Citoquinas en Reproducción

Se presenta una revisión de la literatura sobre el papel de las citoquinas en diferentes eventos de la reproducción como la ovulación, la luteinización, la menstruación y la implantación. Se hace particular énfasis en las interacciones neuroinmunoendocrinas a través del eje hipotálamo-hipófisis-ovario y la interacción recíproca de las hormonas y las citoquinas. Además se resalta la importancia de los factores de crecimiento en el desarrollo de la unidad fetoplacentaria.

Abstract

This article presents a literature review on the role of cytokines in different reproductive events such as ovulation, luteinization, menstruation and implantation. Particularly, the neuroinmunoendocrine interaction mediated throughout hypothalamus-hypophysis-ovary axis and the reciprocal interaction of cytokines and hormones, the relevance of growth factors in the development of the fetoplacental unit highlighted.

Julio César Bueno S, MD1
Angela P. Cadavid J, MD, 2
1. Investigador Joven Colciencias
Universidad de Caldas – Universidad de Antioquia.
2. Msc, Dr. Sci. Profesora Departamento Microbiología y Parasitología.
Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia.
Programa de Reproducción – BIOGENESIS
Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia
A..A. 1226 Medellín – Colombia
e-mail: [email protected]
Solicitud de reimpresos;
Julio César Bueno, Laboratorio de Genética y
Reproducción Carrera 51D # 62-29
Medellín – Colombia

Introducción

Las citoquinas se reconocieron, en un principio, como mensajeros intercelulares propios del sistema inmune; pero, posteriormente se observó que muchas de las otras células producían estos factores en su microambiente y que las citoquinas tenían otras actividades adicionales a las del sistema inmune. Las citoquinas tienen funciones intracrinas, paracrinas, autocrinas y endocrinas, lo que permite establecer una conexión, a través de estos mediadores, entre los diferentes sistemas del organismo.

El concepto de la existencia de un vínculo entre el sistema inmune y el tracto reproductivo surgió desde 1898, cuando Calzonari reportó que el timo de conejos castrados que no habían alcanzado aún su madurez sexual, era más grande que el de sus controles (1). Evidencias como: la expresión diferencial de la respuesta inmune en ambos géneros, los cambios durante el embarazo, la gonadectomía, el reemplazo hormonal y la presencia de receptores de hormonas esteroides en las células del sistema inmune, le han dado más fuerza a la idea de interacción neuroinmunoendocrina. La red de citoquinas hace parte de estas interacciones y participa del funcionamiento normal del endometrio, así como de los procesos de ovulación y de implantación embrionaria (2).

Acción de las Citoquinas sobre el Eje Hipotálamo-Hipofisis-Ovario

La interleuquina-1 (L-1) es una de las citoquinas más estudiadas en el sistema nervioso central; presenta dos variedades distintas, pero relacionadas entre si, llamadas IL-1a e IL-1b que tiene un 26 % de homología, se unen al mismo receptor y median acciones similares. A esta citoquina, al igual que a la interleuquina -6 (IL-6) y al factor de necrosis tumoral alfa (TNF-a) se le han descrito actividades pirógenas en el hipotálamo y se piensa que éstas sean las responsables de la elevación de la temperatura corporal (entre 0.2 y 0.6 ºC) en el período post-ovulatorio inmediato. Rutanen y cols. describieron un incremento en los niveles séricos de IL-6 y de TNF-a en dos mujeres que presentaron aumento de la temperatura corporal a 40ºC en la fase luteal media del ciclo menstrual. Pero, cuando se les administró el antiprogestágeno Mefiprestone®, en la fase luteal, no se presentó en ellas este aumento de la temperatura (3).

De otro lado, la IL-1, el TNF-a y la interferón gamma (TFN-g) regulan la secreción de hormonas hipofisiarias como la hormona estimulante de la tiroides (TSH), la hormona de crecimiento (GH), la prolactina (PRL), la hormona luteinizante (LH) y la hormona estimulante de los folículos ováricos (FSH). Al igual que la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), el TNF-a y la IL-1b inducen significativamente la liberación de FSH, LH y PRL en células hipofisiarias de rata, estas hormonas son importantes en el desarrollo folicular, en la posterior formación del cuerpo lúteo y la secreción de las hormonas esteroideas ováricas (estrógenos y progesterona) (1). La IL-1 también es capaz de inhibir el pico de LH (que es a su vez introducido por los estrógenos) y estimular positivamente la liberación de las hormonas adenocorticotrópica (ACTH), la GH y la TSH (4).

Los estrógenos y la progesterona pueden inducir la secreción de IL-1 por los macrófagos, su principal célula productora en el sistema inmune, pero aún no es claro si este efecto ocurre también en los macrófagos cerebrales. Esta producción explicaría, parcialmente, el mecanismo de retroalimentación en la liberación de hormonas hipofisiarias e hipotálamicas mediado por los estrógenos (5).

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!