Editorial: Profesionalismo en Enfermería

Professionalism in nursing

Siempre preocupado y admirado por el papel prepon­derante de la enfermera en el cuidado del paciente, papel que con los grandes y rápidos avances de la cien­cia y la tecnología biomédicas se hace día a día más tras­cendente, veo el profesionalismo en la enfermería como el factor que determina en mayor medida la calidad de la atención en el medio hospitalario.

¿Qué es el profesionalismo en enfermería? Los términos “profesión” y “profesionalismo” se refieren a un grupo ca­racterizado por una moral interna, constituido por las pro­fesiones de la salud, principalmente la medicina y la enfer­mería, que, en un contexto de moralidad fiduciaria, tienen como primer objetivo el servicio a la sociedad.(1) En efecto, la enfermería, como la medicina, significa una vocación, una empresa moral, intensamente moral, por cuanto su único propósito es el bien del paciente y de la sociedad. Esto sig­nifica que la ética y el profesionalismo constituyen el fun­damento de su actividad, y que estas profesiones actúan en la sociedad como una comunidad moral.(2)

Muchas y variadas son las definiciones de profesionalismo. En la Comisión de Salud de la Academia Nacional de Me­dicina de Colombia se define el profesionalismo, de acuer­do con Cruess y col.,(3) en términos de cuatro grandes do­minios o componentes fundamentales:

1. Conocimiento especializado, o sea erudición y sa­biduría en fisiopatología y, en general, en las ciencias biomédicas.

2. Autonomía intelectual en la toma de decisiones, que en el caso específico de la medicina constituye la esen­cia del acto médico, y en el de la enfermería la del pro­ceso de enfermería.

3. Compromiso de servicio a la sociedad, en el con­texto ético, moral y deontológico de la profesión, que, en el caso de la enfermería, fueron definidos en forma perdurable por Florence Nightingale (1820-1910).

4. Autorregulación, que diferencia a las profesiones de los oficios.

La enfermería, como la medicina, es una actividad intelec­tual. Como tal, posee una aseveración teórica, que es el co­nocimiento especializado, y una metodología procedimental, que es la manera como aplica el conocimiento al mane­jo del paciente. La metodología procedimental en enferme­ría es el conjunto de procesos de cuidado al paciente.

El trabajo continuo y las demandas y exigencias tan seve­ras que enfrenta la enfermera pueden llevar a que con el paso del tiempo ella se ocupe más de lo segundo, de la metodología y los procesos, descuidando la parte intelec­tual. Se corre entonces el peligro de perder el profesiona­lismo, porque al perder el componente intelectual, la en­fermera no se diferenciaría de una auxiliar.

Pero estudios también han demostrado que la estructura organizacional del hospital puede entrar en conflicto con la habilidad de la enfermera para actuar en el campo pro­fesional, aunque también las características personales de la enfermera pueden influir.(4) El profesionalismo es el factor que más pesa en fijar el estatus de la enfermera tanto en el medio hospitalario como en la sociedad.

N. Ahmed, PhD, en un reciente e interesante artículo, de­fine así el profesionalismo: “El profesionalismo es una vo­cación que requiere conocimiento especializado y una larga y extensa preparación académica.”(5)

La enfermera profesional debe mantener sólido y actuali­zado su conocimiento, es decir, basar su trabajo en la teo­ría, y debe estar dispuesta a la rendición de cuentas, o sea a la evaluación de su trabajo en términos de conocimien­to y competencia, lo cual implica estudio vitalicio y edu­cación continuada. Como expresión de su actividad inte­lectual, la enfermera profesional debe investigar y publicar. La enfermera profesional toma decisiones en forma inde­pendiente en el contexto y el marco de su ejercicio.(6)

La enfermería profesional es la actividad más generosa, más noble y más humanitaria de las actividades humanas.

Referencias bibliográficas

1. Langley GR. Ethics, professionalism and the Royal College. Royal College Outlook, Issue 1, Volume 1, Spring 2004.
2. Patiño Restrepo JF. El profesionalismo médico. Rev Colomb Cir 2004; 19:144-50.
3. Cruess RL, Cruess SR, Johnston SE. Professionalism and medicine´s social contract. J Bone Joint Surg 2000;82-A:1189-94.
4. Manojlovich M, Ketefian S. The effects of organizational culture on nursing professionalism: Implications for health resource planning. Can J Nurs Res 2002;33:15-34.
5. Ahmed N. Professionalism in nursing. Nursing and Medicine, May 10, 2009. Disponible en: www.nurse-ocha.com/…/professionalism-in-nursing-by-dr-noral
6. Porterville College. Nursing Professionalism. Porterville, California. Consultado en abril 2010 en: www.portervillecollege.edu/ferozali/…/PROFESSIONALISM.pdf


José Félix Patiño Restrepo, MD, FACS (Hon). Jefe Honorario, De-partamento de Cirugía Fundación Santa Fe de Bogotá.
Profesor Titular, Universidad de los Andes
Correspondencia: [email protected]
Recibido: febrero de 2011
Aceptado: febrero de 2011

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!