripción. Posteriormen­te en binas, con el propósito de vali­dar la categorización individual y pos­teriormente en grupo. En cuatro de los casos fue necesario contactar a las en­trevistadas con miras a ampliar infor­mación.

Resultados

El relato de la descripción socio de­mográfica de las participantes tiene como propósito acercar al lector a la “realidad” de las entrevistadas, es po­sible y deseable que se develen con­tenidos entre líneas, a partir de su aná­lisis.

Las 11 participantes tienen edades com­prendidas entre los 25 y 40 años, mu­jeres en edad productiva, que se ubi­can en la etapa de desarrollo. Descri­ta por Erikson como adulto joven, en la que según el autor, el interés se cen­tra en la consolidación del rol laboral, el proyecto de vida y la conformación de pareja. La descripción que realizan las participantes muestran otra reali­dad.

Refieren que les gustaría cambiar su área de desempeño, argumentando diferentes causas: “cambiar… tener una vida organizada, de pronto es­tudiar algo nada que ver con la sa­lud” (N1P1), “por eso hice el post­grado en algo que no tuviera que ver con lo clínico pero aquí terminé” (F3P4).

Nueve de las participantes son solteras: dos tienen una relación de pareja que califican como estable. “es una relación en la que cada uno tie­ne su vida independiente… ni idea en que va a terminar”(L2P7), cinco viven solas, las dos restantes expre­san que esperan consolidar su pro­yecto de vida, antes de pensar en pa­reja. Una es casada, tiene una hija y convive con su pareja, la otra está divorciada, tiene un hijo.

Es posible inferir que el proceso de consolida­ción de pareja dista de ser un logro en este grupo y al parecer tampoco se identifica como prioridad.

Vinculo con sus familias en  Área Asistencial en Enfermería

En contraste se identifica como ele­mento común, que todas las partici­pantes mantienen un fuerte vinculo con sus familias de origen. Refieren “pues es que uno siendo enfermera es como la llamada al 123…”, ”nada como salir de turno y llegar a donde la mamá” (N1P16), “de las 10 llama­das de mi celular al día 7 son a mis papas o de ellos” (F2P6) “Ellos escu­chan, uno cuenta y cuenta cosas …”(L1P5), “Yo no vivo con ellos por pura decencia, a esta edad…, pero todos los días voy y los fines de semana, el día libre, a que me consientan” (F1P8).

Egresadas de las Universidades Pon­tificia Universidad Javeriana, Funda­ción Universitaria del Área Andina, Uni­versidad Nacional de Colombia, Uni­versidad de Cundinamarca, Funda­ción Universitaria Ciencias de la Salud (FUCS), de las promociones de 1993-2004, solo dos hace más de diez años.

Actualmente se desempeñan, priori­tariamente en el Área Asistencial en Enfermería, en instituciones públicas y privadas de III y IV nivel de Bogotá. Con un ran­go de experiencia profesional entre los 3 y 15 años.

De ellas, cuatro laboran actualmente en servicios de Cirugía, tres en las Unidades de Cuidado Intensivo, dos en servicios de Medicina Interna y dos en Urgencias. Con una permanencia, promedio en el servicio de 2 a 6 años, a pesar del cambio de institución. Lo cual evidencia una tendencia en la práctica a la especialización en un servicio: “aprender la rutina de cada servicio no es fácil… uno cree que es lo mismo pero no” (N2P9), “a mí me gusta mi servicio y cuando me cam­bian o me piden un reemplazo me siento perdida… no es que no se pue­da hacer las cosas bien, es que uno aprende a manejar a todo su perso­nal” (F2P10).

Lea También: Factores Generadores y Desencadenantes de Estrés en Enfermería

En la formación en posgrado se iden­tifica que dos realizaron Especializa­ción en Cuidado Intensivo, dos en Ge­rencia en Salud:

Una en Salud Ocu­pacional, una en Nefrología, una en Epidemiología y una con Maestría en Cardiología. Todas realizadas en el pe­riodo de 1 a 2 años de egreso, situa­ción que junto con lo expresado en las entrevistas permite deducir un fuer­te interés. En ese momento por la con­solidación del rol laboral, que se pier­de paulatinamente en la medida en que no son claras las ventajas labora­les que se generan. Dos de ellas se desempeñan en su Área Asistencial en Enfermería de formación posgradual: cuidado intensivo.

Es relevante anotar, que estos proce­sos se iniciaron en la mayoría de las participantes previo a incorporarse de lleno en el Área Asistencial en Enfermería: “hice el pos­grado para saber más y sentirme más segura al momento de emplearme… recién había terminado el rural” (LJ1P6). Siendo la principal razón para su realización acceder a un mejor car­go y complementar en el ámbito de la docencia: “A mi me gusta enseñar y para eso se necesita actualización más allá de lo técnico”. (F1P10).

Al parecer una vez se logra estabili­dad laboral, se pierde interés y moti­vación por este tipo de formación “una vez que uno se mete de cabeza en esto ya no queda tiempo ni ganas” (N1P12), “aquí le dan a uno capacitaciones y seminarios de lo que se necesita”(L1P13) “yo si quisiera estudiar pero como pintura… algo que relaje, cero estrés” (F1P11).

Permanencia en los ser­vicios

El tiempo de permanencia en los ser­vicios permite inferir un conocimien­to y ajuste a las actividades propias del mismo. La fuerte relación con sus familias de origen y las herramientas cognitivas derivadas de la formación posgradual. Son aspectos que a la luz de los estudios reseñados en la inves­tigación se constituyen en factores pro­tectores frente al manejo del estrés la­boral. Que contrastan con la baja mo­tivación relacionada con procesos de formación continua y la aparente re­sistencia al cambio. Expresada como dificultad de adaptación al cambio de rutina. Asociaciones que se espera sean verificadas en estudios posteriores so­bre el tema.

Hallazgos por categoría

La totalidad de las participantes iden­tifica el estrés laboral como una alte­ración del bienestar derivada de las condiciones de trabajo, cuyas conse­cuencias afectan la vida en general.

Identifican el estrés positivo y nega­tivo en el nivel de conocimientos “El estrés debe ser positivo por que cuan­do tiene estrés es cuando se puede realizar esa mano de actividades que deberían ser rutinarias o estar. Dentro del estilo de vida pero que muchas veces no lo hacemos o no tenemos la presión para hacerlo” (LJ3P20). Desde su experiencia hacen mención, prio­ritariamente al negativo, de tal mane­ra que las inferencias que se extraigan de los hallazgos aplicarán solo para el estrés en su connotación negati­va.

“No, para mí el estrés es lo mismo, que tiene de positivo el estrés o que tiene de negativo, es un solo estado, tú estás estresado y punto.

Yo no puedo darle un valor al estrés, es como decir que hay envidia de la buena y envidia de la mala, no, hay envidia y punto” (LJ4P9).

Ver más Revistas de Enfermería, CLICK AQUÍ

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!