Deficiencia de Yodo: Definición de los DDY y su impacto en la salud y en la población

La deficiencia de yodo surge cuando la ingesta de yodo se encuentra por debajo de los niveles recomendados; el término DDY hace alusión a todas las consecuencias de la deficiencia de yodo en una población, y que pueden ser prevenidas asegurando la ingesta adecuada del mismo (18,19). La OMS-UNICEF-ICCIDD, recomiendan una ingesta diaria adecuada de yodo, ésta recomendación se realiza con el propósito de reducir al máximo en la población los DDY (ver Tabla 2).

Recomendaciones de ingesta diaria de yodo

El rango de los desórdenes causados bien sea por deficiencia o por ingesta excesiva de yodo –al medirlos bien sea por medio de la mediana de yoduria o por el rango de la concentración de yoduria- abarca desde el valor

Nutrición de yodo en la población

No hay información acerca del aporte nutricional de yodo en las mujeres embarazadas y lactando en la tabla de evaluación de la ONU. *El término en exceso significa que excede a la cantidad requerida para prevenir y controlar el déficit de yodo. **En mujeres lactando, los números para la mediana de la yoduria.

Las consecuencias de la deficiencia de yodo en la salud y en la comunidad pueden ser desastrosas e irreversibles, la OMS considera que la carencia nutricional de yodo es la principal causa prevenible en el mundo de lesión cerebral –tanto del feto como del lactante-, así como del retraso en el desarrollo psicomotor en los niños; no obstante, las consecuencias van más allá de las alteraciones cerebrales, como se muestra en la tabla 4 (20, 21).
Consecuencias en salud de la deficiencia de yodo

La OMS-UNICEF-ICCIDD describen varios indicadores que se utilizan en el monitoreo y evaluación de los programas para el control de los DDY, esos indicadores se dividen en tres grupos principales (18,22):

1. Indicadores de proceso: Son los indicadores de monitorear y evaluar los procesos de yodación de la sal; dichos indicadores reflejan elmonitoreo del contenido de yodo en la sal en el sitio de producción/importación y a nivel de los hogares, y en algunas instancias evalúan los niveles cuando se dispone en ventas al por menor ó al por mayor.

2. Indicadores de impacto: Valoran el estado de yodo, monitorean y evalúan el impacto de la yodación de la sal en la población (por ejemplo, por medio de la yoduria y la determinación de bocio por medio de la palpación o por ultrasonografía, entre otros).

3. Indicadores de sostenibilidad: Evalúan si la deficiencia de yodo se ha eliminado de manera exitosa, y valoran si se puede sostener y mantener para las próximas décadas, lo anterior determina la necesidad de medir la mediana de yoduria en la población, y la disponibilidad de yodar adecuadamente la sal que se consume en los hogares –junto con otros indicadores que evidencien la sostenibilidad-.

El yodo está presente en la superficie de la tierra en cantidades muy pequeñas, y se conoce como un elemento traza; una característica interesante es que se distingue de otros elementos traza en su movilidad en el medioambiente, dicha característica es un componente crítico en el manejo de desechos radioactivos, ya que el yodo radioactivo es un subproducto de la industria nuclear y existe una importante preocupación con relación a la contaminación medioambiental; gran parte del conocimiento actual del medioambiente geológico del yodo proviene de estudios de migración de radioisótopos de yodo (23,24). El yodo es un elemento no metálico, tiene como número atómico el
53, pertenece al grupo 17 en la tabla periódica, con una masa relativa de 126.904 y se considera el más pesado entre los halógenos que se encuentran en la naturaleza, su símbolo es el “I”; en condiciones normales se encuentra como un sólido negro, volátil y lustroso. La química del yodo, como la de los otros halógenos, se ve dominada por la facilidad con la que el átomo adquiere un electrón para formar el ion yoduro ( I- ) o un solo enlace covalente, y por la formación con elementos más electronegativos, de compuestos en que el estado de oxidación formal del yodo es +1, +3, +5 ó +7, aunque como el resto de los halógenos, puede formar un gran número de compuestos con otros elementos, pero en realidad es el menos reactivo de todo el grupo. El yodo es más electropositivo que los otros halógenos y sus propiedades se modulan por:

a) La debilidad relativa de los enlaces covalentes entre el yodo y elementos más electropositivos.
b) Por los tamaños grandes del átomo de yodo y del ion yoduro, lo cual reduce las entalpías de la red cristalina y de disolución de los yoduros, en tanto que incrementa la importancia de las fuerzas de van der Waals –que no es más que la fuerza atractiva o repulsiva entre moléculas (o entre partes de una misma molécula) distintas a aquellas debidas al enlace covalente o a la interacción electrostática de iones con otros o con moléculas neutras- en los compuestos del yodo.
c) Por la relativa facilidad con que se oxida éste.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!